Archivo junio, 2010

EL MENSAJERO No. 276

b_276.jpgPresentamos el número 276 del boletín “El Mensajero” Año 6. No. 276. 27 de Junio de 2010. Colima, Col. Calle 27 de Septiembre, 561.

Contenido:

El camino de la no violencia – P. Crispín Ojeda Márquez
Corresponsabilidad – Carlos Orozco
Mejoremos nuestro matrimonio – Sergio Solís V.
Detrás del Fútbol – P. Gerardo López Herrera
Vida Parroquial   

No hay Comentarios

El camino de la no violencia

violen003.jpgMahatma Gandhi es conocido en todo el mundo porque ayudó al pueblo de la India a conseguir su independencia del gobierno colonial inglés por medio de la no violencia o resistencia pacífica. Martin Luther King, pastor bautista estadounidense, que siguió la misma ruta de la no violencia para eliminar la discriminación racial y conquistar los derechos civiles para los afroamericanos, declaró: «Nosotros devolveremos bien por mal. Cristo nos enseñó el camino y Mahatma Gandhi nos demostró que es posible recorrerlo en la práctica».

En efecto, Jesús de Nazaret predicó el camino de la no violencia y fue también el primero en recorrerlo, de principio a fin. Y si Gandhi demostró con hechos que es posible vivir el evangelio de la no violencia, con mayor razón los discípulos de Cristo, debemos hacer lo mismo. Sin excepción.

Por desgracia, los discípulos de Cristo olvidamos con demasiada frecuencia las enseñanzas de nuestro Maestro y Pastor. Los padres de familia se quejan de que sus hijos olvidan rápidamente los consejos y advertencias que les dan. ¿Cuántas veces se han escuchado en nuestros hogares esas célebres palabras: «Te lo he dicho diez mil veces»? Pues bien, los cristianos católicos olvidamos, a menudo, la palabra de Cristo al salir de misa, o incluso, antes. Así ha sido desde el principio. Narra el Evangelio del domingo 27 de junio de 2010 (Lc 9,51-62) que «Cuando ya se acercaba el tiempo en que tenía que salir de este mundo, Jesús tomó la firme determinación de emprender el viaje a Jerusalén. Envió mensajeros por delante y ellos fueron a una aldea de Samaria para conseguir alojamiento, pero los samaritanos no quisieron recibirlo. Ante esta negativa, sus discípulos Santiago y Juan le dijeron: «Señor, ¿quieres que hagamos bajar fuego del cielo para que acabe con ellos?». Pero Jesús se volvió hacia ellos y los reprendió».

Es verdad que Santiago y Juan tenían un carácter fuerte, muy violento. Con cualquier cosa se prendían. Con razón Jesús les puso el apodo de «Boanerges», que quiere decir «hijos del trueno». El mal carácter puede convertirse en pretexto para justificar la violencia. «Es que yo nací así, con este temperamento bruto y ¿qué quiere usted que haga?». Algunos científicos dicen que llevamos la agresividad en la sangre, que está grabada en los genes. Que esa violencia de nuestro origen animal y del tiempo de las cavernas ha quedado grabada en una capa del cerebro y por consiguiente, hasta cierta medida, la violencia es positiva porque ayuda a la sobrevivencia de la especie. Estas conclusiones nos inclinan a pensar que la agresividad, la violencia, forma parte de la naturaleza humana. Es cierto que la agresividad es una poderosa fuerza negativa en nosotros, un volcán siempre a punto de hacer erupción. A veces, basta una injuria, una «viga» bien deletreada, para que sobrevenga la explosión, auque se cuente hasta diez, o hasta mil. La violencia es nuestra parte animal, se dice. Pero no siempre se dice que, a diferencia de los animales, nosotros estamos dotados de inteligencia y de libertad, gracias a las cuales podemos controlar y dominar nuestros instintos, emociones y pasiones fuertes. Pero, hay que hacer justicia a los animales. Recuerdo que Jean Piaget, el famoso psicólogo y filósofo suizo, en su libro, «Biología y conocimiento», escribe que, en realidad, los animales no son tan violentos como se piensa comúnmente, pues ellos matan sólo calmar su hambre; en cambio, el ser humano mata por un sinfín de motivos.

