Archivo abril, 2011

EL MENSAJERO No. 313

b_313.jpg

Presentamos el número 313 del boletín “El Mensajero” Año 7. No. 313. 17 de Abril de 2011. Colima, Col. Calle 27 de Septiembre, 561.

Contenido:

La subida es bajada – P. Crispín Ojeda Márquez
Beato Juan Pablo II  – P. Crispín Ojeda Márquez
Judas la Película – Carlos Orozco
Posible o deseable  – P. Gerardo López Herrera
Vida Parroquial

No hay Comentarios

La subida es bajada

entrjeru.jpgLa Semana Santa comienza el Domingo de Ramos, que conmemora la entrada triunfal de Jesús en la Ciudad de Jerusalén. Jesús entra como rey en la Ciudad del rey David, pero no para subir al trono real, sino a la cruz. Por tanto, la entrada de Jesús nos enseña, ante todo que el camino al cielo no es de subida, sino de bajada. Como el camino de la “Zona Mágica” que lleva a Suchitlán, Col. Por ilusión óptica, el camino aparece ante la vista asombrada de los visitantes, como si se elevara sobre una colina. Los conductores, detienen su auto en plena subida y, sin apagar el motor, lo ponen en neutro. Entonces, el automóvil, en lugar de bajar, comienza a “subir”, acelerando poco a poco su velocidad. En esta “Zona Mágica”, la subida es bajada. Jesús subió al cielo bajando, precipitándose en el abismo de la muerte y del sepulcro. Así lo dice la Carta a los Filipenses: “Cristo Jesús, siendo de condición divina, no consideró codiciable el ser igual a Dios. Al contrario, se despojó de su grandeza, tomó la condición de esclavo y se hizo semejante a los hombres. Y en su condición de hombre, se humilló a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y una muerte de cruz” (Fil 2,5-8). Las señales de tránsito han sido cambiadas: el cielo está abajo y el infierno arriba. Al infierno se llega por el camino de subida de la ambición, de la opresión, de la soberbia, del orgullo, del placer desenfrenado y de la egolatría (ego, quiere decir yo y latría, adoración). En cambio, al cielo se llega por el camino de bajada del amor, del servicio humilde, del desprendimiento de sí mismo, la fraternidad solidaria, la compasión y el perdón. Al cielo se sube bajando.

Escribieron los evangelistas que un día, Jesús tomó la firme determinación de subir a Jerusalén (Lc 9,51; Mc 10,33). Desde el punto de vista geográfico este es un dato cierto. La ciudad de Jerusalén se encuentra a 760 metros sobre el nivel del mar y Galilea, a orillas del lago, a 200 metros bajo el nivel del mar. Pero, desde el punto de vista religioso, espiritual, este camino de subida desciende, para Jesús, hasta la cruz y el sepulcro. Cerca de Betfagué, en la parte alta del Monte de los Olivos, teniendo a la vista la Ciudad Santa, Jesús comunicó a los discípulos su deseo de entrar en Jerusalén montado en un burro y ordena a dos apóstoles: “Vayan al poblado de enfrente. Al entrar en él, encontrarán en seguida un burro amarrado que nadie ha montado todavía. Desátenlo y tráiganlo” (Mc 11,2-3). San Lucas llama burrito al animal y san Mateo dice que se trataba de una burra y un burrito.

Jesús quiso entrar de este modo a la Ciudad de David pensando seguramente en las palabras del profeta Zacarías: “¡Salta de alegría, Sión, lanza gritos de júbilo, Jerusalén, porque se acerca tu rey, justo y victorioso, humilde y montado en un burro, en un joven burrito. Destruirá los carros de guerra de Efraín y los caballos de Jerusalén. Quebrará el arco de guerra y anunciará la paz a las naciones” (Zac 9,10). Zacarías soñaba para Israel un futuro rey humilde, de paz, sin carros ni caballos de guerra. Este rey ha llegado y se llama Jesús de Nazaret. En el escenario de la Pasión no podía faltar el reino animal. Los evangelios mencionan al gallo que le cantó a San Pedro y al burro de la entrada a Jerusalén. Los animales han estado presentes en todas las épocas de la cultura humana. En los grupos humanos más primitivos, el tótem-animal era el emblema distintivo de la tribu. La mayoría de los dioses egipcios eran representados con cabeza o con cuerpo de animal. Apis tenía forma de buey, Bastet, de gato y Anubis, de perro. Sobek era un dios cocodrilo y Horus, un dios halcón. Por su parte, los dioses griegos del Olimpo solían transformarse en animales. En plena era de la cuestionada energía nuclear y del Internet, muchas naciones siguen manteniendo en sellos, escudos y banderas, algún animal con el cual se identifican orgullosamente. Los franceses se identifican con el gallo, los ingleses con el león, los rusos con el oso y con el águila, los españoles, estadounidenses y mexicanos.

