Archivo etiqueta cristiano

Va de nuez…

funcionari.jpgA propósito de la propuesta de ley que cierto partido amarillo va a re-proponer (ya le fue rechazada anteriormente) en nuestro estado de Colima, quiero compartir con Ustedes esta nota. Hace unos meses, en la península ibérica (España) se desató una serie de discusiones y debates por la Ley de Salud Sexual y Reproductiva que se aprobó el 24 de febrero del presente. Dicha ley no es otra cosa que promoción de la practica de sexo desenfrenado e irresponsable y la posibilidad de abortar sin ningún problema. Todos los medios hicieron lo suyo para cubrir y en ocasiones apoyar una u otro resolución. Me llamó la atención una encuesta que realizó el periódico el Pais en su edición de Internet a raíz de que la ley contempla la enseñanza de las prácticas del aborto en las escuelas de medicina y enfermería. La pregunta era: «¿Deberían poder objetarse los estudios para practicar abortos?» Actualmente la encuesta ya está cerrada y solamente votaron 4101 personas teniendo un resultado del 78% por el «si» y el 21% por el «no». En palabras más sencillas fue aplastante la decisión de rechazo a esa idea idiota de dar clases de como matar niños en el vientre de la madre.

La respuesta de muchos de los estudiantes fue muy ejemplar. En la CEU (Universidad de San Pablo) la encargada de la facultad de Medicina, Inma Castillo de Cortázar declaró a uno de los medios lo siguiente: «por supuesto que bajo ningún concepto vamos a enseñar a abortar a nadie, entre otras razones porque los propios alumnos ya nos han transmitido que no tienen ningún interés en aprender a trocear seres humanos», «el aborto es un atentado a la verdadera medicina y a su vocación de ayudar al más débil, al desnutrido, al indefenso, al desahuciado. Incluir el aborto en los estudios médicos sería prostituir la Medicina». Junto a esa Universidad, también la de Navarra se negó a enseñar esa materia, cuya declaración se oponía a «solucionar la tragedia de un embarazo indeseado con la tragedia superior del aborto». Otras organizaciones Pro-Vida se unieron a muchos de esos estudiantes para realizar manifestaciones en contra de la enseñanza universitaria del aborto.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , ,

No hay Comentarios

Subió al cielo

ascen.jpgEntre las palabras más desgastadas, por su uso frecuente en todos los idiomas de la tierra, se encuentra el término «cielo». Según el famoso teólogo suizo Hans Küng se trata de la palabra más ensuciada, profanada y desgarrada. Es palabra azul que sirvió durante tantos siglos para indicar nuestra felicidad eterna, ahora se ha reducido a los espacios inmensos que acercan un poco a nuestra visión los telescopios y satélites. En el lenguaje ordinario, la palabra cielo sólo significa sorpresa: ¡Santo cielo!, y en las canciones de amor, con frecuencia expresa romanticismos baratos: «Ese lunar que tienes, cielito lindo, junto a la boca, no se lo des a nadie, cielito lindo, que a mí me toca». Los creyentes cristianos hemos dado rienda suelta a la imaginación, a la fantasía, para hablar del cielo de Dios.

La fiesta de la Ascensión del Señor, que celebramos el domingo 16 de mayo del presente, nos brinda la oportunidad de pensar en esa palabra celestial que forma parte del Credo. El evangelio de la misa dice que Jesús «Se fue apartando de ellos (de sus discípulos) y elevándose al cielo». Con la palabra «apartar», el evangelista san Lucas quiere dar a entender que a partir de la resurrección, Jesús se «separó» de los suyos. Ya no estará presente físicamente, como antes, pero estará presente de modo invisible, a través del Espíritu Santo. El evangelista agrega enseguida un dato más: que Jesús se elevó, subió, al cielo. Así lo afirmamos en el Credo: «Subió a los cielos y está sentado a la derecha del Padre». ¿Qué es ese cielo? Puesto que los evangelistas dicen que Jesús subió, ¿esto significa que el cielo de nuestra fe cristiana se encuentra arriba? ¿Arriba de dónde?

