Archivo diciembre, 2013

EL MENSAJERO No. 411

Año 8 ᶱ No.411 ᶱ 22 de Diciembre de 2013 ᶱ Colima, Col. ᶱ Calle 27 de Septiembre # 561 ᶱ Tel. 312 3125520 ᶱ  cordimariana.org

1Contenido:

Jesús, presencia inquebrantable… – Pbro. Javier A. Espinosa C.

Bendición del nacimiento de la noche del 24 de diciembre

Cristo viene esta Navidad – Víctor M. Sánchez R.

El recuerdo de niñez – Sergio A. Solís Vergara

¿Un daño menor? – Carlos Orozco Galeana

Sobre Liturgia - Dogneto

Vida Parroquial

No hay Comentarios

JESÚS, PRESENCIA INQUEBRANTABLE DE LA FIDELIDAD DE DIOS

EvangelioHemos llegado al último domingo de Aviento y nuestra alegría se hace desbordante, porque constatamos el inmenso amor que Dios nos tiene, al venir a nosotros y ofrecernos en Jesús la fuente inagotable de la reconciliación, pues Jesús es la presencia de Dios entre nosotros.

Este regalo inmerecido transforma la historia de la humanidad, pues el hijo de Dios se hizo hombre para salvar a la humanidad del pecado, y para gozar de esta bendición inimaginable se necesita tener inmensa fe, como nos dice el evangelio de éste domingo: Mateo 1, 18-24, porque este acontecimiento es de origen divino: que Dios se haya hermanado con nosotros, hasta el extremo, rebasa toda nuestra lógica y estructuras humanas, para celebrar la bondad de Dios.

El que Dios haya decidido habitar entre nosotros, para ser Emmanuel, sólo se entiende desde Dios; así nos lo dice Mateo: “sucedió que ella, por obra del espíritu Santo estaba esperando un hijo… Antes de que vivieran juntos” y José que había preparado todos los detalles, esperando el momento del matrimonio, descubrió que María estaba esperando un hijo. José amaba a María y era un hombre justo, por lo que no quería ponerla en evidencia; así que pensó dejarla en secreto. Su desilusión era tan grande que simplemente quería desaparecer y apartarse de toda responsabilidad, le parecía más justo huir y esconder su frustración que poner en evidencia María.

Y una vez que el evangelista nos describen las reacciones de José, en las que quede claro: Jesús es puro regalo divino para la humanidad. José deja entrar en sus sueños, en su vida y corazón a Dios, con una fe tan grande que escucha su voz y esto le ayuda a no dejarse guiar por sus impulsos. Quitó todos sus temores, reflexionó y llego a entender que los planes de Dios son más importantes que los nuestros, por más valiosos que estos parezcan, e hizo lo que el ángel le había mandado: “José, no dudes en recibir en tu casa a María, tu esposa, ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo y tú le pondrás por nombre Jesús”.

Muchos planes de Dios se frustran porque nosotros queremos ser los protagonistas, o queremos que las cosas salgan como las tenemos planeada, olvidándonos que es Dios el que debe brillar en todas nuestras acciones; por eso, fácilmente nos desilusionamos y queremos abandonar trabajos que realizamos en su nombre. Debemos ser capaces de dejar actuar a Dios, frente a las dificultades que nos vienen por servir e ir más allá de nuestras propias satisfacciones, sólo allí podrá operar el Espíritu Santo.

Hoy, que muchas cosas no salen como las teníamos planeadas a causa de la situación económica, social o política; necesitamos soñar juntos, orar y reflexionar para no huir ni abandonar nuestras responsabilidades, ante las situaciones adversas de la vida, para unir fuerzas y trabajar con sentido comunitario, sólo esto nos permitirá defender la vida y superar toda frustración, pues se requiere vivir de la Esperanza, de otra manera no nace entre nosotros el don supremo de Dios, el Emmanuel que salvará a su pueblo de sus pecados.

Tú, ¿cómo esperas el Mesías? Huyendo de las crisis actuales o asumiendo las dificultades para hacer de tu vida un proyecto de comunidad. José hizo realidad sus sueños al asumir lo que parecía incomprensible y se hizo “Dios con nosotros”. Que en esta Navidad hagamos realidad los sueños de la vida nueva, armonía, justicia y paz, integrando al que hoy tratamos como extraño y encontrándonos con el excluido o despreciado, para forjar proyectos solidarios que sean eco de aquel canto: “Hoy les ha nacido en la ciudad de David Salvador”.

Pbro. Javier Armando Espinosa Cárdenas

No hay Comentarios

BENDICIÓN DEL NACIMIENTO LA NOCHE DEL 24 DE DICIEMBRE

24

 

Bendición del nacimiento la noche del 24 diciembre

Todas las luces apagadas y menos las del nacimiento. Se canta un villancico

1.- Papá o mamá:( trae en brazos al niño Jesús y lo ponen en el pesebre). Y dice:

Hijos, acabamos de poner al niño Jesús en medio de nosotros.

En medio de la oscuridad de las tinieblas…

La luz era débil, poco se podía ver. Es el símbolo de la humanidad en situación de adviento, de espera y de expectativa.

Ahora ha llegado el niño.

Las tinieblas se han vuelto luz.

La noche se volvió día.

Esto es lo que significa Navidad: la fiesta de la luz, de la vida y del amor humanitario de nuestro Dios.

Se ha encendido la luz. Ahora podemos ver todo: a Dios como Padre, a los otros como hermanos, al mundo como la herencia del padre nos da.

Todo esto por causa del misterio de esta noche santa y anunciada.

Ha nacido un sol que jamás tendrá un caso: Jesucristo, hijo eterno de Dios, nuestro hermano bien amado.

Venimos aquí, al pesebre, para celebrarlo y adorarlo con los ángeles del cielo, con los hombres de la tierra y con toda la naturaleza.

2.- Uno de los hijos dice:

¡Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad! Este es el mensaje que dicen los ángeles, mensajeros de Dios.

El niño revela la gloria de Dios. No la gloria de un rey, ni la de un rico, ni la de un fuerte.

Es la gloria de Dios-niño, que es inocencia, candor, ternura y amor.

Ante la inocencia, calla el poderoso para contemplar.

Ante el candor, se inclina el violento para acariciar.

Ante la ternura, el insensible abre su corazón para comunicarse.

Ante el amor, todos se extasían y recobran la alegría de vivir.

Esto es lo que sucede con la Navidad y con la gloria de Dios, que es la vida del hombre.

Esta gloria de Dios-niño trae reconciliación y paz a la tierra.

Vivimos en medio de conflictos de vida y muerte.

Muchas veces no somos hermanos y con frecuencia somos enemigos.

La Navidad produce, al menos por unos momentos, paz y reconciliación.

Ante el pesebre nos sentimos hermanos hasta de los animales.

Todos se confraterniza: el cielo luminoso de Los Ángeles con la tierra oscura de los hombres.

¡Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra los hombres de buena!

3.- Dicen los hijos varones: (o un familiar)

En los campos de Belén había pastores. Fueron los primeros que recibieron la gran noticia del nacimiento de la luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo, Jesús.

Fueron al portal creados por la luz y, al verla, se llenaron de alegría. Y comunicaron esta verdad que nos ha llegado hasta hoy: el Esperado por todos los siglos acaba de nacer. La gracia de Dios no abandonó la tierra de los hombres. ¡El Salvador está entre nosotros!

Los pastores representan a toda la humanidad, especialmente a la parte de ella que Dios más ama: los pobres y los humildes de mundo.

La Navidad crea esperanza en nuestro corazón: en el reino que ahora se inaugura no habrá más pobreza que ofenda a Dios y humille a los hombres. Este niño da esperanza a los desesperados, consuela a los tristes, enjuga las lágrimas de todos los que sufren penas de esta vida.

Hermanos, os anuncio una buena noticia, motivo de gran alegría para todos: ¡hoy nos ha nacido el Libertador que es Cristo el señor!

4.- Dicen las hijas (o un amigo de la familia que fue invitado)

Junto al pesebre descansan el buey y la mula.

En los campos, las ovejas y los perros pastores.

En el cielo las estrellas siguen su curso sin.

Todo está bañado por la luz que surge de la cueva donde reposa el Niño, sobre unas pajas, sonriendo.

La naturaleza no fue indiferente al nacimiento de Dios.

Las historias antiguas cuentan que cuando todo estaba en profundo silencio y la noche iba por la mitad de su curso… entonces, de repente, hubo un gran resplandor en el cielo y Dios bajó a la Tierra.

Había nacido el Verbo de la Vida.

Entonces, las hojas de los árboles callaron como muertas.

Entonces, el susurro del viento se suspendió en el aire.

Entonces, el gallo que cantaba paró a mitad de su canto.

Entonces, las aguas del riachuelo dejaron de correr.

Entonces, las ovejas que pastaban y quedaron inmóviles.

Entonces, el pastor que levantaba su cayado quedó como petrificado.

Entonces, en ese momento, paró todo, se silenció todo, se interrumpió todo: nacía Jesucristo, nuestro Salvador y Señor de toda la creación.

Toda la naturaleza reconoce, agradece, y se une a los hombres delante del pesebre.

En medio de nuestras tinieblas nació la verdadera Luz, y la luz tiene más derecho que las tinieblas. Alegrémonos y Hermanemos con todos los seres del mundo.

5.- Dice uno de los padres de familia, para bendecir el nacimiento:

Jesús, que fuiste niño como cualquiera de nosotros. Danos esta noche santa un alma de niño para que seamos sencillos, alegres, confiados, tiernos cariñosos con todos: con los hombres, nuestros hermanos, y con todos los seres de tu creación.

Pero pedimos por Ti mismo que siendo hijo de Dios asumiste y consagraste todo y te hiciste nuestro hermano ahora y para siempre, por los siglos de los siglos. Amén.

Terminamos cantando un villancico

No hay Comentarios

CRISTO VIENE ESTA NAVIDAD

El mes de diciembre es para muchas personas, el mes más alegre de los corazones. Todos de alguna manera lo sentimos y/o lo expresamos; vaya, hasta los no creyentes notan esa espera venturosa del día 24 diciembre.

Visto como momentos de obsequios, de convivencia familiar y social en los lugares de trabajo, escolares, deportistas; asociaciones sociales de muchos tipos y clasificaciones se reúnen para celebrar, momentos de acercamiento con la finalidad de dar gracias a Dios por el año que termina, para ser una introspección sobre nuestra vida personal, o para participar de un análisis en el centro de trabajo o empresa que se elabore.

La presencia del salvador se manifiesta de muchas maneras y la buscamos por ejemplo, preparando el nacimiento de acuerdo a nuestras posibilidades económicas o gusto, pero de alguna forma está presente en el hogar, aparte de lo que vemos en nuestro derredor como expresión de este tiempo de cierre de año y con la esperanza de que el próximo nos vaya mejor. Pero a todo lo anterior, como manifestación material, habría que desagregarle el carácter consumista, que no traen mensajes religiosos sino monetarista con el ¡compre, compre!

Por el contrario, la presencia del Niño Dios en nuestro hogar, templo, o en nuestros corazones, tiene un aspecto muy fino en lo subjetivo de cada uno de nosotros, ya que es una nueva oportunidad para acercarnos a Él, y sentirlo en nuestro ser como un fuego suave que nos fortifica con nosotros mismos, con la familia y que nos abre un panorama para continuar en esta vida con cariño, respeto y colaboración con los demás.

Comparto la explicación que Monseñor Demetrio Fernández, obispo de Córdoba, España: explica que la alegría que se pide no vienen de afuera,… “si miramos al portal de Belén, veremos que el hijo de Dios ha venido en la más absoluta pobreza. Allí no hubo ni cenas, ni regalos, mi bulla. Allí hubo mucho amor por parte de su madre María y por parte de José”, precisa. “Esa es la alegría que se nos promete: la paz de Dios en nuestras almas y en el mundo, porque viene a salvarnos el que quita el pecado del mundo y nos hace hijos de Dios. No hay paz y justicia, no habrá alegría verdadera sin hacer partícipes de esta salvación a los pobres, que sufren en su carne y en su alma las consecuencias del pecado”. Precisa que esa alegría desbordante, que colman y sacia el corazón humano va desde dentro de en primer cada uno hacia fuera.

“Rebosa de nuestra alma nuestro cuerpo, a nuestra sensibilidad incluso a nuestros sentidos exteriores. La vida cristiana produce alegría desbordante y se nota nuestro rostro y en el exterior. De esa alegría interior estamos llamados a dar testimonio de nuestro entorno, porque el cristiano no tiene cara de amargura, sino de haber sido redimido. El cristiano vive con la certeza de una victoria”, afirma.

Mons. Fernández termina su carta pastoral con una oración que se rezará durante la misa de medianoche, en Nochebuena, en la que explica que cristiano es “el que espera la venida del Señor, el que desea ese encuentro creciente con el amor de su alma. Por eso, está contento al llegar la Navidad y no deja distraerse por otros elementos extraños a esto. La alegría promete ser desbordante, de dentro fuera, una alegría que el mundo no puede dar, porque sólo viene de Jesucristo nuestro Salvador, de nuestro encuentro con él. Por eso, qué triste una Navidad sin Jesucristo”.

Que nos contagie esa alegría del salvador y que la encender el cuarto cirio de adviento, el fuego de su amor, penetre nuestros corazones recibiendo su bondad, paz y felicidad que sólo su espíritu satisface completamente.

Víctor Manuel Sánchez Rodríguez

No hay Comentarios

RECUERDO DE NIÑEZ

Hace varios días nos visitó a nuestro negocio una persona que necesitaba una esfera de concreto para decorar su jardín, le pedimos que regresara en unos cinco días ya que este tipo de material se tiene que fabricar.

Nos llamó mucho la atención de que no quitara la vista de una fotografía que tenemos de la parte posterior del hospicio Cabañas en la ciudad de Guadalajara, Jal., el único comentario que hizo fue que estaba muy bonita y que dónde la habíamos conseguido.

A los cinco días regresó por su esfera y ya que en ese momento no me encontraba en el negocio, le preguntó a mi hijo si le podríamos vender la fotografía, él le comentó que lo iba a consultar conmigo y le pidió que regresara más tarde, así lo hizo y mi esposa la atendió, cuando le preguntó de la famosa fotografía, mi mujer le dijo que sí le gustaba se la regalaba, ella asomándosele unas lágrimas en los ojos lo aceptó con mucho gusto.

Después de este evento regresó y nos platicó porqué le había llamado tanto la atención esa foto; ella hace muchos años estuvo y vivió de niña en el hospicio cuando funcionaba como casa hogar para niños y niñas, al parecer su mamá le dijo ahí porque no la podía mantener y atender.

En días pasados regreso y nos comentó que Dios nuestro señor es muy grande que no podía creer que después de tantos años y en “Colima” se fuera a encontrar un recuerdo de su niñez, una niñez grata, con muchas carencias materiales y con muchos valores morales que le inculcaron en esa institución donde “todo se compartía” y el hecho que mi mujer, sin conocerla y sabiendo que podía comprar esa fotografía se la hubiera regalado, que ese gesto no es otro que el ser cristianos y saber compartir, que definitivamente “se ven los milagros de Dios todos los días” en estos pequeños detalles que debemos de ver y valorar.

Bueno, pues eso es Navidad, que Jesús renazca en nosotros, en nuestros corazones, en nuestra familia, el fin de que la celebremos con intercambio de regalos, de regalos para los niños no es otra cosa que “compartir”, compartir el amor de Jesús, compartir la felicidad, compartir con nuestros hermanos la alegría de ser cristianos, de llevar a otros hogares lo que posiblemente les alegre esa noche el recibir de “otras personas que no conoce” el mensaje de Jesús.

Esta Navidad celebrémosla diferente a todas las Navidades, llevemos el Evangelio de la familia nuestros semejantes y que el estilo de vida de Jesús lo hagamos nuestro todo el tiempo.

Por este medio, les quiero desear lo mejor de lo mejor para ustedes y toda su familia y que Jesús renazca todos los días en sus corazones, su hogar se llene de Él y derrame amor felicidad y paz con toda sinceridad.

