Archivo etiqueta evangelización

Espiritualidad Digital

pcom002.jpgEste concepto es, sin duda, de nuevo cuño para todo público y particularmente para los católicos practicantes que están inmersos en el conocimiento de su religión. Hace tiempo, en este mismo espacio, sugerí a nuestros lectores y lectoras que podían recurrir a «Santopedia», un sitio informático donde accederían a datos generales y a la vida y obra de más de siete mil santos. Pues ahora, por la era digital y el compromiso de sacerdotes de la Iglesia, ya puede recurrirse a un sitio más denominado espiritualidad digital, que es propiamente una revista mensual que se leerá sin prisas por parte de los cristianos que navegan por la red Internet o que emplean su tiempo libre frente al ordenador y quieran entrar a un tiempo de paz.

Este espacio lo coordinará un grupo de sacerdotes de Madrid, al que se irán sumando laicos y consagrados que enriquecerán la revista digital con sus aportaciones. El primer número, dicen sus organizadores, estará dedicado a la Virgen María. Espiritualidad digital es, pues, un lugar para orar en la Red, «una pequeña biblioteca donde cada mes el lector encontrará textos que le ayuden a acercarse a Dios» y a conocer a fondo, como ya dije, la doctrina de Jesús.

Toda promoción del Evangelio y de la doctrina cristiana en general, debe ser bienvenida no sólo por los sacerdotes, religiosos y religiosas, sino también por los laicos, que encontramos en la res mucha información de todos los tópicos habidos y por haber. Frente a la chatarra que hay allí por toneladas, encontrar espacios de reflexión como el que ofrece ella este sitio y otros tantos de naturaleza similar, nos permite a todos ampliar nuestros conocimientos sobre lo que ocurre en la Iglesia Católica, mejorar nuestra capacidad de percepción sobre los hechos y, como sucede con este proyecto informativo, acceder a materiales muy interesantes que ayudan a encontrar tranquilidad espiritual mediante la oración en medio de todos los ambientes, así sea por esa vía informática.

Leer el resto de la entrada »

, , , , ,

No hay Comentarios

Enseñanza Cuaresmal

piezas.jpgEl obispo de Morelia, Monseñor Alberto Suárez Inda, recordó en una de sus homilías que el cuerpo humano es templo de Dios y que cuando la persona se deja llevar por una falsa libertad, es proclive a caer en la esclavitud de la carne. Esto lo dijo recordando que San Pablo llevó la «frágil semilla de la pureza cristiana» a Corinto, una ciudad «donde se rendía culto a las divinidades de la prostitución y la lujuria».

Explicó que para el apóstol «no fue nada fácil transformar de la noche a la mañana a gentes tan metidas en el vicio», y por ello no era de extrañar las caídas entre los cristianos. «La fornicación y la embriaguez seguían siendo fuertes tentaciones para aquellos cristianos que cargaban con la miseria de la carne», indicó el prelado.

Los corintios pensaban que todo les estaba permitido, por lo cual san Pablo les decía que no confundieran la libertad con el libertinaje. «Aunque el placer carnal aparezca como lo más natural, igual que el comer y el beber, la nobleza y dignidad de nuestro cuerpo nos piden respeto y hasta veneración hacia él».

El obispo mexicano explicó también que, «ordenado a Cristo, nuestro cuerpo humano es miembro de su Cuerpo glorioso, es templo del Espíritu». Por ello, «la gravedad de la impureza carnal radica en que profana el templo de Dios y desprecia la Sangre de Cristo, precio de nuestra redención».

Las reflexiones de este ministro del Señor constituyen sin duda una gran enseñanza en esta cuaresma, en que puede darse rienda suelta a los instintos carnales, y porque recuperan la noción de que los buenos cristianos deben ser congruentes y vivir respetando su cuerpo, que es templo de Dios, algo que en el trajinar de la vida se olvida a menudo.