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios

Corresponsabilidad

uncion.jpgHay muchas personas en el mundo que piensan que los sacerdotes están a salvo de las tentaciones por su diaria cercanía con Dios e igual podría decirse de los religiosos y religiosas. En medio de la oración que ellos practican con tanto fervor, con Cristo a su lado, es difícil creer que estén en riesgo de ceder a los impulsos del maligno.

Nuestro catecismo católico plantea en su numeral 1707 que el hombre, persuadido por el maligno, abusó de su libertad desde el comienzo de la historia, sucumbió a la tentación y cometió el mal. Conserva, sí, el deseo del bien, pero su naturaleza lleva la herida del pecado original. Ha quedado inclinado al mal y sujeto al error, de ahí «que el hombre esté dividido en su interior. Por eso toda vida humana y colectiva aparece como una lucha dramática entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas».

Cualquier persona está expuesta al pecado, pues en cada una se desencadena una lucha. Nadie está a salvo de caer en esa oscuridad que caracteriza a las tinieblas. El pecado es silencioso, cual una serpiente que se arrastra sin ser vista y que, de pronto, hunde sus colmillos en la carne.

Entonces, si todos estamos expuestos al pecado, el maligno hace hasta lo imposible por hacerse de víctimas sobresalientes como son los sacerdotes. Cuando pesca a uno entre sus garras, hasta fiesta ha de hacer. Por ello, el obispo Felipe Arizmendi, de San Cristóbal de Las Casas, hizo recientemente un llamado para que los fieles no seamos ocasión de pecado para ellos en el ejercicio de su vocación. Recomienda que si uno le significa una tentación, «hay que alejarse de él y exigirle que viva con autenticidad su consagración».

Nuestros sacerdotes, que viven en una sociedad inclinada al pecado y en medio de tantos seres falibles, deben encomendarse a Dios para que les de fuerza y les ilumine en su camino y, como dice el obispo chiapaneco, que nadie sea motivo para que se desvinculen de su afán de servicio a la Iglesia. Es decir, plantea no solamente que no «les hagamos mosca», sino que reflexionemos en nuestra conducta por si les puede resultar perjudicial.

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios

Mejoremos nuestro matrimonio

familia067.jpgEl jueves pasado asistimos a una plática impartida por el padre Ángel Espinosa de los Monteros, dirigida principalmente a matrimonios. En términos generales estuvo muy buena su exposición, el enfoque de la misma era reflexionar de lo que la gran mayoría de los que estábamos ahí ya sabíamos, pero que es bueno recordar, y sobre todo ponerlo en práctica. Todo se basó en tres puntos importantes: crecer como persona y como pareja, proteger al matrimonio y al cónyuge, así como valorar lo que se tiene, entendiéndose a la pareja, a los hijos, a la familia, no como pertenencias, al igual que la casa, el auto, el dinero, etc. Me dio mucho gusto ver el teatro prácticamente lleno, muchas caras conocidas, matrimonios muy jóvenes, otros ya no tan jóvenes y algunos (incluyéndome), maduros.

A los que se encargaron del evento, mil felicitaciones, estuvo muy bien organizado y en general, se escucharon comentarios positivos, por ejemplo, que la plática había dejado un buen sabor.

Saliendo de ahí, me puse a reflexionar sobre lo que había escuchado. Un comentario del padre Ángel nos recordó que nadie sabe que lo tiene hasta que lo ve perdido. Aquí yo pensé: qué bueno que hubiera venido el padre Espinosa, pero que en Colima, en la Diócesis hay varios sacerdotes del mismo nivel e inclusive sin temor a equivocarme con un nivel mejor que el del padre Ángel; esto, sin menospreciar al mencionado sacerdote. Esto pasa en todos los lugares y tiempos. Como conocemos a la persona X y la hemos escuchado en pláticas, o simplemente asistimos a misa donde él celebra, y es de casa, no lo valoramos como debe de ser (una especie de malinchismo). Pero, como dije anteriormente, qué bueno que se están organizando este tipo de eventos para que nos demos cuenta que el matrimonio (de un hombre con una mujer) es el núcleo de la familia y la familia es la base de la sociedad.

