Archivo etiqueta hijos

Las uniones libres

matrimo002.jpgPor la pujanza de los movimientos que pregonan el individualismo a ultranza y el uso de libertades a tope, como la de índole sexual, se han elaborado en ciertos países legislaciones provocadoras que van contra el matrimonio tradicional y promueven la homosexualidad y la adopción de menores por parte de lesbianas, homosexuales y transexuales que pretenden equiparar sus uniones con los matrimonios.

Se trata de imponer a toda costa una visión de que se puede ser feliz viviendo con personas del mismo sexo y aún sin recibir el sacramento matrimonial ni la congratulación de las leyes. Y en eso andamos ahora, cuando se promueve que los amores no tienen por qué durar toda la vida y deben terminar si hay mutuo consentimiento de que la unión fracasó.

Un estudio practicado en Colima reveló que el 50 por ciento de parejas optan por el concubinato y el restante 50 por ciento por el matrimonio con el rango de 15 a 24 años de edad; en cambio, destaca que en el de 35 a 49 años, el 63 por ciento optó por el matrimonio y el 10.9 por la unión libre. Se nota que, a mayor edad, más nivel de conciencia y responsabilidad. Y a menor edad, menos nivel de sabiduría.

Para la encargada de elaborar este estudio, la socióloga Celia Cervantes, las experiencias negativas vividas en la familia han dejado «un mal sabor de boca» a los hijos, por lo que justifica la disolución de los matrimonios. Dijo que al interior de los hogares hay situaciones de violencia, infidelidades, omisiones de cuidado que desembocan en la pérdida de confianza y credibilidad en los matrimonios, lo que justifica las desuniones; además, en ocasiones, la vida de los esposos se torna en un infierno y hay riesgo de agresiones y hasta de la eliminación física de alguno de los miembros de la pareja en momentos críticos y violentos.

Leer el resto de la entrada »

, , ,

No hay Comentarios

¿Las reglas son reglas?

discu000.jpgDialogando en días pasados con varios jóvenes, entre algunos tópicos, se platicó lo relacionado con las reglas paternas y el famoso cuestionamiento de los hijos hacia los padres. Se comentó, que desde su punto de vista, éstos tiempos son mejores que los pasados. En aquella época, con una simple mirada se controlaba a los hijos y las órdenes no se discutían ni se cuestionaban, simplemente se acataban.

Que antes, cuando algún hijo valiente se atrevía a preguntarle a su papá, «¿por qué tengo que acatar tus órdenes a raja tabla?», la respuesta ni tarde ni perezosa era «¡Por que soy tu padre!». Y si por casualidad se le cuestionaba su autoridad, la respuesta era una tremenda cachetada y ahí se daba por terminada la discusión. Y además se tenía que acatar la orden.

Lo que en la plática con estos jóvenes levantó ámpula, fue que en la actualidad, en algunos hogares donde aún se imponen algunas reglas tipo «antiguas» (según ellos), los papás dicen: «Esta es mi casa y estas son las reglas, si no te gustan… la puerta esta muy grande».

Se dijo que este tipo de comentarios lastiman a los hijos, ya que durante toda su vida les dijeron pertenecer a una familia, a «esa familia», y que esa casa era de todos los que ahí habitaban, pero que de un plumazo (por así decirlo) borraban y anulaban fácilmente a un miembro de la familia, por no estar de acuerdo con algunas reglas, y prácticamente los estaban corriendo de su casa. Que entonces, si algún miembro de la casa con ideas diferentes a las de los padres y por no estar de acuerdo con ellos, por ese hecho, ¿deja de ser miembro de esa casa?

Leer el resto de la entrada »

, , ,

No hay Comentarios

Juegos extremos

extreme.jpgLos seres humanos somos los que cometemos más errores y tropezamos varias veces con la misma piedra convencidos de aquello que nos decimos a nosotros mismos como mecanismo de defensa: «esto a mi no me va a pasar».