Leer el resto de la entrada »

, , , ,

No hay Comentarios

Los padrinos

sacr_bau.jpgSilvia y Ricardo estaban muy emocionados por el bautismo de su primer hijo. Eligieron una fecha accesible para sus familias y con mucho tiempo estaban determinando todos los detalles para la celebración de este gran acontecimiento. Ricardo le había pedido a su único hermano que él y su esposa fueran los padrinos de el niño. Todo estaba saliendo muy bien. Cuando ya faltaba sólo un mes y medio para la fecha esperada, en una comida familiar en casa de los papás de Silvia, comentando sobre el futuro bautismo la mamá de Silvia preguntó: -¿Y quiénes van a ser los padrinos?, -Van a ser Eduardo y su esposa- respondió Silvia, y continuaron la platica las risas y los comentarios. Sin embargo, una hermana de Silvia se quedó un poco extrañada y buscando un momento a solas le compartió la experiencia que ella había vivido en las pláticas para el bautismo de uno de sus hijos: -Si no recuerdo mal, uno de los principales requisitos es que los padrinos estén casados por la Iglesia- le comentó Laura, -y creo que la actual esposa de tu cuñado no es con la que se casó por la Iglesia, sólo por salir de dudas vayan a preguntar.

Al día siguiente por la tarde fueron de inmediato a aclarar esa duda: -¿Es cierto que los padrinos de Bautismo tienen que estar casados por la Iglesia?- preguntaron a la secretaria de la parroquia, y con un gesto afirmativo les entregó también la lista de los documentos que deberían presentar y los horarios y fechas de las pláticas. Ricardo y Silvia salieron de la oficina desilusionados y pensativos, que le dirían ahora a Eduardo que estaba muy ilusionado de ser el padrino de su único sobrino.

Desgraciadamente Silvia y Ricardo no preguntaron las razones, sólo se quedaron con la idea de que era un requisito, como si fuera algo administrativo o ideas del párroco donde ellos vivían. Esa misma tarde fueron a preguntar a otro templo, pesando que quizás allá encontrarían menos problema, sin embargo la respuesta fue la misma.

Leer el resto de la entrada »

, , , ,

1 Comentario

Familia: Pequeña Iglesia

couple.jpgPRISCILA y AQUILA fueron unos esposo que contribuyeron enormemente al crecimiento de la Iglesia en los primeros años del cristianismo. De estos esposos nos hablan tanto el libro de Hechos de los Apóstoles como las Cartas de San Pablo. Ellos vivían en Roma, pero cuando el emperador Claudio decidió expulsar a los judíos que vivían en la capital del imperio, tuvieron que irse a vivir a Corinto. Trabajaban fabricando tiendas de campaña. San Pablo los conoció allí, en Corinto, al comienzo de los años cincuenta. Ellos lo hospedaron al apóstol en su casa y le dieron trabajo. Priscila y Aquila se habían convertido al cristianismo y bautizado en los años 40, en Roma.

Después de Corinto se fueron a vivir a ÉFESO, en el Asia Menor. Allí se encargaron de la educación cristiana de ALEJANDRO APOLO que conocía la fe a medias (Hech 18,25). En su Primera Carta a los Corintios, Pablo envía saludos de parte de Aquila y Priscila junto con la Iglesia que se reúne en su casa (1Cor 16,19).

Esta pareja de esposos desempeñó un papel muy importante en la vida de la Iglesia primitiva: recibían en su casa al grupo de cristianos del lugar, para escuchar la Palabra de Dios y para celebrar la Eucaristía. A esas reuniones se les llamaba «EKKLESÍA», que en griego quiere decir «reunión», «asamblea», «convivencia». De ahí viene la palabra «Iglesia». COMO PODEMOS VER, LA IGLESIA NACIÓ EN LAS CASAS, EN LAS FAMILIAS DE LOS CREYENTES. Antes del siglo III no había templos ni capillas; así que las CASAS DE LAS FAMILIAS ERAN LOS TEMPLOS.

Cuando regresaron a Roma, Aquila y Priscila siguieron trabajando por la Iglesia. San Pablo, en su Carta a los Romanos, los recuerda y les agradece todo aquello que hicieron para defenderlo (Rom 16, 3-5). ¡GRACIAS A LOS ESPOSOS PRISCILA Y AQUILA Y A SU FAMILIA, EL CRISTIANISMO HA LLEGADO A NOSOTROS!.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , ,

No hay Comentarios

Vayan por todo el mundo

Cuentan las crónicas que en tiempos de las Cruzadas había en Normandía un antiguo monasterio, dirigido por una abadesa de gran sabiduría, donde más de cien religiosas oraban, trabajaban y servían a Dios, llevando una vida austera, silenciosa y disciplinada. Un día, el obispo del lugar acudió al monasterio para pedir a la madre abadesa que destinara a una de sus religiosas a predicar el evangelio en la comarca. La abadesa reunió a su consejo y, después de larga reflexión y consulta, decidió preparar para tal misión a la hermana Clara, una joven novicia llena de virtud, inteligencia y otras singulares cualidades.

