Archivo categoría Arq. Sergio Solis

TENEMOS QUE ACEPTAR QUE TODO ES PASAJERO

Al parecer el ser humano por naturaleza está consciente de que tiene que morir, el problema es que sí sabemos que vamos a morir, pero no sabemos cuándo. Y lo curioso es que la gran mayoría de las personas vivimos y actuamos como si nunca nos fuéramos a morir y cuando nos llega la hora difícilmente queremos aceptar esa realidad.

Un sabio decía que tenemos que aceptar que todo es pasajero, que venimos al mundo con un fin ya que cada uno de nosotros tiene una misión que cumplir y dar lo mejor de nosotros mismos.

Tenemos que aceptar que nuestros papás no durarán para siempre, y que los hijos poco a poco escogerán sus caminos y seguirán ese camino sin nosotros, nos pasamos todo el tiempo educándolos y dándole las herramientas para que se forjen un buen futuro.

Alguien decía que los hijos los vemos como si estuviéramos construyendo un avión, les ponemos las mejores turbinas, el mejor motor, el mejor fuselaje, los mejores interiores, y las mejores alas, y cuando ellos se sienten que ya deben y pueden volar, les queremos cortar las alas para que no vuelen y se tengan que ir de nuestro lado. ¿Quién tiene sus papas?…

Tenemos que aceptar que todos nuestros bienes, pocos o muchos, son prestados y son fugaces, como nuestra existencia y aquí en la tierra. Aceptar que los bienes quedarán para uso de otras personas, aceptar que nada nos pertenece, que todo aquí es mortal; plantas, animales, etc.

Tenemos que aceptar nuestras facilidades, nuestros límites y nuestra condición de ser mortales, de ser efímeros, de ser pasajeros, que la vida continúa conmigo o sin mí, y que el mundo al poco tiempo nos olvidará.

Tenemos que aceptar todo esto y mucho más para dejar de sufrir, para lanzar fuera de nosotros nuestro orgullo, nuestra prepotencia, recapacitar en nuestro actuar con nuestros hermanos.

¿Cuánto tiempo nos queda de vida, como para vivirla sin ningún objetivo?, Se nos olvida que somos cristianos y que tenemos que vivir con el ejemplo que nos dio con su vida, muerte y resurrección Jesús.

Tenemos que vivir pensando en la vida eterna, este domingo es el tercer domingo de Cuaresma, aprovechemos esta Cuaresma para poder servirle a Él a través de nuestros hermanos, visitemos al enfermo, démosle de comer al que no tiene, agua el sediento, llevémosle la palabra al que no la conoce o tienen necesidad de ella, démosle paciencia al que nos la pide, respeto, afecto, trabajo, a todos los que están necesitados…

Nosotros le pediríamos a Dios y nos daría agua viva, nos daría la vida eterna: recordemos lo que nos dijo: “VENGAN BENDITOS DE MI PADRE”, PORQUE TUVE HAMBRE Y SED DE TANTAS COSAS Y USTEDES…

Sergio A. Solís Vergara

No hay Comentarios

VALOREMOS A NUESTROS ABUELITOS

La condición de la vida humana, conocida como tercera edad (vejez, senectud, personas mayores, adultos en plenitud…) se define no sólo por la edad biológica (60 años o más), sino principalmente por una experiencia caracterizada por el olvido y la exclusión, la soledad y el estorbo y el abandono, la improductividad, el abuso y maltrato familiar; todo lo anterior va unido a la pérdida de oportunidades de trabajo, de actividad social y de presencia significativa en la convivencia humana.

Por lo general, en el adulto mayor la autoestima tiende a ir a la baja, pues se ve obligado a reestructurar su personalidad, debido a una serie de cambios fisiológicos, psicológicos, sociables y familiares que lo llevan a considerarse muy vulnerable.

En la historia de la humanidad los ancianos han formado un grupo muy determinado, pero a diferencia de las sociedades actuales donde frecuentemente son excluidos de muchas formas, en las antiguas gozaban de gran consideración, como representantes de la sabiduría y consejeros en la toma de las grandes decisiones que afectaban a las comunidades.

En la cultura actual se adquiere sensibilidad y conciencia progresiva sobre la presencia de las personas mayores, a tal grado que varias ciencias especializadas se ocupan de su situación (sociología, geriatría, gerontología, psicología de la tercera edad, medicina aplicada…), y todo esto unido a numerosas iniciativas, instituciones, políticas gubernamentales, actividades propias y personal capacitado para su atención.