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios

Detrás del Fútbol

vuvu.jpgEn este mes tenemos una cortina de humo ideal para los partidos políticos y gobernantes de todo el mundo. Se podríanponer a modificar leyes e implementar normas y los medios las tocarían con la punta de los dedos, así como han subvalorado otras notas importantes a nivel nacional e internacional que de inmediato se van de nuestro foco de atención por el emocionante Mundial de Fútbol en Sudáfrica. He aquí algunos hechos que están pasando por detrás de esta cortina:

1. Europa está pasando por una serie de reformas en el ámbito económico por la crisis que les sigue afectando y que no han podido solucionar del todo. Algunos países tienen un déficit muy grande y para recuperarse están arremetiendo como siempre con sacrificios que tienen que hacer las clases medias y bajas. Las reformas a la jubilación y otras medidas han provocado la impopularidad en algunos gobiernos y se han hecho ver algunas manifestaciones que nos recuerdan un poco al día a día de nuestro DF (hablando principalmente de España). En cierto sentido esto es preocupante; ya vimos en los medios la crisis terrible que sufrió Grecia y de eso mismo han sido ya prevenidos otros gobiernos de la unión europea. Alemania y Francia salieron al rescate pero no sabemos por cuanto tiempo. Si dichas reformas en sus manejos económicos no tienen éxito la unión europea (basada principalmente en la economía) podría tambalearse y casi casi llegar a su fin. Este sábado pasado empezó la cumbre del G20 (grupo de 20 países industrializados y emergentes más importantes) y el tema de debate, según algunos analistas, serán en parte las medidas a tomar, ante esta situación. No podemos decir que no nos afecta (cuando la crisis en EUA decían nuestros gobernantes que nuestra economía estaba blindada y ya vieron), una crisis de esas magnitudes sin duda nos daría fuertemente también a nosotros.

2. En estos últimos días se han realizado capturas importantes de algunos muy allegados a los grandes capos de los carteles de la droga en México, sin duda buenas noticias para la batalla contra el crimen organizado, pero por otro lado las ejecuciones se están convirtiendo en algo ya habitual que no nos sorprende, policías federales, civiles, etc. Hasta en nuestro Colima «Ciudad Segura» vemos con frecuencia camiones de soldados, retenes, operativos.

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios

Vida parroquial

CONCIERTO «PINTANDO LA MÚSICA», en el templo de Guadalajarita. 28 de Junio del presente, a las 8:30 p.m., a cargo del Grupo ENSAMBLE CANTARTE, Integrado por Mariana del Rocío Corona de Frausto (soprano), Davide R. Nicolini Pimazzoni (violín), Luis Manuel Cernas Álvarez (oboe) y José Antonio Frausto Zamora (piano), maestros con amplia trayectoria profesional comprometidos con el arte y la sociedad.

Este conjunto se formó en junio del 2002 con el objetivo de difundir la música culta como forma de expresión a todos los niveles sociales. Desde sus inicios, el Ensamble Cantarte se ha presentado en los eventos y recintos más importantes de la entidad, destacando su participación en el Teatro Hidalgo centenario, donde ha realizado diversas actuaciones, así como en «Noches de Café», entre otros foros, donde la gente ha tenido la oportunidad de ser cautivada por este excelente cuarteto de música culta!

¿QUIERES SER CATEQUISTA? Con la celebración de las Confirmaciones y Primeras Comuniones y la evaluación general, ha terminado el ciclo de catequesis en nuestra parroquia de Guadalajarita. Pero es necesario comenzar a preparar el nuevo curso. Gracias a Dios, el número de niños y preadolescentes aumenta y por consiguiente, hacen falta más catequistas. ¿Te interesa servir al Evangelio como catequista? ¿Quieres ser catequista. Si tu respuesta es afirmativa, te invitamos a hacer el Curso Básico de Verano, del 5 al 16 de julio del presente en la Escuela Diocesana de Catequesis, que se encuentra en los anexos del templo de Nuestra Señora del Refugio de esta ciudad.