El cielo de nuestra fe cristiana no es un lugar físico. Por consiguiente, no es el cielo de los astronautas, naves espaciales, telescopios y satélites. Tampoco se puede localizar más allá del universo material. Y como no es un lugar material no se puede buscar arriba ni abajo, ni a los lados. En sus años de estudiante en el Seminario, el Padre Gerardo contaba, al respecto, un chiste muy gracioso. Lo transcribo aquí con todo el respeto que nos merecen las cosas santas. En el cielo, Dios Padre sostenía una importante conversación con san Pedro, el portero celestial, pero un grupo numeroso de angelitos -de esos que solo tienen cabecita y vemos en las esculturas o pinturas de la Virgen o de Cristo- no paraban de jugar y de armar alboroto. Dios Padre los invitó al orden: «¡Niños, pónganse en paz, que estamos tratando un asunto importante!». Como los angelitos-cabecita continuaron armando bulla, Dios Padre, les ordenó con fuerte voz: «¡Niños, siéntense, por favor!». Y los angelitos-cabeza contestaron: «¿Y con qué nos sentamos?».

Leer el resto de la entrada »

, , , , ,

1 Comentario

Mi paz les doy

manos0034.jpgActualmente, la paloma de la paz, si no está muerta, se encuentra herida de gravedad en el mundo y en el interior de las personas. No tenemos paz interior ni exterior. Es muy difícil vivir sin paz exterior afirma Raimon Panikkar, el filósofo catalán de 92 años- pero es imposible vivir sin paz interior. Si una paz interior no lleva a la paz exterior, no es ni siquiera paz interior. Pero una paz exterior, acompañada de un interior confuso, lleno de resentimientos, intolerancia, frialdad, odio, venganza y ansiedad, no sirve para nada.

Había un abad en el desierto que tenía un discípulo y varias ermitas. Llegó un monje nuevo y el abad le prestó una ermita. Este nuevo monje era un santo y recibía muchas visitas. Le entró la envidia al abad y mandó a su discípulo para decirle al monje santo y popular que abandonara la ermita. Pero el discípulo fue y le preguntó de parte del abad cómo se encontraba. Le contestó que le dolía el estómago y que agradeciera al abad su interés por él. Volvió el discípulo y le dijo al abad que el monje nuevo le pedía que le dejara dos días más y se iría. Pero no se fue. El abad volvió a enviar a su discípulo para que el monje se fuera inmediatamente. Y si no, iría él con un garrote y lo echaría a palos. Pero el discípulo fue y le preguntó, de parte del abad, si se encontraba mejor de salud. Éste le dijo que diera muchas gracias al abad por su delicadeza y por las oraciones que rezaba por él. El discípulo volvió a su superior y le dijo que el monje le pedía permanecer en la ermita hasta el domingo.

Llegó el domingo y entonces el abad, furioso porque el monje no se iba, tomó un garrote y se dirigió hacia la ermita. El discípulo le dijo: -Déjame ir por delante para que despida a sus visitantes y no se escandalicen. Se adelantó y dijo al monje santo: -Mi abad viene a visitarte. Sal a su encuentro para que le agradezcas el haberte dejado habitar en la ermita. Salió el monje y se tiró a los pies del abad y se los besaba agradecido, pues había sido generoso y había rezado por él. Esto desarmó al abad, lo invitó a comer y le regaló la ermita que le había prestado. Cuando el monje se fue a la que ya era su ermita, el abad preguntó a su discípulo: -Dime la verdad. ¿Le dabas mis recados al monje? Perdóneme, usted, contestó el discípulo, pero no se los daba. Pues ahora dijo el superior-yo seré tu discípulo y tú serás mi abad, ya que estás mucho más cerca de Dios que yo.

El abad reconoció que la envidia que llevaba en su corazón lo condujo al desprecio y a la violencia y comprendió que su discípulo era un hombre pacífico, de paz interior, y por eso mismo sembraba la paz y la reconciliación entre las personas con las cuales se relacionaba.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , ,

No hay Comentarios

Primero Dios

obispos003.jpgEl pasado 7 de mayo se publicó una noticia sobre la condena que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) en Costa Rica hizo a Mons. José Francisco Ulloa, Obispo de Cártago. Mons. Ulloa será obligado «a pagar las costas (Costas procesales, en Derecho procesal, son los gastos en que debe incurrir cada una de las partes involucradas en un juicio), daños y perjuicios causados». El motivo de la condena fueron unas palabras que pronunció en una misa celebrada en septiembre del año pasado, donde dijo: «estamos frente a una campaña política en donde debemos escoger muy bien a quienes nos van a gobernar. Candidatos que niegan a Dios y defienden principios que van contra la vida, contra el matrimonio, contra la familia ya los estamos conociendo. Por lo tanto, debemos ser coherentes con nuestra fe y en conciencia no podemos darles un voto». Según el Tribunal ya antes mencionado y unos integrantes del Movimiento por un Estado Laico, Mons. Ulloa violó el artículo 28 de la Constitución que dice: «no se podrá, sin embargo, hacer en forma alguna propaganda política por clérigos o seglares invocando motivos de religión o valiéndose, como medio, de creencias religiosas». ¡Bien hecho Mons. Ulloa!.

Si los Costarricenses no quieren seguir perdiendo tiempo en estos juicios tendrán que modificar su constitución, porque ni Mons. Ulloa ni ningún otro Obispo o sacerdote dejarán de invitar al los cristianos a ser coherentes con su fe y reflejar en su vida diaria los valores del Reino de los Cielos. En el libro de los Hechos de los Apóstoles hay un acontecimiento que ilumina muy bien esta condena: Pedro y los apóstoles habían sido encarcelados por predicar a Jesús, fueron liberados por un Ángel y regresaron al templo a seguir haciendo lo mismo; sin poder explicarse como es que salieron de la prisión los miembros del sanedrín los mandaron traer y les dijeron: «Les prohibimos severamente enseñar en nombre de ese (Jesús), y sin embargo ustedes han llenado Jerusalén con su doctrina y quieren hacer recaer sobre nosotros la sangre de ese hombre. Pedro y los apóstoles contestaron: –Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres». Constituciones van y constituciones vienen, y para un cristiano responsable es fundamental respetar dichos estatutos hasta donde estos no violen los derechos fundamentales ni impidan vivir coherentemente los contenidos de nuestra fe; cuando esas constituciones van más allá de esos derechos y contenidos, pues entonces los mandamos por un tubo como lo hizo Mons. Ulloa.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , , , ,

No hay Comentarios

Como yo los he amado

jesus0037.jpg

¿Cómo sabemos que queremos a alguien? La respuesta más común e inmediata es porque deseamos a una persona. Etty Hillesum fue una extraordinaria mujer holandesa de origen judío fallecida a los 29 años, víctima del nazismo, en el campo de concentración de Auschwitz. Quien más influyó en su crecimiento humano y espiritual fue su amigo Julio Spier, por el cual experimentó al principio un fuerte deseo y atracción sexual. «Lo quería ‘poseer’, escribió en su Diario… Dios, protégeme y dame fuerza, que la lucha será dura…Durante un par de días no fui capaz de otra cosa que de pensar en él, aunque en realidad eso no se puede llamar pensar en alguien; se trataba más bien de una atracción física. Su cuerpo grande y flexible me amenazaba por todas partes…Físicamente nos atraemos sin remedio…» Etty Hillesum pudo ir más allá de su deseo y atracción física y la historia terminó en una amistad profunda. Los griegos de la antigüedad llamaron «eros» al amor de deseo. Este amor erótico se presenta como una locura. El enamorado pierde la cabeza y no sabe controlar las fuerzas extrañas que se apoderan de él.

¿Existen otras respuestas a la pregunta cómo sabemos si amamos a alguien? Lo sabemos decía don José Ortega y Gasset, el filósofo español- cuando nuestra atención se concentra de modo exagerado en una persona y entonces ya no se piensa más que en ella. Otros, piensan que la tristeza o el dolor que se siente por la ausencia de la persona amada es la señal del enamoramiento. Pero hay quienes como el filósofo holandés del siglo XVII Baruch Spinoza- piensan lo contrario: siento que amo a una persona por la alegría que experimento cuando está presente. El amor nos hace felices. Sin embargo, hay otro fruto del amor más grande y profundo que la alegría y es aquel que intentamos expresar con palabras como éstas: «Tú eres quien da sentido a mi vida», «Tú eres la razón de mi existencia, de tal manera que no podría vivir sin ti».