Desde el punto de vista de acción pastoral de la Iglesia, se contempla esta categoría de personas como destinatarios de la Buena nueva de Jesús, anunciada con el rostro de la misericordia y de la Esperanza, que dan sentido a una etapa singular que tiene una función en el conjunto de la existencia humana.

Desde la perspectiva de la Revelación, podemos encontrar tanto en el antiguo testamento como en el nuevo testamento, el pensamiento de Dios sobre esta situación inevitable de las personas sujetas al devenir del tiempo. Son especialmente significativos los libros sapienciales y los escritos apostólicos del Iglesia naciente, donde los ancianos son reconocidos como seres ilustres de la sabiduría de Dios y aptos para guiar a la comunidad creyente. (Cf. Lb DA 447-450)

otro papel importante que desempeñan los adultos mayores es de abuelos, que por la situación en la que viven los matrimonios jóvenes en la que los dos trabajan, se apoyan y mucho sobre los abuelos para que éstos realicen actividades que ya no pueden hacer los papás, estas actividades incluyen parte de la educación de los nietos, ya que “pasan” o conviven mucho tiempo con ellos, debido a que en algunos casos los abuelos los llevan y recogen de la escuela, comen y hacen su tarea en casa de los abuelos, y ya por la tarde noche pasan por ellos sus papás para llevarlos a su casa, y así una serie de actividades como cuidarlos cuando los hijos van al cine, o a una fiesta, etc.

El papel de las personas mayores en lo económico juega también un rol muy importante, ya que dejan que sus hijos sean productivos y puedan trabajar para ayudar a la economía de sus hogares, con esto los abuelos son hoy en día pieza fundamental para el funcionamiento del país. Se han hecho estudios donde se detectó que más del 50% de los abuelos cuidan a sus nietos todos los días y en época de vacaciones sube hasta un 70%.

¿Hasta dónde ha de llegar la implicación de los abuelos? ¿Se abusa de ellos?

“El límite en la aportación de los abuelos está en la capacidad de los abuelos”

Los abuelos aportan:

            Mimos, los abuelos ofrecen cariño y una ternura especial, un amor incondicional (no tienen las obligaciones de educación de los padres) básico para el desarrollo emocional de los niños, para sentirse queridos y seguros.

Compañeros de juegos y confidentes. Mayores y niños son quienes más tiempo libre tienen y comparten juegos, charlas, problemas y confidencias.

Historia. Dan a los niños otra perspectiva del mundo, les hablan de la historia familiar, de las tradiciones, de lo que hacían ellos de pequeños, de cómo eran sus padres y con ello los niños llenan el vacio entre pasado y presente y ponen en contacto aspectos de diferentes generaciones.

Valores y estabilidad. Las personas mayores enseñan que no todo lo nuevo es bueno, ni todo lo viejo malo, asesoran, guían y dan estabilidad el mostrar que los padres confían en sus propios padres.

Modo de envejecimiento. Con la convivencia los niños aprenden a relacionarse con los mayores y a valorarlo y a entender cómo actúan y a respetarlos.

Ayuda. Los mayores no sólo ofrecen cuidados físicos a los nietos pequeños, también resultan de gran ayuda en momentos de crisis como una enfermedad o problemas económicos.

Y así podríamos seguir enumerando una serie de actividades que son de gran ayuda para la familia. No abusemos de ellos y valoremos todo lo que hacen por nosotros.

Sergio A. Solís Vergara

No hay Comentarios

LAS RELACIONES HUMANAS Y SU DIFICULTAD

Creo que a través de la historia nos hemos dado cuenta que las relaciones humanas son extremadamente difíciles de sobrellevar sobre todo cuando se busca llegar a un feliz término, ya sea entre marido y mujer, entre hermanos, entre padres e hijos y entre amigos y no se diga entre desconocidos.

Estas relaciones se dificultan más cuando alguna de las partes se afana en demostrar que tiene la razón, (y curiosamente las dos partes la tienen desde su perspectiva o puntos de vista), el problema radica cuando se llega a una necedad, como decimos vulgarmente “se monta en su macho” y no hay quien lo baje, en algunos casos esta necedad nos llega a atrapar y pasan horas, días, semanas y a veces años y esa relación que en algún momento era cordial o amorosa llega a romperse y se termina, simplemente por no asumir cada quien su responsabilidad y en un momento dado ceder.

En muchas ocasiones no valoramos lo que tenemos y nos damos cuenta de ello hasta que lo hemos perdido, posiblemente lo podamos recuperar pero dependiendo del “daño” causado es el resultado de lo que nos costará recuperarlo, cuando existe el amor de por medio y sobre todo teniendo a Dios Nuestro Señor con nosotros, es mucho más fácil sanar esa relación, ya que para Él lo imposible de hace posible, confiemos pues en Él y pidámosle al espíritu Santo nos ilumine para que cuando tengamos un problema con cualquiera de nuestros hermanos, papás, cónyuge, hijos o amigos sea a Él al que veamos a nuestros semejantes, pues sabemos y se nos olvida que Dios siempre está con nosotros.

Ahora si con la persona con la que tuvimos la “dificultad” realmente la amamos, y si el problema en cuestión es por el comportamiento o la manera de actuar de esa persona y realmente es en lo que no estamos de acuerdo, pues creo que debemos de recapacitar, que si la amamos, debemos aceptarla como es y no tratar de cambiar a nuestra manera de ser o de actuar, esto es aplicable a ambas personas en conflicto.

Que “esto” nos va a costar trabajo y a veces mucho trabajo, sí, por eso debemos empezar por nosotros mismos y este tiempo que vamos a vivir nos ayudará para comprender mejor las cosas.

Jesús se tuvo que “retirar al desierto” 40 días y noches, hagamos lo mismo nosotros, retirémonos y ayunemos con Él para encontrarlo y encontrarnos a nosotros mismos, vivamos la Cuaresma como verdaderos hijos de Dios, participando en todos los momentos a los que nos va a invitar en nuestra parroquia.

Comparto unos pensamientos anónimos que recibí con motivo de la cuaresma.

Jesús dame la capacidad y voluntad para:

Ayunar de palabras hirientes y transmitir frases de cariño.

Ayunar de descontento y llenar de gratitud.

Ayunar de enojos y ser más paciente.

Ayunar de pesimismo y llenar de esperanza.

Ayunar de preocupaciones y confiar Dios.

Ayunar de quejarme y mejor asombrarme con las cosas sencillas de la vida.

Ayunar de las presiones, llenar de oración.

Ayunar de juzgar a otros y descubrir al Jesús que vive en ellos.

Ayunar de tristezas y amarguras para alegrar el corazón.

Ayunar de egoísmo y tener compasión por los demás.

Ayunar de faltas de perdón y reconciliación.

Ayunar de palabras para llenar de silencio y escucha a los otros.

Sergio A. Solís Vergara

Sin título

No hay Comentarios

DEBEMOS AJUSTARNOS A LOS TIEMPOS

Estamos acostumbrados y mal acostumbrados a una infinidad de cosas como por ejemplo; cuando vamos al banco tenemos que esperar formados (como en Disneylandia) en una fila enorme para que nos atiendan, a veces tardamos hasta media hora y no decimos nada…, para hacer un trámite en las compañías de teléfonos celulares nos entretienen a veces hasta dos y no decimos nada…, en las tiendas de autoservicio lo mismo largas filas y nada…, en todos esos establecimientos de servicios tiene un sin número de cajas para atención al público VACÍAS, “ tenemos que aguantarnos y calladitos” y así podemos ir aumentando la lista de muchos casos muy parecidos en donde y no sé por qué nadie se queja del pésimo servicio que recibimos y lo peor del caso es que estamos “pagando” por estos servicios.

Bueno pues resulta que el domingo pasado la celebración eucarística de la 10:00 a.m. no iniciaba porque el Sacerdote “estaba ocupado atendiendo a unas personas” después de 10 o 15 minutos por fin inicia y al final de la misma el Sacerdote nos comentó los siguiente: que la celebración no pudo iniciar a tiempo porque una persona le pidió que la atendiera en la sacristía, ya que era “algo” muy urgente, él le explicó que no tenía tiempo ya que tenía que celebrar la misa y lo estaban esperando todas las personas en el Templo, en explicarle esto a la persona se tardó unos minutos, se sale la señora de la sacristía y entran dos jovencitas también para hablar con el Padre, “quitándole” nuevamente algo de tiempo, al fin después de varios minutos y con todo el amor posible “convence a las jovencitas de que no es el día ni el momento para tratar esos asuntos, que comprendieran que había muchas personas esperándolo para celebrar la Eucaristía.