OBRAS MATERIALES. Esta semana pasada se esforzaron los trabajadores por terminar la impermeabilización del techo del templo parroquial. Si no lo consiguen, procurarán terminar la obra la semana entrante. Se colocará, además, en la base del duomo, una estructura de metal y de un material plástico para evitar filtraciones de agua de lluvia.

Cuando redactaba esta nota, el trabajo de colocación de madera en los muros de la Capilla del Santísimo iba bastante avanzado. Espero que el domingo 27 del presente mes, quienes asisten a la misa, puedan ver esta obra terminada, y de paso, visitar al Santísimo.

No hay Comentarios

EL MENSAJERO No. 275

b_275.jpgPresentamos el número 275 del boletín “El Mensajero” Año 6. No. 275. 20 de Junio de 2010. Colima, Col. Calle 27 de Septiembre, 561.   

Contenido:

¿Quién dicen que soy yo? – P. Crispín Ojeda Márquez
El optimismo  – Carlos Orozco
El día del Padre  – Sergio Solís V.
Aclaración de términos  – P. Gerardo López Herrera
Vida Parroquial   

No hay Comentarios

¿Quién dicen que soy yo?

jesus0098.jpgEl viernes 18 de junio de 2010, en la isla de Lanzarote, en el archipiélago de Canarias, a la edad de 87 años, murió el escritor portugués José Saramago. Fue un ateo declarado y un enemigo de toda religión, pero sobre todo de la religión cristiana y católica. Sus feroces ataques a Dios y a la Iglesia revelaban, en el fondo, sus más hondos deseos de creer. ¿Cómo explicar de otro modo los combates mortales de algunos ateos contra un Dios cuya existencia niegan? ¿A quién quieren destruir los ateos con su ataques si, como lo aseguran ellos, Dios no existe? Combaten a la nada. Hay quienes responderán que los ateos combaten más bien a los creyentes, para que puedan liberarse del engaño de sus creencias. La verdad es que a José Saramago José de Sousa, que fue su verdadero nombre- siempre le inquietó y fascinó la capacidad de creer que tiene todo hombre y mujer que vienen a este mundo. Descanse en paz este premio Nobel de las letras, que buscó a tientas a Dios en esta tierra. A tientas, pero con los ojos abiertos, como los habitantes de aquella ciudad de su novela «Ensayo sobre la ceguera», quienes pierden la vista misteriosamente. Al final de la novela, cuando la gente recobra la vista, el médico oculista declara: «¿Por qué nos hemos quedado ciegos?… ¿Quieres que te diga lo que estoy pensando?… Creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos. Ciegos que ven. Ciegos que, viendo, no ven». Oremos para que José Saramago pueda ver ahora a Dios cara a cara.

En 1991, Saramago publicó una novela titulada «El evangelio según Jesucristo» que levantó una enorme y dolorosa ampolla en el mundo cristiano. Y con razón, porque en ese libro presenta un Jesús, débil, terrenal, atemorizado y paralizado por las dudas y el miedo, que tuvo una relación conflictiva con sus padres, vivió en concubinato con la prostituta María de Magdala y que hasta se atrevió a desobedecer a Dios Padre quien lo había destinado a morir en la cruz, con el fin de fundar una religión que le permitiera extender su poder en todo el mundo. Quienes trataron de defender a José Saramago de las reacciones enérgicas y a veces airadas de los cristianos católicos, justificaban al escritor afirmando que él había escrito una novela y en las novelas se vale echar a volar la fantasía. Sin embargo, Saramago consideraba los evangelios y toda la Biblia como una mala novela. No cabe duda que Jesús de Nazaret sigue inquietando, fascinando, molestando, animando y también dividiendo a la humanidad actual, a su favor o en su contra.