Desgraciadamente a la gran mayoría nos pasa, sobre todo a los jóvenes. O le sucede a una persona cercana a nosotros y entonces sí recapacitamos y en algunos casos como el que comentaré, ya es demasiado tarde para resarcir el daño causado por el error.

Por la Internet están circulando una serie de videos donde se ven a unos jóvenes trepando por los muros, saltando de azotea en azotea de las casas. Estos chavos se creen «hombres araña» y hasta lo han denominado entre ellos como un deporte extremo; desgraciadamente sin medir las consecuencias que esto acarrea o afecta a otros jóvenes imitadores, sin ninguna experiencia en este tipo de hazañas.

Pues, ya sucedió aquí en Colima. Un joven de una familia muy conocida, junto con sus compañeros, en días pasados estaban practicando este deporte en la azotea de la casa de uno de ellos, y al parecer este chavo saltó y cayó sobre un acrílico. Este material no soportó el peso del joven, lo que provocó que cayera desde la azotea hasta el piso de una casa abandonada. Al día siguiente de este accidente y a pesar de todo lo que humanamente hicieron los médicos, este chico falleció.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , , , , ,

3 Comentarios

El embudo

embu.jpgCualquiera puede darse cuenta los sábados por la noche de que en Colima hierve la ciudad de jóvenes participando en los famosos «reven». Cualquier esquina, cualquier barrio, jardín o zona de la ciudad es buena para servir de sitio en los que se consume alcohol y otras sustancias. Para ellos, las fiestas comienzan oficialmente después de las once de la noche.

Como padre de familia me pregunto, cuando veo a los jóvenes ingiriendo alcohol, si ellos podrán aportar algo bueno para nuestro país si siguen como van. Pienso que debe ser muy terrible ser joven y no estar haciendo nada, no tener en el interior ese deseo de aprender, de ayudar, de construir, de sacar adelante un proyecto que realmente valga la pena, que deje huella.

Hoy, por ejemplo, para muchos muchachos de preparatoria con posibilidades económicas, el horizonte de sus expectativas consiste en que papá les suelte un carro y con eso estar a la altura de los demás. Conseguido esto, seguirá un nuevo horizonte, pero tan intrascendente como el que se acaba de conquistar, sus intereses continuarán girando en torno a un círculo cerrado de egoísmo individualista materialista.

Hace poco un joven me comentaba que en los «antros», una de las diversiones de la juventud actual la suelen llamar el «embudo». Los amigos o los que se encuentran en ese momento en la fiesta, o en algún botadero, aplican un embudo en la boca de uno de los jóvenes, el que les parece en ese momento, y la diversión consiste en echar todas las bebidas alcohólicas que se les ocurra a ese embudo para ver qué tanto aguanta. Esa es la diversión y esas son las proezas de los jóvenes de nuestra época.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , ,

No hay Comentarios

Hijos adolescentes

adoles.jpgEstá claro que nadie nace sabiendo ser padre pero, aún así vale la pena preguntarse: ¿El proceso de la adolescencia se complica por dificultades de los jóvenes o es que los padres no realizamos adecuadamente nuestra función? Creo que todos tenemos bien claro que la adolescencia no sólo es una prueba de fuego para el joven, sino también para sus padres. Educar es sembrar para cosechar a largo plazo, y en ese proceso el aprendizaje debe funcionar en ambos sentidos Los hijos deben convertirse en personas de bien, capaces de valerse por si mismos, y a los padres nos corresponde estar preparados para cuando nos toque soltar las riendas.  

Es muy importante hacernos cargo de la parte que nos toca en el asunto y dejar de hablar mal de los jóvenes, al fin y al cabo todos lo hemos sido y hemos cometido multitud de errores, sin que ello signifique que ahora seamos personas fracasadas ni delincuentes.

Entre otras cosas, el crecimiento de los hijos adolescentes no es fácil para los padres porque les impone también muchas renuncias, como por ejemplo, implica la aceptación del propio envejecimiento, exige el abandono de la imagen idealizada de si mismo creada por el hijo, requiere una nueva relación con el hijo, llena de sentimientos encontrados y criticas, pues ahora los padres somos juzgados por los hijos.

Leer el resto de la entrada »

, , , , ,

No hay Comentarios

Cultivar la fe

A joven0013.jpg menudo, los padres de familia se quejan de que sus hijos ya no quieren ir a misa, tan luego cumplen los doce o trece años de edad, y porque dejan de interesarse por las cosas de Dios y de la Iglesia, que encuentran aburridas, pero quizás no nos hacemos la pregunta si tendríamos nosotros algo que ver con el tema y con su actitud de menosprecio hacia la religión que les inculcamos desde niños.

La razón más extendida es decir que en la escuela, en el nivel superior, es donde los menores han conocido diversas ideologías que los alejaron del Señor, preferentemente la marxista que niega la existencia de Dios. Aún en esos niveles escolares, los adolescentes no tienen conocimientos religiosos firmes, sino conocen nada más aspectos dogmáticos mínimos que al paso del tiempo los hacen dudar de su fe. ¿Pero, qué hemos hecho nosotros antes esas informaciones escolares desproporcionadas que los confunden y los alejan de Dios dejando en ellos una huella profunda?

También resulta fácil culpar a la Iglesia del abandono de las prácticas religiosas de los adolescentes y olvidamos que la responsabilidad primaria es de nosotros, los padres de familia, que no continuamos con esa educación en la fe tan necesaria luego de que los hijos se bautizaron y confirmaron.

En la actualidad hay un descenso en los niveles generales de lectura. La gente lee promedio un libro y medio por año, y si de lectura religiosa se trata, me atrevo a decir que este dato es todavía inferior. Ello explica los bajos niveles de conocimiento de la realidad social y particularmente de la religión cristiana en grandes sectores de la población y la prosperidad de ciertas sectas que se aprovechan de la ignorancia de algunos católicos.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , , ,

No hay Comentarios

Deseos para mis hijos

familia010.jpgAlgu ien me hizo la siguiente pregunta: ¿Qué les desearías a tus hijos para un futuro próximo? La respuesta no era fácil, pero en ese mismo momento mi corazón de padre me aconsejó.

Mi primera reacción fue contestar con la razón y no con el corazón. Reacción obvia, ya el cerebro está acostumbrado a responder con cierta lógica.

Puesto que el supuesto razonamiento lógico se equivoca en innumerables ocasiones, ésta no fue la excepción. Ante ese tipo de preguntas, mi intelecto no funcionó, pues no era una pregunta para el cerebro. Pero la respuesta a estas preguntas, aunque parezca ilógica, debe ser la respuesta más lógica.

Lo único que deseo a mis hijos es que amen y sean amados, como los amamos su madre y yo. Porque si tienen esto en la vida, nada les faltará. Y sobre todo que tengan hijos para que sepan que cada uno de ellos es una bendición de Dios Nuestro Señor. Cada día que tenemos la dicha de poder «disfrutarlos» y amarlos, es como ver a Dios en cada uno de ellos, independientemente de su comportamiento o actitudes. Pero si la voluntad de Dios, para un matrimonio, es que no tengan hijos, no deben consideran este hecho como una desgracia. Seguramente Dios mismo les tiene preparada una misión en esta vida, y mi deseo es que tengan la sabiduría para descubrir cuál es esa misión.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , ,

No hay Comentarios

Para Dios no hay imposibles

Estamos acostumbrados a leer y a escuchar toda clase de historias y anécdotas relacionadas con las madres que se sacrifican, que dan la vida por sus hijos y un sin fin de comentarios, pero la gran mayoría enfocados a las mamás y muy pocas hacia los papás.

En esta ocasión quisiera compartir una historia de un gran amigo que, como papá, nos colocó a los padres en ese lugar privilegiado que normalmente es difícil tenerlo, ya que, como dije anteriormente, es de las mamás.