También nos dijo que algunas personas hacen lo mismo en parroquias y templos, “abordan” a los sacerdotes y les exigen que los atiendan, que los confiesen o que saliendo le lleven la comunión a un enfermo (que por cierto, para esto están los ministros de la Eucaristía), nos puso el ejemplo de que cuando nos sentimos mal físicamente “hablamos por teléfono con el médico” y le pedimos que nos dé una cita, éste nos la da para dos o tres días después en nosotros “agendamos la fecha” y esperamos pacientemente el día y la hora en que nos va a atender y así con muchos servicios de solicitamos.

Comentó que debemos de hacer lo mismo cuando nos sentimos mal “espiritualmente” que debemos darle la misma importancia al espíritu, que al físico, para que nos atienda el “médico espiritual” que esas molestias o enfermedades del alma merecen más importancia de la que nosotros creemos.

Y para esto en cada Templo y Parroquia existen oficinas para atención al público y poder darle el lugar que cada persona se merece.

Y terminó diciendo; y así de esta manera poder darles las citas a todas las personas que lo soliciten para que los sacerdotes programen su tiempo.

En lo personal he escuchado inclusive a familiares despotricar contra los sacerdotes… que porque a un amigo, el padre fulano lo mandó por un tubo, que apenas se puede creer, que para eso están los sacerdotes, que cuando más lo necesitan “nunca” están disponibles, que para eso están, etc.

Ahora sí, nos creemos con derecho a reclamar, estamos mal acostumbrados a exigir donde nos debemos hacerlo, a no quedarnos callados y hacer lo que debemos, al parecer creemos que todo todos los servicios cristianos nos los merecemos y debemos de tenerlos a la hora y el día en que los necesitamos, desconocemos todo lo que existe atrás de cada trámite y servicio.

Les comento que hace tiempo un conocido de mi familia llegó a una parroquia para “solicitar una misa para la boda de su hija” que se casaba ochos días después de la fecha en que se presentó a solicitar este servicio. En la oficinas le preguntaron si ya había hecho todos los trámites, y él un tanto sorprendido le interrogó ¿Cuáles tramites? El señor desconocía por completo todo lo relacionado con el sacramento del matrimonio, creía que lo único que se necesitaba era “apartar el templo” con 8 días de anticipación.

La persona que lo atendió en las oficinas de la parroquia le preguntó si ya tenia contratado todo lo necesario para la fiesta de la bona y él le contestó ingenuamente; claro eso se debe contratar con tiempo, la música por ejemplo, el conjunto viene de Ciudad Guzmán y lo contratamos desde hace 6 meses, es una orquesta de moda y muy solicitada, el local para la fiesta, hace dos meses, lo mismo el banquete, “todo el mundo sabe que esto lo tienes que programar con tiempo”.

Lo único que la secretaria le dijo fue: lo siento mucho señor, pero no va ser posible que su hija se case por la Iglesia dentro de ocho días, ya que casarse por la Iglesia es un sacramento muy importante, no es simplemente un evento social menos importante que la fiesta que usted ya “programó un tiempo”. Primero se deben presentar los novios a la parroquia cada uno con sus testigos y documentos necesarios un mes y medio antes de la boda, segundo los novios tendrán que asistir a las pláticas prematrimoniales, en el transcurso de esto se hacen las amonestaciones, conseguir el sacerdote que los va a casar y “apartar el templo para su celebración el sacramento del matrimonio”.

Imagínese todo lo que este ingenuo señor le dijo la secretaria…

Creemos que los sacerdotes nada más son celebradores de misas y deben de estar a nuestra disposición las 24 horas y los 365 días del año.

La Iglesia somos todos, sacerdotes y laicos, y si no nos comprometemos junto con los sacerdotes y participamos activamente en todas las actividades que nos corresponde, los sacerdotes van a tener que hacer todo y eso es prácticamente imposible y menos tendrán tiempo para todo lo que necesitamos.

Sergio A. Solís Vergara

No hay Comentarios

¿LIBERTAD, O LIBERTINAJE?

Unos jóvenes estaban intercambiando tópicos relacionados con la famosa LIBERTAD y no se ponían de acuerdo, unos manejaban unos conceptos según ellos muy tradicionalistas y los liberales todo lo contrario, quieren ejercer su libertad sin responsabilidad.

Les dije que eso no es otra cosa más que libertinaje, porque lo que les prometí hacerle llegar por este conducto parte de los apuntes que nos dieron en el diplomado de Teología, específicamente los de teología moral, para que tuvieran elementos y las bases de lo que realmente libertad:

Cuando Dios nos soñó, no soñó ¡libres!

La libertad es la cualidad de la voluntad que facilita al ser humano la autodeterminación, ésta posee un nexo intrínseco con la verdad y exige su correlativo que es la responsabilidad.

Lo curioso es que no se nos dio la libertad como algo ya hecho y concluido sino como “libertad en proceso de liberación” la cual hemos de ir haciéndola realidad, por lo mismo nuestra libertad es limitada y condicionada por nuestras limitaciones, condicionamientos y esclavitudes.

Pero es al tomar conciencia de nuestras limitaciones y esclavitudes y sobre todo las de los demás, cuando nuestra libertad emprende el camino hacia la libertad.

Por consiguiente, debemos estar conscientes que la libertad la experimentamos como Don y conquista, en cuanto a don, es el misterioso regalo de nuestra existencia misma. En cuanto conquista, es la ardua tarea de cada día de tener que escoger lo que uno quiera hacer de sí: de ir desplegando la libertad, que se nos concedió con don.

Entonces, este don no es más que el punto de partida,

el resto de mi vida va a consistir en ejercer este libertad para ir realizándome según lo que yo quiera escoger ser.

Es la libertad como conquista y tarea de liberación.

Con esto nos damos cuenta que nada más iniciado el camino a la liberación, descubrimos que nuestra libertad está muy enredada.

Que no somos tan libres como pensamos…

uno llega a descubrir el verdadero drama al caer en la cuenta de las propias esclavitudes. Pero nadie puede iniciar su éxodo hacia la liberación si antes no es consciente de sus esclavitudes.

La vida nos ha ido tatuando con varias cicatrices imborrables como por ejemplo; falta de cariño en la infancia, padres autoritarios o demasiado permisivos, desengaños amorosos, una difamación injusta, la traición de un amigo…

nada de esto hemos escogido voluntariamente.

Y, sin embargo, todo eso nos pertenece y nos constituyen de modo irrenunciable.

Es la evidencia de que nuestra libertad está siempre limitada y condicionada.

Pero es también la llamada a liberar esa libertad condicionada y el proceso de liberación que corresponde a este nivel de libertad tiene un orden determinado, que puede expresarse en cuatro ejercicios: conocerme, reconocerme, aceptarme y trabajarme.

Las ciencias humanas han puesto en evidencia que el sujeto queda atrapado de modo inconsciente a una serie de necesidades que tienen atenazada la libertad.

Son heridas por la que se nos va la vida y que limitan nuestra libertad. Sin sanar estas heridas,, nuestra libertad puede quedar muy limitada.

Son nuestro talón de Aquiles, nuestros puntos débiles que es preciso conocer y sanar si no queremos ser sus clavos de por vida.

Sergio A. Solís Vergara

Sin título

No hay Comentarios

¿POR QUÉ NO ME HE SENTIDO “TOCADO” POR DIOS?

Esta pregunta nos la hicimos varios, cuando se realizó un ejercicio en la reunión previa a los “Encuentros Kerigmaticos” que se llevarán a cabo en próximas fechas en cada uno de los barrios de esta parroquia.

Ahí varios de los hermanos en Cristo nos dieron el testimonio de su encuentro con Dios y algunos fueron muy impactantes… los cuales nos hicieron recapacitar y discernir al respecto.

Varios de los asistentes externaron que ellos no se han sentido “tocados por Dios” y esto nos dio un gran tema de conversación.

Se dijo; como quieres sentir que Dios nuestro señor te ha tocado si no te pones en el “tocadero”, si cierras tu corazón, si no aceptas que no has actuado como hijos de Él que es un padre amoroso, sino escuche su llamado, si no puedes convertir a Jesús, si no quieres participar en el camino diocesano, sino profundizas y participas de la acción evangelizadora a la que el Señor nos ha llamado. Todo esto y más es lo que se necesita para ponerse en el tocadero.

Como comenté al principio en próximas fechas tendremos reuniones en los barrios, en el sector al que pertenecemos, si quieres acercarte a Dios de una manera más constante, si quieres vivir esa experiencia del proceso de evangelización con el anuncio de Cristo muerto y resucitado como salvador para todos, tendrás que asistir.