«¿Quién eres tú, Señor?», le preguntó san Pablo en su camino hacia Damasco, el día de su conversión. ¿Quién es este a quien el mar y los vientos obedecen?, se preguntaban los discípulos. ¿Quién es este devuelve la vista a los ciegos, hace andar a los paralíticos, levanta a los muertos y perdona las pecados?, se preguntaban las multitudes que seguían y rodeaban a Jesús. «¿Quién dice la gente que soy yo?… Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?», nos pregunta Cristo en el evangelio del domingo 29 de junio de 2010. ¿Quién dicen ustedes que soy yo? Pregunta fundamental. De la respuesta a esa pregunta depende el seguimiento de Jesús y la Iglesia. Y también la salvación y la vida eterna.

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios

El optimismo

joven0015.jpgTengo buen rato de haber conocido una anécdota que encierra una gran enseñanza, sobre todo en los casos en que las cosas no suelen ir bien, cuando las crisis amenazan con destruir todo vestigio de alegría o bienestar en las personas.

Dos ranas, una optimista y otra pesimista, cayeron al mismo tiempo en dos vasijas que contenían leche. La rana pesimista decía, lloriqueando: no puedo salir de este cacharro porque las paredes son muy lisas, no puedo respirar y voy a asfixiarme, estoy perdida. La rana optimista, por su parte, tampoco sabe que hacer porque es la primera vez que se encuentra en una situación parecida, en medio de tanto leche; sin embargo, en vez de entregarse se mueve continuamente, bate la leche y esta se convierte en mantequilla. La rana se sienta entonces sobre la mantequilla y puede respirar libremente.

El mensaje es que quien posee carácter optimista siempre hace algo, aun cuando no sepa qué inventar para salir de una situación álgida y lucha y confía en Dios. Es válida esta enseñanza para tenerla muy en cuenta cuando en los momentos arduos no sepamos qué hacer, cuando sentimos que las desgracias que vivimos no pueden ser superadas y nos damos por vencidos quizás anticipadamente.

Debemos aprender a luchar contra las adversidades, a tener, confianza y a sentir el amor de Dios en nuestras aflicciones. Hemos de aprender de Jesús, que no obstante el dolor que sufrió en la cruz, fue obediente a los designios de Dios Padre, al cual se abandono.

Todas las personas pueden superar las pruebas de la vida si, ‘una vez hechos los esfuerzos como humanos que somos, nos abandonamos al Señor. Alguien podrá decir que esto de abandonarse equivale a rendirse, a renunciar a salir adelante, pero no va por ahí la cuestión; debe entenderse que nuestras fuerzas tienen un límite y que no podemos ir mas allá de ellas, que requerimos la fuerza que sólo da Dios.

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios

El día del padre

papa.jpgAhora la mercadotecnia se ha encargado de dar realce a los onomásticos y en esta ocasión toca festejar a los papás. En la actualidad, los papás ya no son iguales en su comportamiento a los papás de antes. En tiempos pasados difícilmente un papá le cambiaba el pañal a su bebé, no le preparaba ni le daba su biberón y qué esperanzas que se levantara a las tres de la mañana cuando la criatura lloraba, para volver a dormirlo con arrullos o para cambiarle el dichoso pañal, que en el mejor de los casos únicamente estaba «mojado». La justificación de antaño para no atender a los bebés en todos estos menesteres, era que el papá se tenía que levantar muy temprano y «descansado» para trabajar arduamente todo el día.

Esto ya cambió un poco, debido a que ahora muchas mujeres también trabajan fuera de casa y, por lógica, también deben de amanecer descansadas. Esto de atender a las criaturas también por parte de los papás, se interpreta de diversa maneras. Unos dicen que así es como debe ser ya que el bebé, aparte de «sentir» a la mamá, también debe sentir al papá con el cual se va identificando. Esto permite que conforme el niño vaya creciendo no vea al papá como ve al tío o a otra persona de la familia. Otros opinan lo contrario: que esas labores las debe de realizar únicamente la mamá, independientemente de que trabaje fuera de casa o no. Pero en este sentido, creo que cada «pareja» se debe de poner de acuerdo y asunto arreglado.

Lo que sí está bien definido es que los papás son los responsables de dar a sus hijos techo, comida, vestido, educación, y salud; unos buenos padres proveen además con tiempo, comunicación y amor para sus hijos.

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios