Respuesta ciudadana


reunion0010.jpgMe llegó en estos días un correo de un amigo; de esos correos que se reenvían con la intención de formar eco en lo que proponen. En lo personal no dedico mucho tiempo a leerlos, y con esto no quisiera que se ofendieran las personas que los mandan, pero en realidad un gran porcentaje de esos envíos pueden ser considerados no necesarios ni indispensables, y otro porcentaje más es basura. Me detuve en este porque decía que se trataba de un periodista extranjero que hablaba sobre México y la opinión extranjera siempre hay que evaluarla.

Quisiera aclarar unos puntos sobre este mensaje: Para empezar no vi en el texto alguna prueba, dirección web o algo que me remitiera a la publicación original de ese artículo ya que en el encabezado dice que se trata de una columna de un periódico extranjero; dicho texto está cargado de malas palabras (no creo que alguna publicación seria se anime a imprimirlo así) y ofensas hacia los mexicanos; la invitación y conclusión del mismo es un poco aventurada y arriesgada (una Guerra Civil en México) aun cuando tenga mucha razón en lo que ahí se dice; no publico aquí sus contenidos porque en realidad se trata de lo mismo que en este espacio se ha ya criticado de nuestra situación social, económica y política, lo cual podría resumir en pocas palabras: corrupción, enriquecimiento ilícito, compadrazgo empresarial, pobreza, indiferencia, partidismo absurdo, política contaminada, etc, etc, etc. Todo eso con lujo de detalle, malas palabras y con la triste realidad de que nosotros somos los culpables, la sociedad en general.

Si bien es cierto que me dejó un alto grado de indignación, también es necesaria una gran dosis de pensamiento. Se requiere reflexionar lo que estamos viviendo actualmente para buscar caminos de solución civilizados y firmes. En estos últimos meses hemos sido testigos de la capacidad de ciertos medios de comunicación para poner en jaque situaciones que antes sólo creíamos porque la TV o la Radio lo decían: la cantidad de dudas y cuestionamientos que surgieron alrededor de la famosa Influenza Porcina, la protesta ciudadana con motivo del alza a los impuestos (sobre todo en la red social Twitter), las campañas de anulación del voto en las elecciones pasadas, y ahora recientemente la promoción iniciada por el periodista Pedro Ferriz De Con, del grupo Imagen, para la eliminación de los Diputados y Senadores Plurinominales (legisladores que no son votados sino que llegan a sus puestos porque cada partido tiene derecho a ponerlos según los resultados de las votaciones), a la cual se han unido ya cientos o quizás miles de ciudadanos enviando un mail con su nombre y el número de su credencial de elector.

Ahora que existe una propuesta para una Reforma Política los ciudadanos debemos poner nuestro grano de arena: primero tenemos que conocerla y evaluarla para ver si esos cambios tienen la profundidad que necesitan los problemas de nuestro México, en segundo lugar es el momento de hacer sentir nuestra voz y proponer, organizadamente como se ha hecho en algunos medios; porque hasta ahora los que se sienten con la voz cantante son los representantes de partidos y otras fuerzas políticas que no hacen más que vigilar sus propios intereses y que si les dejamos a ellos el análisis y discusión de los cambios, al final esa reforma política no será más que otro «hazme reír» internacional con el cual nos dan atole con el dedo pero que no se logra absolutamente nada.

Sabemos bien que nuestro sistema ya no responde a sus razón de ser, ya no nos representan a nosotros sino a los intereses de ciertos grupos o partidos, por tanto es hora de que nos presten el micrófono y de que hagan caso a nuestras demandas. No me gusta mucho la frase «Cada pueblo tiene el gobierno que se merece» y espero no tener que decirla en los resultados de las elecciones que tendremos dentro de dos años.

P. Gerardo López Herrera

, , , , , ,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)