Esta acción evangelizadora, a la que el señor nos ha llamado, es la oportunidad para tu renovación misionera, no dejes pasar esta oportunidad.

Este es un llamado de Dios Nuestro Señor para que nos acerquemos a Él, para que lo conozcamos mejor, amarlo y hacerlo parte integrante de nuestra vida, es el único camino para que seamos felices, para que encontremos a nuestros hermanos y nos encontremos nosotros mismos, para que sepamos a qué hemos venido al mundo, para que aprendamos a amar.

Y si aún no tienes tu proyecto de vida, esta experiencia te servirá para que lo definas y que sepas que en el servir está todo y la satisfacción tan grande que te queda simplemente por haber servido, también debemos estar conscientes que todo lo que hagamos lo hagamos con amor y por amor, la vida es muy corta para que hagamos lo que no amamos, estamos aquí para hacer mucho más de lo que creemos, tenemos que hacer algo más profundo…

Sergio A. Solís Vergara

No hay Comentarios

DEBEMOS RECHAZAR PROPAGANDA QUE AFECTE A NUESTROS JÓVENES Y NIÑOS

Escuchando el noticiero de la mañana del miércoles en CNN, (me gusta este canal de noticias de esta cadena, ya que desde mi punto de vista es menos amarillistas que las otras cadenas de noticieros) “dieron” la noticia de que un funcionario de apellido Ramírez, concejal de la familia en Colombia, empezó una campaña a través de su cuenta de Twitter para pedir que se vete el nuevo video de la cantante Shakira a dueto con Rihana, por contener un peligroso mensaje para los jóvenes, ya que incita al tabaquismo y al lesbianismo.

Insiste y rechaza categóricamente los contenidos del video por considerar que lesionan el carácter moral de la juventud latinoamericana.

Además de esto, le pidió a la artista a través de la red social que se retire video, ya que él lo considera erótico y peligroso para los niños y alertó a los padres de familia para que los menores no tengan acceso a este video.

Desconozco si en algún otro medio de comunicación se publicó algo al respecto, creo que sí, ya que este comentario “afecta” a un artista y esto vende y beneficia a los medios de comunicación.

En la entrevista que le hicieron en la televisión, trataron de decirle al Sr. Ramírez que estaba exagerando y que la famosa cantante ha hecho mucho por los niños en Colombia, a lo que el entrevistado contestó que son dos asuntos completamente diferentes y que no va a cambiar su postura, ya que el video desde su punto de vista sí afecta a los jóvenes.

Mis respetos para este concejal de la familia, creo que en México no existe esa figura, lo más cercano que creo que existe, es de la asociación de padres de familia, una asociación ajena al sistema gubernamental y ellos no se meten en este tipo de asuntos y si lo hacen la repercusión no tiene eco en los medios de comunicación.

Nosotros como cristianos debemos de crear conciencia entre los padres de familia que tienen hijos pequeños o jóvenes, para vetar y rechazar todo tipo de propaganda que afecte a nuestros jóvenes y niños, estar más al pendiente de lo que ven en los cines y la televisión y sobre todo en los celulares, facebook, ipad y tablet, ya que entre ellos se “mandan” mucha información y es difícil que nos enteramos si no estamos al pendiente de ellos.

Nuestros niños y jóvenes la gran mayoría son “limpios” de corazón y aún tienen muchos valores morales, son gente buena, no permitamos que personas ajenas a nosotros mermen con propaganda como la mencionada estos valores y tradiciones que tenemos muy arraigados en nuestras familias en Colima.

Exijámosle a las autoridades competentes que regulen los ingresos a las salas de cine, que se legisle para no permitir que niños acompañados por un joven de 18 años puede entrar a ver una película no apta para ellos, ya que a los propietarios de los cines lo que les importa es que ingresa el mayor número de personas en sus salas y dejan la responsabilidad en un joven o adulto irresponsable el ingreso de niños a sus salas.

Este es un ejemplo de lo mucho que debemos hacer como padres responsables, de la buena educación de nuestros hijos, denunciemos, actuemos y apoyemos este tipo de iniciativas vetando todo aquello que afecte no nada más a los jóvenes y niños, sino también todo lo que afecte negativamente a la familia.

Sergio A. Solís Vergara

No hay Comentarios

LOS CRISTIANOS SOMOS COMODINOS

Los cristianos en el mundo somos aproximadamente el 30% de la población mundial y la realidad es que no somos los que deberíamos de ser, en América Latina los mexicanos cristianos con temor a equivocarme ocupamos el segundo lugar creo que el primero se lo llevó Brasil.