Casi cuatrocientos años antes de Cristo, el pensador griego Aristóteles enseñó que «amar es querer el bien para alguien». Esta idea voltea y supera todas las respuestas que hemos mencionado. Porque, en realidad, esas respuestas buscan el beneficio de quien ama, del amante. Quiero que me ames para calmar mi deseo erótico, para que me hagas feliz y le des sentido a mi vida, para que soluciones mi problema de soledad, etc. Ahora se trata, según Aristóteles, de buscar el beneficio de la persona amada. El cambio es muy importante. En todas las respuestas que indicamos antes, la persona que ama ocupa el centro y por tanto, no sale de sí misma, porque sólo busca su propio bien. La respuesta del sabio griego exige salir de uno mismo para buscar el bien de la persona amada. Quien ama ya no pide regalos para sí mismo, sino que se convierte en regalo para la persona amada. Su único interés es la felicidad del otro; su deseo no es otro que el procurarle todo bien. La tortilla se ha volteado: dando es como se recibe.

Pero faltaba la última palabra sobre el amor, que habría de ser pronunciada y vivida por Jesús de Nazaret, el Dios hecho hombre. Cuando Jesús salió del cenáculo, pocas horas antes de comenzar su Pasión y muerte en cruz, dijo a sus discípulos: «Les doy un mandamiento nuevo: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado; y por este amor reconocerán todos que ustedes son mis discípulos» (Jn 13, 34-35). En la misa del quinto domingo de Pascua proclamamos y meditamos este mandamiento del Señor.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , ,

No hay Comentarios

Nuestros Jóvenes

jov.jpgLa Pascua Judía que celebramos año con año en esta Parroquia se vistió de gala, porque la vivieron puros jóvenes. A dos matrimonios -ya no tan jóvenes- nos dieron la oportunidad de participar en la organización y durante la ceremonia estuvimos «sirviendo» y de espectadores. Esta cena es todo un rito con todas las de la ley. Inicia a las 8.30 p.m., se reciben a todos los comensales y se les asigna su lugar. Todo ha sido acomodado con anticipación: mesas, manteles, vajilla, copas, luces, y el candelero de los siete brazos sin encender, ya que con el encendido de las velas comienza el rito. Cuando han ingresado todos, se cierran las puertas y ya nadie puede entrar ni salir.

Cuando el Padre Crispín anuncio que este año la cena de la Pascua Judía seria única y exclusivamente para jóvenes, se hicieron todo tipo de comentarios, que no iba a haber participación, que los jóvenes estaban muy apáticos, que casi nunca se les veía en la parroquia y mucho menos se creía que participarían en este tipo de eventos, etc.

Pues, para sorpresa de muchos, la participación fue nutrida se invitó a cuarenta jóvenes y únicamente faltaron 3 personas, había muy Jóvenes y otros no tanto, pero jóvenes al fin y al cabo, asistieron más o menos el 50% de damas y el otro 50% de caballeros. Lo sorprendente fue que todos, excepto uno, pusieron toda la atención del mundo y «vivieron» esta cena como verdaderos adultos. Sus comentarios después de la cena, realmente fueron muy maduros y se notó que sí les gusto esa experiencia que muchos adultos no la han vivido y posiblemente ni podrán, ya que en pocos lugares de la republica Mexicana se realiza y, con el temor de estar equivocado, en esta Parroquia es el único lugar en la diócesis donde se lleva a cabo esta cena.

Leer el resto de la entrada »

, , , , ,

No hay Comentarios

Que le tire la primera piedra

piedras.jpgLas piedras son seres materiales, inanimados y no tienen conciencia, pero guardan la memoria del universo. En su interior está escrita la historia de la tierra. Las piedras son como páginas desprendidas de un libro de historia del mundo que el viento ha esparcido por todas partes. Pero hay saber leerlas. Primero fueron las piedras y después el ser humano. Sin embargo, desde la prehistoria humana, piedra y humanos han sido grandes amigos. Los primeros seres humanos profesaron un gran respeto y admiración a las piedras porque las consideraban resistentes, inmutables e invariables. Las piedras permanecen, los hombres se van.

La primera prehistoria humana, muy larga por cierto, se llamó «Edad de Piedra». Los seres humanos primitivos utilizaron las piedras para hacer fuego y enseguida para fabricar armas y recipientes. Terminó la Edad de Piedra cuando la humanidad descubrió y usó otros materiales para fabricar utensilios. La moderna tecnología ha condenado al olvido a las piedras, pero ellas están ahí, humildes y siempre disponibles. Las ciencias que hoy gozan de prestigio, deben su éxito y desarrollo a las piedras. En épocas remotas, las matemáticas se practicaban con piedras. Los romanos, en su lengua latina, llamaban cálculos a las piedras pequeñas (y esto nos hace recordar los cálculos renales, tan dolorosos) y a la operación de cambiar las piedras para conseguir diferentes resultados, le llamaban calcular. Actualmente llamamos calculadoras a las máquinas que nos ayudan a realizar con rapidez y sin esfuerzo, las operaciones matemáticas.

