Archivo etiqueta alegría

Fiesta Parroquial

parroq.jpgEstamos de fiesta en la parroquia y no porque celebremos alguna de las fechas que la Iglesia ha fijado para conmemorar a algún santo o santa o algún otro acontecimiento en particular. Estamos jubilosos, celebrando que nuestros pastores Crispín y Gerardo, cumplen años en el servicio a Dios y al prójimo. Treinta años los cumple el Padre Crispín y ocho el muy joven Padre Gerardo. A ambos, que siempre lucen joviales y activos, les deseo que cumplan más aniversarios en el servicio a la Iglesia de Dios; ojalá y que los fieles de esta parroquia sigamos gozando de su sabiduría y de su gran calidad humana.  

Debemos estar muy contentos porque la dirección de esta demarcación es acertada, hay una agenda de trabajo para todos los días que solamente puede cumplirse si nuestros sacerdotes están en óptimas condiciones físicas. Todo mundo encuentra aquí una gran variedad de servicios eclesiales, de confesión, bautizos, primeras comuniones, celebración de matrimonios, misas de difuntos, grupos bíblicos en funciones, la explicación de la Palabra y, en fin, una dinámica que muestra el nivel del compromiso que la jerarquía eclesial tiene con todos.

El Padre Crispín y el Padre Gerardo son, pues, sacerdotes de lujo en nuestra parroquia y juntos son un gran equipo de trabajo. Esto se nota rápidamente. La Palabra de Dios que ellos esparcen todos los días, es una semilla que se queda en los corazones de cada uno. Las homilías, que son fundamentales para comprender mejor qué es lo que Dios quiere de nosotros, son por igual un gran regalo que el Señor nos hace llegar para que las hagamos vida y para apreciar las obligaciones que tenemos como cristianos convencidos.

Todo sacerdote ha de ser coherente en su vida ministerial. El Papa Benedicto XVI exhortó recientemente a los servidores de Cristo en el mundo a vivir en forma coherente con el sacramento recibido y examinó la generosidad con la que se entregan todos ellos para servir a Dios. Ellos son, sin duda, ejemplo para el mundo porque viven su vocación, dijo el Papa, como un don gratuito de la misericordia de Dios, con sentido de reconocimiento, amor y alegría. Los sacerdotes, además, deben enfrentar las dificultades con serenidad del espíritu, con sabiduría y entregar su vida a los demás, especialmente a los pobres, en los que está Jesucristo. Y claro, porque hace mucha falta, pidió el Papa que recemos para que nuestros sacerdotes sigan entregándose con fidelidad a la misión que se les ha confiado.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , ,

No hay Comentarios

Dichosos ustedes los pobres

El mendigo.jpg corazón del tío Tomás era muy débil y el médico le había aconsejado que tuviera mucho cuidado. De modo que cuando sus familiares se enteraron de que el tío Tomás había heredado mil millones de dólares de un pariente difunto, tuvieron miedo de comunicarle la noticia, no fuera a ser que la fuerte impresión le ocasionara un ataque al corazón.

Así pues, pidieron ayuda al párroco, el cual les aseguró que él encontraría el modo de darle la noticia. «Dígame, don Tomás -le dijo el Padre José al anciano cardiópata- si Dios en su misericordia le enviara mil millones de dólares, ¿qué haría usted con ellos?».

Tío Tomás pensó unos instantes y dijo sin el mejor asomo de duda: «Le daría a usted la mitad para la Iglesia, Padre». Al oírlo, el Padre José sufrió un repentino ataque al corazón y murió en el acto.

¿Un chiste de humor negro? ¿O la cruda realidad humana? Me inclino por lo segundo. Esta anécdota pone al descubierto el corazón de los seres humanos. El pariente millonario, quien a su vez había sufrido un ataque al corazón como consecuencia de sus esfuerzos y preocupaciones por hacer crecer su imperio industrial, reconoció en su convalecencia que las cosas de este mundo son vana ilusión. La grave enfermedad y la amenaza de la muerte le hicieron ver, además, su codicia y su egoísmo. Fue entonces cuando decidió repartir la mayor parte de su fortuna a instituciones benéficas y a sus parientes más pobres.

¿Y qué decir del caso del Padre José? Su corazón no resistió el impacto de aquellos dólares. La noticia era como para estallar de alegría. Pensó en todo aquello que podría hacer con ese dinero para bien de su feligresía: imaginó el templo parroquial completamente terminado, vio un asilo de ancianos y un albergue para niños desamparados y hasta una empresa cooperativa que daría empleo a mucha gente necesitada. Era una buena persona el Padre José. Pero, tal vez su corazón no hubiera tronado, si en medio de la euforia causada por tan feliz noticia, hubiera recordado que el Reino de Dios es, ante todo, obra del mismo Dios. Que es el Señor quien lo hace crecer y fructificar, que el éxito de su Reino no depende de los recursos y poderes humanos, sino de su gracia y poder divino. Con frecuencia, las ansiedades, ayudas anhelantes o angustias en los trabajos apostólicos o pastorales, revelan codicia y egoísmo.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , ,