Lo curioso es que somos unos cristianos medio comodinos, acomodamos todo a nuestra medida y necesidades, somos “cumplidores” cumplimos con ir a misa, con confesarnos una vez al año, recibir ceniza, ir al rancho de villa a las peregrinaciones a Talpa y al Platanar, etc.

El día de hoy quiero comentar con los de ir a misa, me he dado cuenta que mucha gente “va” a misa y no la celebración Eucarística, desconocemos mucho del contenido y el por qué de la liturgia, algunos si traen el misal y siguen la celebración con el misal, otros contestan por contestar y otros ni contestan, simplemente están en la misa como parte del mobiliario de la misma.

Están cómodamente sentados o platicando, se quedan en las bancas de “afuera” porque adentro aunque existan lugares, no se pasan por qué está haciendo mucho calor, a eso sí, a la hora de la comunión se van por el Centro y ahora sí con “mucha devoción reciben la sagrada forma”. Recapacitemos si estamos realmente preparados para recibir a Dios Nuestro Señor…

Yo creo que deberíamos de pero darnos por saber más de nuestra religión y más de nuestra celebración eucarística, participar como verdaderos cristianos en la Santa misa, preguntando por el por qué de todos y cada uno de los ritos que ahí tenemos, porqué el cambio de los colores en la celebración, porqué el sacerdote al llegar besa el altar, porqué algunas personas son celebradores de la palabra, porqué otros le ayudan a “dar” la comunión al sacerdote, etc.

 Regresando el número de cristianos, si somos tantos ¿por qué somos tan pocos los que asistimos a las celebraciones eucarísticas? ¿Por qué la gran mayoría de personas que asisten a los grupos en la parroquia son mujeres?

Si en Colima la gran mayoría somos cristianos pongámosle un 90% para la ciudad de Colima y Villa de Álvarez, se calcula que somos más o menos medio millón de habitantes el 90% seríamos 450,000 personas cristianas.

 Imagínense si todos asistieran a misa, cuantos templos necesitaríamos para atender a todo este mundo de católicos, algo está pasando con nosotros, o no somos todos realmente cristianos en toda la extensión de la palabra o como dije al inicio de mi comentario, somos cristianos comodinos y no acomodamos fácilmente dentro de las estadísticas y acomodamos nuestro cristianismo.

 Sergio A. Solís Vergara

No hay Comentarios

NO TE DEJES ENGAÑAR POR CHARLATANES

Llegó a nuestro negocio una persona con publicidad de consejería espiritual y lectura del tarot y nos invitó a una sesión, a lo cual nos negamos y le agradecemos su invitación.

Se puso nuestras órdenes y nos dejó una publicidad, especie de tarjeta donde dice textualmente: “Tienes miedo e inseguridad en el amor, hago amarres para el amor, atraigo la prosperidad curo males puestos como el alcoholismo y drogadicción, atraigo al ser amado por más Alejado que esté, reúno a los separados, hago limpia a personas y negocios, retiró envidias, salaciones y magia negra, hago Protecciones a personas, hago Endulzamientos, atracciones para el amor y se cura la debilidad sexual. El mejor remedio para la enfermedad es la prevención, Prevéngase ya, visíteme y te protegeré”.

Lo transcribo tal y como viene, con faltas de ortografía y con mayúsculas sin razón etc., obviamente viene su dirección y su teléfono y el horario de consulta y el precio de las mismas. Y en un extremo la imagen de un arcángel.

Yo no podía creer, primero, que hubiera personas que creyeran en esto y segundo que asistieran a estas sesiones, pero cuál va siendo mi sorpresa, sí hay personas que creen que existen con estos charlatanes y son muchos los que van, sobre todo a las lecturas del tarot.

Cuando comenté con otras personas al respecto, me dijeron: ni te imaginas la cantidad de gente que asiste… gente conocida, personas que se dicen que son cristianos, que asisten los domingos a misa, etc.

¿Pero esto está permitido por la religión católica? Claro que no, inclusive nació en algunas ciudades de México el apostolado contra las supersticiones y las pseudociencias contrarias al primer mandamiento.

Nació de la necesidad de ser un contrapeso ante tantas creencias que quieren poner al hombre en lugar de Dios y a Dios hacerlo una simple energía en lugar de una divinidad y padre amoroso.