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios

Beato Juan Pablo II

jpII_093.jpgNuestro boletín “El mensajero”, que no se publicará en las próximas dos semanas, se une al gozo de la Iglesia Universal con motivo de la beatificación de S.S. el Papa Juan Pablo II, el Papa amigo de México. Este servidor, tuvo la gracia de verlo y estrechar su mano en varias ocasiones; primero, cuando todavía gozaba de salud y vitalidad y después, cuando la llama estaba a punto de extinguirse. Me tocó la celebración de sus 25 años de pontificado. En octubre de 2003, en Roma, escribí un breve artículo, publicado en el boletín PCM. Transcribo, a continuación, un párrafo de esa publicación: “El Santo Padre incorporó a sus festejo la beatificación de Madre Teresa de Calcuta y la creación de 31 nuevos cardenales. Con tal decisión el Papa pretendía, tal vez, impedir que la mirada del mundo se centrara en su persona. Nos ha tocado la gracia de vivir en Roma, en estas fechas memorables, cerca del Sucesor de Pedro. De este Pedro anciano, enfermo, ceñido y llevado por Otro por el camino misterioso de la cruz. Millones de páginas, querido Teófilo, se escribieron para relatar y consignar lo sucedido. Nosotros, en plena Plaza San Pedro, vimos al hombre luminoso que nos ha alumbrado durante un cuarto de siglo con su pensamiento y con sus hechos. Lo vimos como un tronco torturado, con sus ramas rígidas y doloridas. Vimos escurrir de sus labios una hebra de voz y enseguida le vimos guardar silencio. Con su silencio y actitud habló lleno de elocuencia…

El 15 de abril del presente, informaron Los Pinos que el Presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, asistirá a la beatificación del Papa Juan Pablo II y que este acto “es congruente con los principios de laicidad del Estado mexicano y responde a los lazos de amistad y de cooperación existentes entre México y el Estado Vaticano”. Parece extraño que en México, un país de mayoría católica, los gobernantes tengan que justificar estas acciones afirmando que no lesionan para nada al Estado “laico”. Me ha hecho recordar esto, una incidente diplomático del que fui testigo durante mi segunda estancia en Roma. El gobierno de México había nombrado un embajador ante el Vaticano. En el acto oficial de presentación de cartas credenciales, presidido por el Papa Juan Pablo II, nuestro embajador declaró ahí que su misión era representar a todas las Iglesias o religiones de México. Esa misma semana, la Secretaría del Vaticano envió al embajador en cuestión una tarjeta, en la que de manera respetuosa le aclaraba que no representaba a las Iglesias y religiones de México, sino al Estado Mexicano ante el Estado Vaticano.

P. Crispín Ojeda Márquez

No hay Comentarios

Judas la Película

judas_0036.jpgExcelente sin duda el filme que nuestro párroco, el Padre Crispín, con motivo de la festividad de la cuaresma, nos participó a unas cien personas el 6 de abril del 2008 en la sede parroquial. La rapidez en la aparición de los créditos me impidió saber algo de los autores del guión o del nombre de los artistas, pero me pareció una película excelente y con buenos actores. Pudo apreciarse en ella el mensaje y el trato muy especial de Jesús hacia un Judas que primeramente creyó en él pero que después le perdió la fe.

La película nos mostró a un Jesús bondadoso y condescendiente con sus discípulos. A Judas mismo, incluso, le permitió conocer algunos de sus milagros, le reveló los secretos del cielo y le ofreció el camino hacia Dios Padre. Incluso hubo una toma donde Jesús, como buen amigo que era con todos, juega con él a las luchas o a las vencidas en una situación por demás divertida.