La historia inicia hace muchos años, cuando a su «niño» le detectan leucemia y le dicen que se prepare, ya que es mortal. Esta es la peor noticia que cualquier papá o mamá en el mundo puede recibir.

Mi amigo, que desde ese entonces ha estado muy cerca de Dios, lo único que hizo fue ponerse en sus manos e iniciar su calvario, lo primero fue empezar a investigar que médicos y hospitales estaban capacitados para atender este tipo de enfermedades, después de varios días y mucho recorrer llegó a la conclusión que el mejor lugar (en ese entonces) era en los Estados Unidos de Norteamérica.

Leer el resto de la entrada »

, , , , ,

No hay Comentarios

Ha echado todo lo que tenía para vivir

En 1979 se estrenó la película «Kramer contra Kramer», del director Robert Benton, con tan notable éxito que se hizo merecedora de cinco óscares. El tema de este film es el divorcio y sus consecuencias en la pareja y los hijos. Ted Kramer (Dustin Hoffman) dedica tanto tiempo a su trabajo que descuida a su familia. Su esposa Joanna (Meryl Streep) no soporta esta situación y abandona a su marido y a su hijo pequeño. Ted tiene que ocuparse entonces de todos los quehaceres de la casa y de la atención y cuidado del niño. Enseguida, los esposos separados se enfrascan en un pleito legal por la custodia del niño. Hay en esta película una frase de la esposa separada que impresiona. Cuando ella quiere explicar por qué abandonó al marido y al hijo declara que «estaba cansada de ser una mujer de alguien. Siempre había sido hija de, madre de, esposa de. Ahora quiero ser mía por primera vez».

La declaración de Joanna resume la mentalidad de la gente de nuestro tiempo. En dondequiera, las personas hablan de independizarse, de realizarse, de ser ellas mismas, de hacer sus vidas sin dejarse influenciar por los demás. Son metas dignas de alabanza que vale la pena alcanzar. El problema está en el camino elegido para conquistarlas. ¿Quiero ser independiente y ser yo mismo para servirme a mi mismo (autoservicio)? ¿O quiero ser independiente y realizarme yo mismo para servir a los demás. La diferencia entre los dos caminos es enorme. El primer camino es el del egoísmo, del orgullo y la autoadoración. El segundo es el camino de la entrega, del amor y del servicio. El primero, nos libera de los demás, pero no del egoísmo, de la soledad ni del vacío interior. El segundo, nos hace dependientes, en el amor, del esposo, esposa, hijos y prójimo, para liberarnos del egoísmo y de la soledad. El amor libera; el egoísmo esclaviza.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , ,

No hay Comentarios

Padres e hijos II

Recientemente hicimos en el grupo juvenil de Guadalajarita el programa de actividades para el año pastoral 2009-2010. Dicho programa ya se venia pensando desde hace tiempo y una de las cosas que más me agrada del mismo es que en su mayoría lo hicieron y propusieron ellos, los jóvenes. No olvidaron casi nada de todos los elementos de formación de la persona en el ámbito cristiano: Biblia, valores, convivencia, integración, caridad, etc. Incluso inventaron una sección que en la que me ponen a mi en el banquillo de los acusados y me plantean preguntas de los jóvenes sobre determinado tema a las cuales tengo que darles una respuesta. A esta última sección dedicaron una lista de temas que en cuanto la vi pasé saliva. El primero de ellos, en el cual ya nos adentramos un poco pero no hemos dado por concluido, es la relación con sus papás.

Al inicio de ese tema no niego que me incliné en cierta forma por defender a los padres de familia. Es explicable ya que de alguna manera yo ya superé esa edad y, por muchas circunstancias muy distintas a las que viven los jóvenes hoy, la relación con mis papás es muy buena. Pero cuando empecé a escuchar las inquietudes de los muchachos y sus opiniones y realidades entonces si que tuve que irme a un terreno más neutro. Me asusté un poco.

Leer el resto de la entrada »

, , , ,

No hay Comentarios