Este apostolado nació como dije anteriormente, de la imperiosa necesidad de hacer un contrapeso ante tantas creencias que en este tiempo se presentan por todos lados, creencias como el tarot, el horóscopo, adivinación y tantas cosas relacionadas con la nueva Era o Era de acuario.

Muchas de estas creencias son hábilmente disfrazadas para que parezcan religiosas, ¿cuántas veces hemos visto en películas que los famosos psíquicos tienen alguna imagen?… O cuando una persona asiste a estos eventos les piden que recen aves Marías o padres nuestros confundiéndolos con esto para que creen que está permitido y que no es pecado.

Todas estas creencias definitivamente van en contra de la religión cristiana por violar éstas el primer mandamiento de Dios, existen muchas citas bíblicas sobre ello, además del catecismo están contenidas en los artículos del 2110 al 2122.

En los medios de comunicación (por ejemplo la tv) se anuncian y hasta ofrecen desde la cruz de la buena suerte hasta el amuleto que es presentado por un supuesto sacerdote (con sotana y alzacuello) diciendo estúpidamente “nunca salgo sin ella… mi vida cambió radicalmente desde que traigo el amuleto”.

No nos dejemos engañar por todas estas personas que lo único que les interesa es el dinero y no tu bienestar, si necesitas algún tipo de ayuda acércate a tu párroco, sacerdote o hermanos en Cristo, ellos sí te pueden orientar y apoyar, son personas con espíritu de servicio que viven congruentemente y dan testimonio de vida como verdaderos cristianos.

Sergio A Solís Vergara

No hay Comentarios

CON EL PRIVILEGIO DE SERVIR

El domingo pasado una pareja me comentó que le llamaba la atención la buena disposición de las personas que “apoyaban” en la misa, y ahí les expliqué que todos los que apoyamos somos “servidores” y estamos coordinados por el equipo de liturgia al cual pertenecemos la gran mayoría de servidores, que para poder atender todas las misas la realidad es que somos pocos, por lo que los invité a que se integraran a dicho conjunto y así poder ser más, para servir mejor.

Esta invitación es para todos los que asistimos a las celebraciones Eucarísticas de que por el solo hecho de ser proclamadores de la Palabra, monitores, colectores, monaguillos, etc. tenemos el privilegio de servir y, cuando se trata de servir en la Eucaristía, el privilegio es mucho mayor, ya que ella es el acto de culto litúrgico más excelso que tenemos los católicos.

Los servidores son personas con actitudes que no sólo deben ser ejercitadas en el momento mismo de la acción, sino que deben ir poco a poco moldeando la vida de todos los días. No se puede ser generoso siempre. Es sólo cuestión de ir siendo más coherente con lo que uno hace y lo que uno vive.

Definitivamente el hecho de servir “te cambia” la vida, para bien obviamente ya que para poder servir es necesaria la humildad y sabemos que ser humildes difícil, muy difícil, ¡muy difícil! Sobre todo cuando estamos poco acostumbrados a reconocer las cosas buenas que tenemos en nuestro ser y sólo sabemos contar con nuestros errores.

Imaginemos que en la humildad es una balanza. En un platillo de esta balanza colocamos nuestras cualidades, virtudes; de lo que sabemos hacer bien, lo que llevamos de bueno, lo que nos gusta de nosotros. En el otro platillo; colocamos nuestros defectos, nuestros pecados, lo que sabemos que no está bien, de lo que aún no podemos cambiar, de nuestras debilidades y miserias.

Pues bien, mantengamos esta balanza en perfecto equilibrio y seremos auténticamente humildes.

Debemos reconocernos como buenos servidores, pero no debemos perder de vista nuestra fragilidad. Esto nos hará mucho bien porque comenzaremos a comprender los triunfos y los fracasos de los otros y comenzaremos a alegrarnos con ellos, o seremos capaces de entenderlos. La humildad es pues un buen antídoto contra la envidia.

La humildad siempre le permitirá el servidor avanzar con paso firme y tener la certeza de que Dios hace sus obras contando siempre con Él y en Él.

Hermanos en Cristo, la mesa está puesta para que podamos ser servidores, pongámonos en contacto con cualquiera de las personas que están dando su servicio en las misas para que nos orienten en la forma más fácil para integrarnos al equipo de servidores.

Sergio A. Solís Vergara

No hay Comentarios