La Sagrada Escritura llama Roca firme a Dios eterno, inmutable y todopoderoso. El Nuevo Testamento proclama a Cristo piedra desechada por los constructores y convertida ahora en Piedra Angular. Jesús dio el nombre de Pedro, es decir, Piedra, al apóstol Simón y le aseguró que sobre esa roca firme edificaría su Iglesia. En su predicación, Jesús comparó al discípulo firme en su fe, porque escucha el evangelio y lo pone en práctica, con una casa edificada sobre roca. Dijo también que de las piedras, Dios podría sacar hijos de Abrahán. A los fariseos que le pidieron callara a sus discípulos, respondió: «Les aseguro que si éstos callaran, empezarían a gritar las piedras» (Lc 19,40). El evangelio es un libro empedrado. Hay piedras por todas partes. Por ejemplo, la piedra del molino atada al cuello de quien escandalizó a uno de los pequeños (discípulos) de Cristo, y las piedras que iban a quitar la vida a una mujer sorprendida en adulterio. En la misa del último Domingo de Cuaresma, leemos este relato (Jn 8,1-11):

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , , , , ,

2 Comentarios

Días Santos

¿xto_2.jpgTodo tiempo pasado fue mejor? La respuesta la tiene cada persona de acuerdo a lo que le ha tocado vivir. A nuestra generación le tocó vivir en la juventud la Semana Santa como una semana realmente santa. Teníamos vacaciones en la escuela y la realidad es que la gran mayoría de las familias no salíamos a la playa o a la montaña. Los llamados ahora «antros» no abrían en toda la semana. La ciudad se paralizaba desde el jueves santo; en casi todos los hogares no se escuchaba música y el televisor permanecía apagado hasta el sábado después de la vigilia pascual. El Jueves Santo iniciábamos la semana mayor asistiendo a la solemne Eucaristía de la institución y participábamos luego en la escenificación del prendimiento de Jesús y posteriormente en la adoración al Santísimo. Este mismo día, nos llevaban nuestros padres por toda la ciudad a visitar los siete templos. El Viernes Santo asistíamos al Vía crucis viviente, a la celebración litúrgica de la Pasión del Señor, a la marcha del silencio y terminábamos con el Pésame a la Virgen Dolorosa. El sábado Santo, por la noche, nunca faltábamos a la Solemne Vigilia Pascual, a la gran fiesta de la Resurrección de Cristo.

Al principio renegábamos de todas estas actividades y más que nada por no poder salir de vacaciones. Por falta de catequesis, y por muchas otras razones, no entendamos el misterio pascual de Cristo; Pero, cuando conseguíamos comprender algo, participábamos en algunas actividades religiosas propias de este tiempo.

Leer el resto de la entrada »

, , , ,

No hay Comentarios

Los padrinos

sacr_bau.jpgSilvia y Ricardo estaban muy emocionados por el bautismo de su primer hijo. Eligieron una fecha accesible para sus familias y con mucho tiempo estaban determinando todos los detalles para la celebración de este gran acontecimiento. Ricardo le había pedido a su único hermano que él y su esposa fueran los padrinos de el niño. Todo estaba saliendo muy bien. Cuando ya faltaba sólo un mes y medio para la fecha esperada, en una comida familiar en casa de los papás de Silvia, comentando sobre el futuro bautismo la mamá de Silvia preguntó: -¿Y quiénes van a ser los padrinos?, -Van a ser Eduardo y su esposa- respondió Silvia, y continuaron la platica las risas y los comentarios. Sin embargo, una hermana de Silvia se quedó un poco extrañada y buscando un momento a solas le compartió la experiencia que ella había vivido en las pláticas para el bautismo de uno de sus hijos: -Si no recuerdo mal, uno de los principales requisitos es que los padrinos estén casados por la Iglesia- le comentó Laura, -y creo que la actual esposa de tu cuñado no es con la que se casó por la Iglesia, sólo por salir de dudas vayan a preguntar.