Jesús se mostró congruente. No cedió a las pretensiones de Judas ni de nadie más de tener un procedimiento de confrontación con el régimen político al que el discípulo pretendía aplastar. En su afirmación de dar al César lo del César y a Dios lo de Dios, hay una definición exacta acerca de su posición. Pero enfrente, tenía a un hombre duro, a Judas, que no entendía la misión del Maestro, la de ser portador del amor y la paz, no de la guerra, la venganza o el exterminio.

Y así como Cristo amó a Judas y a todos los demás discípulos con intensidad, así nos ama a nosotros, a quienes nos sigue enseñando que el camino de las tinieblas hacia la luz pasa por el amor al prójimo y por ser obediente a los propósitos de Dios, su Padre, nuestro Padre, a quien no agradan, dicen las Sagradas Escrituras, los hombres o mujeres tibios ni renegados, sino quienes son resueltos en el amor. El quiere que con nuestros actos, así sean simples, lo glorifiquemos.

El filme ubica a un Jesús humano y aún con miedo ante su pasión. A pesar de ser Dios, se hace vulnerable y humano como nosotros, sufre y llora de pena ante un amigo muerto como Lázaro y ante una misión que en su parte final y trágica le resulta difícil y dolorosa pero a la que se adscribe resueltamente para obedecer la voluntad de su Padre.

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios

Posible o deseable

tortuga_00456.jpgEl pasado jueves 14 de abril fue la fecha en la que el periodista Pedro Ferriz de Con hizo acto de presencia en la Presidencia de la Camara de Diputados para entregar las 4 millones de firmas (“voluntades” como él las llamó) que piden concretamente la eliminación de los diputados plurinominales, que no son colocados en ese puesto por elección popular sino como parte de un derecho de los partidos políticos, con la justificación de una mayor democracia y representatividad. La campaña se inició en enero de 2010 por iniciativa propia del periodista antes mencionado, se fundamentó, se pusieron las razones para justificarla y nos ha parecido una buena iniciativa (me incluyo porque yo también mandé mis datos). De ese momento de la entrega sería interesante hacer eco de algunos detalles:

1. En esta entrega se propone directamente una reforma aunque se insinúan quizás otras. En su discurso, Pedro Ferriz de Con (si alguien quiere escucharlo lo puede hacer en YouTube “http://www.youtube.com/watch?v=61snJTj6CnI”) hace referencia a la posibilidad de reelección de los legisladores, claro está si es que hicieron bien su trabajo. Porque no pensar en esa reforma política también para los otros cargos públicos, y dije bien, “pensar”; si se llegara a implementar tendríamos que poner también mucho hincapié en un mecanismo que ayude a los ciudadanos a premiar o destituir a sus gobernantes de acuerdo a su desempeño.

2. Es interesante como se insinúa promover una mayor comunicación entre los legisladores y el pueblo. Los diputados están ahí para representar a la sociedad pero en realidad están representando más a su partido. El partidismo no es la única forma de escuchar el sentir de la gente y muchos de los representantes gubernamentales sólo se hacen cercanos en el momento de las campañas políticas. Si se implementaron los diputados plurinominales para una mayor representatividad de los partidos porque no aceptar las candidaturas ciudadanas (sin partidos) para que sean representados los miles de mexicanos no afiliados a ningún partido y hartos de la política que vivimos.

3. El presidente de la cámara de diputados, el Sr. Jorge Carlos Ramírez Marín, ponderó la iniciativa no sin mencionar que no estaban muy de acuerdo con algunos matices y facetas de esa campaña de “No a los plurinominales”, pero no dice porque no están de acuerdo. Será interesante escuchar las razones cuando esto pase a ser discutido en la cámara y esperemos que esas razones si contemplen el bienestar de la nación y no el bienestar de unos cuantos.

Leer el resto de la entrada »

1 Comentario

Vida Parroquial

muerte_jesus.jpgSEMANA SANTA 2011 EN LA PARROQUIA DEL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

DOMINGO DE RAMOS (17 de abril).

11:30 a.m. Bendición y procesión de Palmas – Jardín de Lomas.

12 m. Misa solemne de Palmas.

LUNES SANTO (18 de abril).

PROYECIÓN DE PELÍCULA. Atrio, a las 8:30 p.m.

JUEVES SANTO (21 abril).

6:00 p.m Solemne Eucaristía de la Institución, recepción de los Santos Óleos, Lavatorio, Traslado del Santísimo Sacramento al Monumento y reparto de pan bendito.

9:00 p.m. Escenificación del prendimiento de Jesús. Calle Guillermo Prieto.

10:00 p.m. Adoración al Santísimo. Hora Santa y meditación en el Monumento.

VIERNES SANTO (22 abril).

10:00 a.m. Vía-crucis viviente. Inicia en Calle Guillermo Prieto, frente al templo parroquial.

3:00 p.m. Siete Palabras desde la cruz.

5:00 p.m. Celebración Litúrgica de la Pasión del Señor, Adoración de la Santa Cruz y Distribución de la Sagrada Comunión.

8:00 p.m. Marcha del silencio y Ejercicio del Pésame a la Virgen dolorosa.

SÁBADO SANTO (23 abril). 9:00 p.m. SOLEMNE VIGILIA PASCUAL.

No hay Comentarios

EL MENSAJERO No. 312

b_312.jpgPresentamos el número 312 del boletín “El Mensajero” Año 7. No. 312. 10 de Abril de 2011. Colima, Col. Calle 27 de Septiembre, 561.

Contenido:

Yo soy la resurrección    – P. Crispín Ojeda Márquez
Para ser hermanos – Genaro Rodríguez Rios
Uniones fracasadas – Carlos Orozco
La piedad popular – P. Gerardo López Herrera
Vida Parroquial

No hay Comentarios

Yo soy la resurreción

lazaro0045.jpgLa última semana de Cuaresma nos coloca ante la tumba de Lázaro, que nos anuncia ya la tumba abierta de Jesús resucitado y nos ofrece una nueva ocasión para abordar el tema de la muerte humana, considerado por el escritor alemán Patrick Süskind, el “anti tema” por excelencia. Don Olegario González de Cardedal, eminente teólogo español, ha escrito que el gran problema de este asunto no es ante todo la propia muerte, sino la muerte del otro, de los demás. Se refiere, por supuesto, a la muerte de los seres queridos. Vivimos la muerte de extraños, lejanos o desconocidos, de manera indiferente e impersonal. En este caso, pensamos o decimos que la muerte es algo “natural” e inevitable y que ya le tocaba, que le tocó partir antes que nosotros. Ventajita que nos lleva. Pero, si quien muere es un familiar –mamá, papá, hermano (a)- o un amigo cercano, nos sentimos profundamente afectados, heridos, mutilados, cercenados, abandonados.

Nos resistimos, entonces, a aceptar la muerte como algo “natural” y como una realidad que nuestra mente puede comprender con frialdad. Estalla en nuestro interior la protesta y el rechazo. Y no entendemos. Nos preguntamos: ¿Qué será de esta familia, con hijos todavía pequeños o adolescentes, sin el padre que se ha ido para siempre? Nos parece demasiado absurda la muerte de ese hijo o hermano joven que tenía toda una vida por delante y una novia ilusionada. Si el fallecido, fue una persona distinguida en algún campo de la cultura humana, lamentamos la pérdida de un gran talento o de un gran benefactor de la sociedad. No entendemos por qué mueren los mejores, los buenos, y sobreviven los peores. Recuerde, compadre, que “hierba mala nunca muere”.

En este mundo dudamos de muchas cosas, excepto de una: que un día moriremos. Inevitablemente. Y moriremos, no tanto porque las enfermedades, la vejez, los accidentes o las fuerzas de la naturaleza, nos asechan, cuanto por haber nacido Moriremos porque hemos nacido, como todos los demás seres vivos del planeta. Mi maestro Paul Gilbert, S.J., comentaba en las aulas de la Universidad Gregoriana que si la humanidad dejara de morir ahora, en un año ya no cabría el género humano en esta tierra. Morir es la ley de la vida. Sin embargo, a diferencia de las plantas y de los animales, el ser humano es el único que sabe que muere, que sabe que morirá el día menos pensado. Esta es su grandeza, y también su desgracia. Ante este destino final, algunos callan, permitiendo así que la opresión se vuelva insoportable; otros, prefieren negar la muerte o no pensar en ella. “Los que te digan que esto no les preocupa nada, o mienten o son estúpidos”, rezongaba Miguel de Unamuno, filósofo español de la Generación del 98. Finalmente, hay quienes, para no pensar en el día mortal, tratan de aturdirse o distraerse en las diversiones y placeres.