La madre abadesa la envió a estudiar, y la hermana Clara pasó largos años en la biblioteca del monasterio descifrando viejos códices y adueñándose de su secreta ciencia. Fue discípula aventajada de sabios monjes y monjas de otros monasterios que habían dedicado toda su vida al estudio. Cuando acabó sus estudios, la hermana Clara conocía los escritores clásicos, podía leer la Biblia en sus lenguas originales, sabía al revés y al derecho el pensamiento de los Santos Padres de la Iglesia y dominaba toda la teología de la Edad Media. Impartió en su convento unas conferencias sobre las relaciones que existen entre las tres personas divinas de la Santísima Trinidad, y sus hermanas religiosas bendijeron al Señor por la inteligencia y profundidad de sus conocimientos y por su elocuencia.

Fue a arrodillarse entonces ante la abadesa y le dijo: -«¿Puedo ir ya a la misión, reverenda madre?». La anciana abadesa la miró como si leyera en su interior. «Todavía no, hija, todavía no…», le dijo. Y la envió a la huerta, donde trabajó de sol a sol, soportó las heladas del invierno y los calores del ardiente verano. Arrancó piedras y zarzas. Aprendió cuándo se tenía que sembrar la semilla, a esperar su crecimiento, a podar en el tiempo oportuno… En fin, adquirió otra clase de sabiduría. Pero aún no era suficiente. -«Todavía no, hija, todavía no…».

Leer el resto de la entrada »

, , , , , ,

1 Comentario

Fieles laicos

Es cada vez mas sabido que la llamada de Jesús ( Vayan también ustedes a mi viña, Mt.20 3-4) es dirigida no solamente a los pastores, sacerdotes, religiosos y religiosas sino a todos, incluidos por supuesto los fieles laicos, los bautizados, denominados también seglares. Esta convocatoria a la participación fue retomada por el Concilio Vaticano II en 1967 y fue renovada 20 anos después por un sínodo episcopal, en el que el llamado es dirigido especialmente a los jóvenes para que se unan íntimamente a Cristo.
A nadie le es lícito permanecer ocioso en estos tiempos, sobre todo cuando campea la injusticia por todos lados y es notable el desinterés por las cosas de Dios, del que el hombre parece haberse divorciado hace largo tiempo. EI «Vaya ustedes también a mi viña», es una citación inequívoca a participar en forma consciente y responsable en la misión de la Iglesia, a dejar de ser tibios y grises y con decisión, unirnos a Cristo, porque desvinculado de él no podemos llegar a puerto seguro. Unidos a mí, darán mucho fruto, dice el Señor.

Leer el resto de la entrada »

, , , ,

No hay Comentarios

Doce años

A Carolina del Moral, nuestra formadora inicial, por su entrega a la Escuela de Pastoral.
Parece que fue ayer cuando, al salir de una misa dominical en nuestro templo de «Guadalajarita» una persona se me acercó para invitarme a ingresar a la Escuela de Pastoral. En ese tiempo, yo asistía regularmente a misa acompañando de mi esposa e hijos al santuario conocido como Las Amarillas, pero en esa ocasión, algo en mi interior me movió a cambiar la costumbre habitual. Así fue como me inscribí hace doce años a esa escuela en la que mucho aprendí junto a varios amigos y amigas que mucho aprecio, pues son hermanos míos en Cristo. Así, el domingo pasado acudí muy complacido a misa de diez a recibir mi diploma por haber cubierto ese largo trecho.
A quien no conozca o tenga una referencia vaga de esa Escuela, les comento que constituye una opción maravillosa de acercarse al Señor, al que uno llega a conocer, amar y replicar a lo largo de la instrucción y de toda la vida. No es que uno, con todo ese tiempo en el aprendizaje, se vuelva teólogo, pero algo bueno se aprende.

Leer el resto de la entrada »

, , , , ,

No hay Comentarios