Al día siguiente por la tarde fueron de inmediato a aclarar esa duda: -¿Es cierto que los padrinos de Bautismo tienen que estar casados por la Iglesia?- preguntaron a la secretaria de la parroquia, y con un gesto afirmativo les entregó también la lista de los documentos que deberían presentar y los horarios y fechas de las pláticas. Ricardo y Silvia salieron de la oficina desilusionados y pensativos, que le dirían ahora a Eduardo que estaba muy ilusionado de ser el padrino de su único sobrino.

Desgraciadamente Silvia y Ricardo no preguntaron las razones, sólo se quedaron con la idea de que era un requisito, como si fuera algo administrativo o ideas del párroco donde ellos vivían. Esa misma tarde fueron a preguntar a otro templo, pesando que quizás allá encontrarían menos problema, sin embargo la respuesta fue la misma.

Leer el resto de la entrada »

, , , ,

1 Comentario

Todavía no es el fin

terrem.jpgEn esta semana se llevó a cabo la toma de posesión del nuevo mandatario en Chile, Sebastián Piñera y circularon en los medios las fotos y vídeos de los asistentes con rostro de miedo, ya que en plena ceremonia se sintieron entro dos o tres replicas más; la más fuerte fue de 6.9 grados. El fenómeno nos sigue impresionando bastante y a raíz de estos acontecimientos naturales (terremotos de Haití y Chile y otros) se han detonado una serie de comentarios, afirmaciones y profecías sobre si el mundo ya se está acabando. Entre los que más se prestan a este tipo de rumores se encuentran algunas sectas protestantes, adivinos, chamanes y estafadores que aprovechándose de la sencillez de la gente les gusta crear expectación y ganar protagonismo. El problema es que también entre los católicos hay quienes se prestan a esto.

La realidad es que vivimos en una tierra en constante movimiento y los terremotos son algo natural por el desplazamiento de las placas tectónicas. La gente adulta recuerda terremotos históricos y al contarlos también le ponen un poco de salsa. Los 10 más terribles terremotos que se tienen registrados desde el 1900, según su magnitud son los siguientes (fuente Univisión): 22 de mayo de 1960 – Chile – Un terremoto que midió 9.5 en la escala Richter sacudió Santiago y Concepción, desatando olas gigantescas y erupciones volcánicas. Unas 5 mil personas murieron y 2 millones quedaron sin hogar. 28 de marzo de 1964 – Alaska – Un terremoto y posterior tsunami mataron a 125 personas y causaron unos 311 millones de dólares en daños materiales. El terremoto, que midió 9.2 se sintió en una amplia área de Alaska y partes occidentales del territorio Yukón y British Columbia, Canadá. 9 de marzo de 1957 – Alaska – Un sismo de 9.1 golpeó las islas Andreanof. En la isla Umnak, el monte Vsevidof hizo erupción después de estar dormido por 200 años, generando un tsunami de 15 metros de alto que llegó hasta Hawai. 26 de diciembre del 2004 – Indonesia – Un terremoto de 9.0 golpeó la costa de la provincia de Aceh en el norte de la isla indonesa de Sumatra y desató un tsunami que mató a miles de personas en Sri Lanka, Tailandia, Indonesia y la India. 4 de noviembre de 1952 – Rusia – Un terremoto de magnitud 9.0 generó un tsunami que golpeó las islas hawaianas. No hubo muertos. 31 de enero de 1906 – Ecuador – Un sismo de 8.8 registrado cerca de la costa de Ecuador y Colombia generó un fuerte tsunami que mató hasta mil personas. Se sintió a lo largo de la costa pacífica de América Central hasta San Francisco y tan lejos como el oeste de Japón. 4 de febrero de 1965 – Alaska – De magnitud 8.7 grados, el terremoto generó un tsunami que se reportó tenía 10.7 metros de alto en la isla Shemya. 15 de agosto de 1950 – Tibet/India – 2 mil casas, templos y mezquitas quedaron destruidas tras un terremoto de 8.6 Richter. La zona más afectada fue la cuenca Brahmaputra en el noreste de India. Al menos 1.500 personas murieron. 3 de febrero de 1923 – Rusia – Kamchatka fue golpeada por un terremoto de magnitud 8.5. 1 de febrero de 1938 – Indonesia – Un terremoto magnitud 8.5 en el mar de Banda generó varios tsunami causando grandes daños en Banda y Kai, islas volcánicas en el este de Indonesia.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , ,

No hay Comentarios