No hay Comentarios

Su fe la salvó

haiti002.jpgEn medio de la tragedia del terremoto de Haití hemos sido testigos, gracias a la tecnología y la globalización, de muchas historias y realidades difíciles de nuestros hermanos en desgracia. Apenas ayer surgió la noticia de que el gobierno Hitiano daba fin a la búsqueda de supervivientes. 132 personas es la cifra oficial de rescatados con vida de entre los escombros, muchos de ellos rompieron con las estadísticas de supervivencia y sus casos fueron considerados casi como milagros. Otros números oficiales presentados fueron: 111,500 los fallecidos y alrededor de 193,000 los heridos.

Recordamos muy bien, por otro lado, como ya lo mencionaba el P. Crispín en El Mensajero de la semana pasada, que ante ésta desgracia hubo quienes en medio de la indignación y la impotencia reaccionaron de manera agria en contra de las muestras de religiosidad, reclamando a Dios e incluso negando su existencia; así como también fuimos testigos de muchos actos de fe y en cierta manera de la presencia de Dios mismo en tantas personas que ayudan para aliviar un poco el dolor de esas personas.

El pasado 19 de enero, los así llamados «Topos» mexicanos, lograron rescatar de entre los escombros a una mujer de 69 años de edad y uno de los principales actores contaba su experiencia ante las cámaras: «…hoy entramos con la bendición de Dios y escuchamos su ruido.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , , ,

No hay Comentarios

Ya no tienen vino

casados.jpgDicen que con los años, los seres humanos van perdiendo el entusiasmo por todo aquello que los llenó de ilusión en su juventud. Que llega el día en que uno se vuelve una persona desalentada, víctima del desengaño y de la rutina, y entonces pierden color y sabor el matrimonio, el trabajo, las diversiones, el futuro…  

Además del tiempo y de la edad, carcomen las ilusiones y la alegría de vivir las pérdidas irrecuperables, las experiencias dolorosas de fracaso en la amistad y el amor y las catástrofes naturales. Es cierto que la edad y las circunstancias adversas oscurecen el gozo de la vida y pueden llegar a borrar la sonrisa de los rostros, pero es también cierto que la alegría depende de nuestra libertad. De nosotros, de nuestra libre elección, depende ser felices o desgraciados. Imagino que muchos lectores negarán esta afirmación. ¿Cómo puede depender la alegría de la libre elección de una persona que ha perdido las dos piernas en un pavoroso accidente? ¿Cómo puede decidir ser alegre cuando me han diagnosticado un cáncer terminal? ¿Tiene sentido para quien siempre ha vivido en la miseria tomar la decisión de ser un tipo alegre?

Y a pesar de todo, la alegría depende de mí y de ti. Las circunstancias pueden eclipsar la alegría, pero yo puedo decidir salir de la oscuridad y recuperar la sonrisa, aún cuando ya nada siga siendo igual. Una mujer soltera, ya fallecida, se pasó el tiempo quejándose de los hechos dolorosos de su existencia no la habían dejado vivir. Y no le faltaban razones para quejarse, pues siendo apenas una niña murió su mamá. Cuando estaba a punto de terminar el duelo, murió su papá y se vio obligada a recomenzar el luto. Enseguida, sumados a problemas económicos y enfermedades, murieron en escala, uno tras otro, diversos familiares y así la mujer llegó a los sesenta años, siempre vestida de luto, y con la impresión de no haber gozado de la vida. Nunca fue a fiestas, no viajó a ninguna parte, no pudo hacer ninguna clase de estudios, no se relacionó con la gente de su edad, ni de otras edades, no se casó. En resumidas cuentas, nunca pudo hacer nada de lo soñaba cuando era joven, y cuando llegó a la madurez, cayó en la cuenta de que era demasiado tarde y el sol se estaba ocultando. A esta mujer le faltó liberarse lo suficiente de las cadenas de las circunstancias trágicas de su existencia, para poder vivir, y vivir en la alegría.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , , ,

No hay Comentarios

Recuerdos

papa_hijo.jpg Eduardo decía que su infancia en familia no la podría considerar de extrema pobreza. Eran tres hijos, dos niños y una niña, de dos o tres años de diferencia en edad entre cada uno, él era el segundo y su hermana era la más pequeña; su padre era campesino y su madre hacía carpetas de gancho que vendía a su amigas. No obstante que sus trabajos no eran bien remunerados Eduardo dice que no carecían de lo necesario para vivir. Tenían una casa sencilla que habían adquirido después de muchos años de esfuerzos y ahorros. Según Eduardo ese era quizás el secreto por el cual sus padres pudieron sacar su familia adelante ante tantas dificultades económicas.