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios

Para ser hermanos

hermanos0078.jpgAlbert Camus, filosofo francés, escribió en 1947 una novela, “La peste”, en la que me impresiona el papel de Ramber, el periodista que, en la novela, descubre la solidaridad.

Ramber es un muchacho joven, feliz, el cual ha dejado en Francia a su mujer amada y viaja a Orán, para hacer un reportaje, pocos días antes de que en la ciudad se desencadene la peste. Es un hombre despreocupado de muchas cosas, se dedica solo a hacer su oficio. Su vida es dichosa, sin complicaciones, en pocas palabras, solo vive. Ramber es el símbolo del joven que se dedica a ser feliz.

Pero la peste le sorprende en Orán y queda encerrado en la ciudad cuando en ella se declara la cuarentena. Su primera reacción es de cólera: el problema de la ciudad es algo que a él “no le concierne, él era extraño a la ciudad y que, por lo tanto, su caso debía ser especialmente examinado”. No se siente ligado a las medidas que las autoridades adoptan. Piensa que el suyo “es un caso personal”. Decide escapar en diversas ocasiones, en contra de las normas comunes. Él, piensa, “no es culpable” de lo que en la ciudad ocurre. No tiene porque pagar las consecuencias. El tiene “derecho a la dicha”.

Cuando consulta su caso al doctor Rieux, el personaje central, que ha decidido renunciar a su propia dicha para curar a los apestados, el doctor aprueba su decisión.

Pero cuando Ramber intentaba huir de esta atmósfera con obstinación y habilidad, pero sin éxito, descubre que, cuando en una ciudad hay peste ya no hay “casos personales” y que “ya no había destinos individuales sino una historia colectiva que era la peste y sentimientos compartidos por todo el mundo”. Que todos los hombres están unidos por un mismo destino y por sus circunstancias. Descubre que el hombre es “una idea y una idea pequeña, a partir del momento en que se desvía del amor”; también se dio cuenta que así como él, había muchos casos similares como el doctor Rieux que tenía a su esposa a cientos de kilómetros en un sanatorio, y empieza a “sentir vergüenza de ser feliz el solo”. Todo esto le motiva para renunciar a su dicha personal y comenzar a trabajar en ayuda de los más necesitados.

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios

Uniones fracasadas

3478923.jpgEn medio del escándalo que han provocado las uniones homosexuales, se ha sabido que no resultan tan fructíferas a pesar del apoyo internacional del que gozan los movimientos que las promueven. Claro, sus promotores dicen lo contrario, argumentan que pueden constituir familia, que pueden vivir en la felicidad y adoptar hijos para formar lo que llaman, en su locura, “familias”.

La familia es entre hombre y mujer, no entre gente del mismo sexo. Se ha comprobado que esas relaciones anormales degeneran en rupturas prontas, en incertidumbre, en drogadicción, en un mal ejemplo para todos.

Dios, se ha dicho cuando se discute este tema, creó al hombre y mujer para la procreación, para fa felicidad, para una misión, para que fueran un complemento. No dijo únanse hombre con hombre, ni mujer con mujer porque así no se hubiera cumplido el cometido divino de la procreación y la felicidad entre los hombres.

Se ha comprobado que las uniones homosexuales son muy violentas y que hay un índice elevadísimo de enfermedades sexuales porque hay muchas parejas promiscuas. No les importa el ejemplo torcido que dan a sus vecinos o las gentes cercanas afectivamente a ellos, a todos. Casi se suicidan. No les interesa más que lo suyo, sus sentimientos, dar rienda suelta a sus sentidos. Creen, en su desconcierto, que son felices y que hacen felices a otros, aunque la realidad las desmiente al paso del tiempo.

Los gay se dicen incomprendidos, apabullados, que son personas a las que nadie quiere ni respeta, asumen un papel de mártires frente a su familia y los demás, pero no aceptan que su forma de vida contagia para mal la vida social. La Iglesia católica, sabiamente y como promotora del amor de Dios entre los hombres, dice que los homosexuales no tienen culpa si su modo de vida no altera la de los demás con su ejemplo. Es decir, si no pecan. Y esto es correcto.

Leer el resto de la entrada »

No hay Comentarios