Sergio A. Solís Vergara

No hay Comentarios

¿UN DAÑO MENOR?

El Congreso local reformó la Constitución y aprobó el reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo y las denominó enlaces conyugales, mediante las cuales los contrayentes adquieren derechos y obligaciones. Este reconocimiento secundó a las llamadas sociedades de convivencia que se pusieron en boga en el Distrito Federal y cuyos promotores las instauraron para proseguir con la aparición de otras figuras jurídicas, encaminadas a darle legalidad a las relaciones de pareja entre los del mismo sexo.

Si el Congreso hubiera cedido a la presión de los interesados estaríamos hablando ahora de un daño mayor al que se ha producido con la legalización de aquellas ligas. Estoy seguro que hubo y hay fiesta en muchas partes por lo que significa la nueva figura de ley creada. Es consecuencia de numerosas luchas que han librado los que no pueden vivir felices en unión con personas de sexo diferente. En consecuencia, además, como ya lo he dicho otras veces, de promociones del extranjero muy concretas que han hecho suyos movimientos de izquierda que, en este ámbito y en México, logran obtener buena cantidad de votos.

A los partidos de izquierda no les importa que se altere la vida social y se menoscaben los principios y valores que disque la rigen. Les importa seguir retando a los distintos regímenes aduciendo que el movimiento homosexual tiene derecho a proponer el matrimonio que le es consustancial. Por ahora, cierto, han ganado algunas batallas. Podría ser que consideren ese triunfo local como un avance intermedio para llevar a la meta que ansían de que se legisle que las uniones homosexuales son equiparables al matrimonio en tanto que los enlaces conyugales, dirán, ya estipulan al fin derechos y obligaciones.

El tiempo aclarará si los diputados acertaron o no al dar vida jurídica a los enlaces conyugales. Habrá que estar al pendiente de que a la sombra de estos no exista un núcleo, digamos familia entre comillas, que provoque luego la convivencia con menores y éstos sigan una ruta igualmente homosexual, de libertinaje y decadencia.

Debe protegerse a la familia tradicional como lo hizo recientemente el primer ministro ruso Vladimir Putin, quien prohibió la publicidad homosexual y la adopción de menores por parejas de este signo, prácticas que se realizan infortunadamente en España, Francia y Canadá.

Quiere evitar este político ruso a toda costa la corrupción social; avizora que de no contener al movimiento homosexual puede verse su país, más pronto que tarde, en un pozo obscuro de amoralidad que dañará a su pueblo. Bien por Putin que, sin embargo, manifestó su respeto por las organizaciones sociales cuando éstas conlleven iniciativas que no afecte la moral social.

Que no haya cedido el Congreso local a autorizar las uniones homosexuales equiparándolas al matrimonio civil se debe en gran parte al posicionamiento y a la firmeza de la Iglesia Católica que ha luchado arduamente para que se respete la integridad de la figura tradicional y porque, en cierto modo, la comunidad que fue consultada por el Congreso defendió su naturaleza. Es deseable que los enlaces conyugales no interfieran en el equilibrio de la vida comunitaria, bien que debemos cuidar.

Carlos Orozco Galeana

No hay Comentarios

SOBRE LITURGIA

Lo primero que hay que respetar sobre la liturgia es su definición y según el Vaticano II a través de la Constitución sobre la Sagrada que Liturgia dice: que es “el culto público integro ejercido por el cuerpo místico de Jesucristo, la obra por la que Dios es perfectamente glorificado y los hombres santificados, en donde signos sensibles significan y cada uno a su manera realiza la santificación de los hombres” (SC 10)

Cuando nosotros participamos de la liturgia, como asamblea activa por ejemplo, respondiendo con alegría y fuerza, cantando, leyendo las lecturas, las moniciones, la oración universal, escuchando la palabra de Dios y poniendo atención, dando limosna, comunicando, etc., como cuerpo místico de Jesucristo glorificamos a Dios y al mismo tiempo somos santificados “es un doble movimiento de la liturgia: el que trasmite de los hombres el don de Dios y el que revierte a Dios el amor de los hombres salvados”.

En las cosas de Dios, tiene que existir un elemento interior, que consiste en fortalecer tu espíritu, es a lo que le llamamos en la liturgia, el tiempo de la comunidad o servicio de la caridad hacia dentro. Su objetivo es hacer crecer a la comunidad entera ósea, aprendemos a vivir la fe en estrecha comunión con la vida y con proyección misionera.

Después está el elemento exterior o también el tiempo de servicio al mundo o servicio de la caridad hacia fuera, a través de una sociedad más humana, a saber, más justa y libre, no podemos trabajar uno solo, estos dos elementos tienen que complementarse; “el ministerio litúrgico, pues, anuncia lo que la liturgia realiza, la cual a su vez, inspira lo que la caridad obra a la cual, tiende la actividad de la Iglesia y al mismo tiempo la fuente donde mana toda su fuerza”.

DOGNETO

No hay Comentarios

VIDA PARROQUIAL

DESPEDIDA A NUESTRO SEÑOR OBISPO DON JOSÉ LUIS: el lunes 23 de diciembre de 2013, a las 6 de la tarde, en la Catedral, será la celebración de agradecimiento a nuestro Obispo D. José Luis Amezcua Melgoza. Todos estamos invitados para agradecer personalmente a Dios este don, que desde el 11 de agosto de 2005 hasta el 10 de enero de 2014 hemos palpado, en la persona de nuestro querido Obispo don José Luis Amezcua. ¡Todos estamos invitados!

PARA LOS QUE VAN A BAUTIZAR: les avisamos que no habrá pláticas de preparación al bautismo esta última semana del mes, hasta la semana del 6 de enero de 2014. Desde el 1 noviembre, las pláticas son todos los viernes a las 8.00 p.m. y los domingos a las 11 del día. El día del bautizo les pedimos sean puntuales el domingo, porque iniciamos el rito del bautismo al comienzo de la eucaristía, de las 12 del día, y antes del ofertorio se pone el Oleo de Catecúmenos.

LAS MISAS DE NAVIDAD Y AÑO NUEVO, SERÁN A LAS 9 DE LA NOCHE y al día siguiente los horarios serán como todos los domingos, sólo se suspenderá, en ambos días la celebración a las 7 de la mañana.

ESPACIO DE “CONSEJERÍA FAMILIAR”, EN LA CASA PASTORAL: este servicio se ofrece en la casa de pastoral de la parroquia, que se encuentra por Gabino Barreda. Servicio de consejería familiar, para quien guste tratar un problema familiar y encontrar caminos de solución. Se atiende de las 6 de la tarde a las 9 de la noche, de lunes a viernes. Cada hora está una pareja que atiende a los que lo soliciten. La última semana de diciembre no habrá este servicio, hasta la semana del 6 al 11 de enero de 2014.

BIENVENIDA AL NUEVO OBISPO DON MARCELINO HERNÁNDEZ RODRÍGUEZ: profesión de fe el jueves 9 de enero de 2014 a las 7 de la tarde en Catedral, y el viernes 10 de enero a las 11 de la mañana será la toma de posesión en el casino de la feria; celebración en la que estarán presentes varios obispos, el nuncio y los dos cardenales (de México y Guadalajara). ¡Vamos todos a celebrar esta nueva etapa en nuestra vida diocesanal!

No hay Comentarios

EL MENSAJERO No. 410

Año 8 ᶱ No.410 ᶱ 15 de Diciembre de 2013 ᶱ Colima, Col. ᶱ Calle 27 de Septiembre # 561 ᶱ Tel. 312 3125520

portadaContenido:

Comunicado de Mons. José Luis…

Vivamos con alegría: ¡El Señor… – Pbro. Javier A. Espinosa C.

¿Cómo explicarle a un niño… – Sergio Solís V.

Sobre Liturgia – Diogneto

Esta navidad necesitamos… - Víctor M. Sánchez R.

Escuchar al Papa – Carlos Orozco Galeana

Vida Parroquial

No hay Comentarios

COMUNICADO

comunicado

No hay Comentarios