Desde afuera


ejer.jpgSe ha criticado ya bastante el trabajo del Gobierno Federal ante el Narcotráfico y la delincuencia organizada. Se habla mucho de si las estrategias son las correctas, de que hay muchos muertos y de que al final de cuentas no se ven los avances. Pero resulta interesante de vez en cuando escuchar voces de afuera que ven la problemática y el trabajo desde otro ángulo.

El pasado martes, regresaba de una pequeña visita a la casa de mis padres, encendí la radio de mi coche y venia escuchando un programa de Radio Imagen llamado: «FRENTE AL PAIS» que dirigen los periodistas Ana Paula Ordorica y Pablo Hiriart. En dicho programa, que ya se estaba casi terminando, estaban conversando vía telefónica con Luis Alberto Moreno presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, de origen Colombiano. Me gustaría resaltar algunas cosas que este diplomático y periodista puntualizaba en ese momento, a propósito de la lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada que se vive en nuestro país.

1. En el contexto de una felicitación a los responsables de esta lucha, Luis Alberto Moreno comparaba a México con Colombia diciendo en parte que ellos ya habían pasado por esa etapa dura, inevitable, pues los delincuentes no van a renunciar pacíficamente.

2. Según su propia experiencia, el trabajo y la lucha contra este mal es necesario y prioritario, cada año que pasa sin combatir este problema se multiplica por 10 años de lucha seria y por supuesto, muchas más muertes. Recordé en ese momento y traté de hacer cálculos del tiempo que llevaba nuestro país sin hacer gran cosa. Cómo si hubiera un pacto o control en el que hacendosos de la vista gorda se podía delinquir en este ámbito.

3. Esta acción no es responsabilidad sólo del gobierno, el mal necesita que el mismo pueblo decida erradicarlo. Sin la participación ciudadana no se podrá avanzar mucho. El problema será siempre que los ciudadanos honestos temen por sus vidas y familias; una simple denuncia ha sido motivo de muertes y venganzas.

4. Ya casi al final me agradó que sin pelos en la lengua, Luis Alberto Moreno, les dijo abiertamente que los medios que ellos dirigían tenían también mucha responsabilidad en el éxito o progreso de este combate, pues son los que comunican el matiz positivo o negativo de las acciones y alimentan la opinión pública que puede echar abajo o impulsar un plan de trabajo.

Todo proyecto de trabajo a favor de la seguridad y bienestar de todos es criticable y sin duda que habría que corregir algunas cosas de este que estamos viviendo actualmente. Pero es necesario que se haga algo, que se pongan todas las fuerzas del orden necesarias para terminar con este cáncer social. No creo en un intento de negociación en el que los delincuentes acepten su culpa y se entreguen pacíficamente, ni tampoco tendríamos que aceptar un pacto en el que ellos puedan seguir produciendo y traficando con ese veneno.

Las críticas serán siempre libres, pero sería interesante empezar a escuchar, no sólo quejas de tanta muerte, sino propuestas. En las próximas elecciones, los que se animen a postularse como candidatos, tendrán que pensar muy bien lo que van a propones en sus campañas. Yo por mi parte no pienso votar por alguien que no esté decidido a continuar esta lucha; lucha que podría mejorarse con buenos programas de educación, incentivos para las fuerzas del orden, reformas políticas que mejoren nuestro gobierno, etc. No me gustaría pensar que hay actualmente una campaña de desprestigio a estas acciones, promovida por gente de todos los ámbitos que cuidan intereses personales o mordidas, que unida a la violencia desatada por los delincuentes pretenden que la gente piense que de nada sirve lo que se está haciendo.

P. Gerardo López Herrera

, , , , ,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)