Archivo etiqueta responsabilidad

La carta del Señor Obispo

mons_jl.jpgNuestro obispo diocesano, José Luis Amezcua Melgoza, en una carta publicada en el Diario Milenio el pasado 30 de abril, manifestó su consternación por las noticias relativas al abuso sexual de niños y adolescentes por parte de miembros de la Iglesia, ante lo cual ofreció todo el apoyo de la Diócesis a efecto de que aquellas personas que eventualmente pudieran sufrir alguna conducta criminal por parte de clérigos, sena escuchados, porque quien desde su ministerio ofende a la Iglesia con esos actos, «viola y traiciona no sólo el voto de santidad del sacramento del Orden sino la confianza depositada por todos, por los jóvenes inocentes, sus padres y la sociedad». La Iglesia no puede tolerar actos gravísimos contra inocentes, dijo el Obispo Amezcua Melgoza.

Las palabras del máximo ministro diocesano son rotundas: debemos afrontar con humildad y sabiduría los retos de hoy, con base en la fe y en el perdón. Sí, debemos pedir a Dios que ilumine a todos los sacerdotes para que sean fieles a su vocación y eviten ser cooptados por el maligno; para que cada día sean menos los actos que denigran a la Iglesia y la ponen en el banquillo de los acusados, como si su naturaleza fuera de otro mundo y ajena a la realidad social.

No es un dato menos importante que la Diócesis se comprometa, «con determinación y coraje», a no permitir actos impropios que tengan por víctimas a niños o jóvenes en las distintas parroquias. Y también, cómo no, que el Señor Obispo tome el toro por los cuernos y de forma correcta manifieste su pena por actos que si bien son graves, en cuanto dañan la dignidad de las personas, no son privativos de algunos mandos de la Iglesia.

Un cristiano convencido y que es asistente asiduo a las misas dominicales en este templo, me comentó que ante la desinformación que en todo el país en relación a la implicación de sacerdotes en actos ilícitos, conviene que la posición de la jerarquía eclesial sobre este asunto quede claro para evitar confusiones y que use los medios de información para decirle a los feligreses cuál es su postura sobre temas tan delicados.

Leer el resto de la entrada »

, , , ,

No hay Comentarios

Irresponsabilidad

movil0032.jpgRecuerdo que el año pasado, un miércoles después del grupo juvenil de la parroquia, me dirigía a una tienda, de esas que hoy están de moda y hay una en cada esquina, para comprar una botella de agua y un café; en eso que me suena el celular, lo vi, no reconocí el número ni estaba inscrito entre mis contactos y contesté. Era un tal licenciado Roberto Ramírez y me llamaba de las oficinas de sorteos y juegos de Boletazo, felicitándome porque mi linea de celular había sido ganadora de $200,000.00 pesos y una camioneta Suburban 2009. Hasta la fecha no había pasado de ganarme un pastel en una rifa y ahora, sin mover un sólo dedo era el flamante ganador de una camioneta del año y esa cantidad de dinero. La realidad es que ni me emocioné, ya intuía a donde iba a parar esa llamada. Dejé hablar al tal licenciado Ramírez que me estaba explicando las normas del sorteo, me dio una serie de números con los cuales confirmaba la autorización de la secretaría de gobernación, me pidió una fecha y hora en la cual estaría yo disponible para que pasara un representante a entregarme los premios a mi casa y después de varias indicaciones más me pidió que anotara unos requisitos que tenia que cumplir: «Comprar dos bebidas de la marca CocaCola, dos productos de Marinela, dos bolsas de botanas de Sabritas y dos tarjetas de tiempo aire para celular Telcel de 500 pesos cada una»; una vez comprados tenia que darle los números de serie de los productos y claro está, los números para recargar de las tarjetas de telcel. Después de todas esas indicaciones me atreví a preguntarle: ¿En que cárcel estas?, y me colgó.

Pudiera ser que no estuviera en ninguna cárcel, pero de que se trataba de una estafa eso lo supe desde que se presentó y me dijo lo que me había ganado. Esa es de las llamadas más inofensivas, pero hay otras más peligrosas; hay quienes llaman presentándose como del banco o de una oficina de gobierno y te piden información de tu familia, nombres de referencia, datos aparentemente comunes, pero uno o dos días después, con esos nombres que ya tienen te vuelven a llamar para decirte que tienen secuestrada a tu hermana o hijo, etc. El problema es que muchas de estas llamadas son de celulares que no sabes de quien son y no hay manera de levantar una denuncia.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , ,

No hay Comentarios

Familia: Pequeña Iglesia

couple.jpgPRISCILA y AQUILA fueron unos esposo que contribuyeron enormemente al crecimiento de la Iglesia en los primeros años del cristianismo. De estos esposos nos hablan tanto el libro de Hechos de los Apóstoles como las Cartas de San Pablo. Ellos vivían en Roma, pero cuando el emperador Claudio decidió expulsar a los judíos que vivían en la capital del imperio, tuvieron que irse a vivir a Corinto. Trabajaban fabricando tiendas de campaña. San Pablo los conoció allí, en Corinto, al comienzo de los años cincuenta. Ellos lo hospedaron al apóstol en su casa y le dieron trabajo. Priscila y Aquila se habían convertido al cristianismo y bautizado en los años 40, en Roma.