Una vez al año, hacia el tiempo de las fiestas de su pueblo, su mamá los llevaba a la tienda de ropa y les compraba un par de pantalones y dos camisas que ellos podían escoger entre las que les mostraba la señorita que los despachaba, a su hermanita le compraban dos vestidos y unos prendedores para su pelo. Los dos días principales de las fiestas estrenaban su ropa nueva junto con los abrigos que su madre les había tejido. El resto del año usaban siempre la ropa más viejita dejando lo más nuevo para los domingos que iban a la plaza.

En su casa no tenían más que una radio, un tocadiscos descompuesto y una televisión a blanco y negro que veían muy poco porque su mamá no quería que perdieran el tiempo y prefería verlos jugar en la calle, por donde pasaban un vehículo cada dos horas, con los hijos de los vecinos después de terminar las tareas de la escuela.

Leer el resto de la entrada »

, , , ,

No hay Comentarios

Alégrense siempre en el Señor

La palabra «alegría» viene del latín popular «alacer» que significa algo vivo o animado. Por tanto, una persona alegre es aquella que está llena de vida y de energía. Según Don José Ortega y Gasset, filósofo español fallecido en 1955, alegría viene de la palabra «elaphos» que significa ciervo o venado, y entonces alegre es aquel que se siente ligero, rápido y da saltos como un venado. Todos experimentamos la alegría y sin embargo no es fácil explicar qué es este estado de ánimo o sentimiento. No es lo mismo estar feliz y estar alegre. La felicidad es un estado de plenitud. Pleno es lo que está lleno o completo del todo. Por consiguiente, sólo podríamos llamar feliz al ser humano que ha logrado conseguir de manera total sus deseos más profundos. Ahora bien, ningún ser humano se atrevería a declararse plenamente feliz o por lo menos de modo duradero, porque en este mundo ningún mortal puede alcanzar la completa satisfacción de sus anhelos. Hombres y mujeres vivimos en esta tierra como seres insatisfechos, siempre hambrientos de felicidad. La alegría vendría a ser entonces un estado de ánimo, un sentimiento vital de quien camina hacia la felicidad plena.

En este caso, hay que distinguir entre ser alegre y estar alegre. Se dice que una persona está alegre o está contenta porque ha conseguido satisfacer alguna necesidad, carencia o deseo. Por ejemplo, el hambriento está feliz o contento porque finalmente ha llenado su estómago con abundante y sabroso alimento. Por tanto, estar feliz o contento dependerá de las circunstancias, de los acontecimientos, personas o cosas.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , ,

No hay Comentarios

El amor todo lo soporta

familiaEn la Primera Carta a los Corintios 13,7, San Pablo nos dice que el amor perdura a pesar de todo, lo cree todo y lo SOPORTA todo.  Los griegos a través de su historia, de su literatura y de su pensamiento, nos han manejado la idea de que lo ideal es lo perfecto y esta manera de pensar nos ha hecho mucho daño, pues cuando pensamos en el ideal o en lo ideal, la idea que tenemos no corresponde a la realidad.

En la Biblia, Dios nos presenta modelos de familias realistas, porque quiere que de ahí tomemos ejemplos de familias sanas, no de familias perfectas o ideales, sino de familias comunes y corrientes, como la nuestra. De ahí, Dios  escoge familias para su Plan de Salvación. En  los primeros versículos de la Biblia, en el libro del Génesis, se nos presenta el modelo de una familia feliz, que está cerca de Dios, pero que luego tiene problemas y cae en desgracia porque comete pecado al grado de verse expulsada del Paraíso. Después, esta familia enfrenta el problema del primer crimen de violencia intrafamiliar cuando Caín mata a su hermano Abel.

En el libro de Ruth encontramos otra familia agobiada por el dolor, pues tiene que emigrar de Israel  a causa del hambre  pues en Israel no llovía. Leer el resto de la entrada »

, , , , , , ,

2 Comentarios

Un Dios que juega

juegoSuele relacionarse el descanso con el ocio, la diversión y el juego. En la práctica siempre es así. A ningún trabajador se le permite jugar mientras labora. En cambio, a ninguna estrella del fútbol, como Cristiano Ronaldo, se le permite trabajar mientras juega. Desde luego, estamos de acuerdo en que el trabajo no tiene por qué ser una actividad penosa y lamentable, sino que puede y debe disfrutarse. Pero, hoy no hablaremos del trabajo, sino del descanso, y en concreto, de ese modo o medio de descanso que llamamos el juego-diversión y su relación con el descanso.

El juego es una característica del ser humano, una propiedad que lo distingue de los animales. Hombres y mujeres se divierten mucho más que el gato que juega con la pelotita y que todos los demás animales, porque están dotados de inteligencia racional y de libertad. Sólo el ser humano juega.
¿Qué es el juego? ¿En qué se distingue de los demás actos humanos? El juego es una actividad que realizan hombres y mujeres para distraerse, divertirse, alegrarse, gozar y realizarse, es decir, crecer o desarrollarse como personas.
Leer el resto de la entrada »

, , , , ,

No hay Comentarios