Después de Corinto se fueron a vivir a ÉFESO, en el Asia Menor. Allí se encargaron de la educación cristiana de ALEJANDRO APOLO que conocía la fe a medias (Hech 18,25). En su Primera Carta a los Corintios, Pablo envía saludos de parte de Aquila y Priscila junto con la Iglesia que se reúne en su casa (1Cor 16,19).

Esta pareja de esposos desempeñó un papel muy importante en la vida de la Iglesia primitiva: recibían en su casa al grupo de cristianos del lugar, para escuchar la Palabra de Dios y para celebrar la Eucaristía. A esas reuniones se les llamaba «EKKLESÍA», que en griego quiere decir «reunión», «asamblea», «convivencia». De ahí viene la palabra «Iglesia». COMO PODEMOS VER, LA IGLESIA NACIÓ EN LAS CASAS, EN LAS FAMILIAS DE LOS CREYENTES. Antes del siglo III no había templos ni capillas; así que las CASAS DE LAS FAMILIAS ERAN LOS TEMPLOS.

Cuando regresaron a Roma, Aquila y Priscila siguieron trabajando por la Iglesia. San Pablo, en su Carta a los Romanos, los recuerda y les agradece todo aquello que hicieron para defenderlo (Rom 16, 3-5). ¡GRACIAS A LOS ESPOSOS PRISCILA Y AQUILA Y A SU FAMILIA, EL CRISTIANISMO HA LLEGADO A NOSOTROS!.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , ,

No hay Comentarios

Décalogo para jóvenes

jovenes0015.jpgCuando recientemente leí un texto sobre el sentido que los jóvenes dan a la vida, pensé que éstos necesitan un bastón de donde asirse para tener una vida feliz, ordenada y provechosa. No tengo duda que este bastón es Jesucristo. Hoy deseo compartir las reflexiones siguientes, son diez recomendaciones que pudieran hacerse a los jóvenes. Las trato apretadamente por la reducción de este espacio.

El sentido de la responsabilidad es prioritario para conducirse con un orden que les permita a los jóvenes aprovechar el tiempo y realizar sus actividades. Día desaprovechado es un día perdido y más en la época actual en que toda persona tiene un competidor al lado.

El sentido de la verticalidad es el segundo punto y tiene que ver con la honestidad que imprime todo joven a sus actos. En los años de la adolescencia, todos los jóvenes tienen ideales y quieren ser útiles a los demás, hacer cosas y conducirse rectamente.

El sentido del dinamismo y la iniciativa personal es el tercer aspecto que puede considerar todo joven. Con esto quiero decir que, al asomarse a la vida, deben ellos entusiasmarse y trabajar con entrega, dando un esfuerzo extra en todas las situaciones.

El sentido de competitividad. El joven tiene que prepararse para vivir en un mundo cada vez más competitivo. Mientras un joven se la pasa absorto o en la diversión desenfrenada, otro competidor suyo está dándole duro a la capacitación. Esta es una realidad que no podemos negar.

Leer el resto de la entrada »

, , , , ,

No hay Comentarios

¿Tenemos un Dios culpable?

violencia001.jpgEl Sr. Ricardo creció alejado de la vida cristiana porque sus padres no se preocuparon mucho de la educación de su fe, desgraciadamente sus abuelitos no vivían, de lo contrario ellos le hubieran ayudado. Es católico pero como se dice comúnmente, no practicante. Sus padres lo obligaron a ir al catecismo por algún tiempo, hizo su primera comunión y hasta la fecha no ha hecho la segunda. Creció sin conocer a Dios y por eso ahora no lo entiende. «Dios no existe porque permite tantos muertos y decapitados por el narco, que les ate las manos, que los paralice a una silla de ruedas para que no sigan matando; tanta gente que sufre y Dios no hace nada, me late que no existe»; esta era la queja típica de don Ricardo hasta hace unos meses antes del terremoto de Haití, cuando reafirmó sus teorías al ver sufrir a tanta gente pobre. Cada vez que se tocaba el tema entre sus amigos y conocidos sacaba siempre a relucir su teoría sobre la no existencia de Dios porque permitía tanto mal en el mundo.

En cierta ocasión, mientras se encontraba acaloradamente discutiendo con su compadre Juan, que era un poco más practicante de su fe, lo interrumpió molesta su comadre, prima y amiga íntima de su esposa: «Si, que Dios les paralice las manos a todos esos que matan, que violan, que roban, pero usted compadre seria uno de esos que tendríamos en silla de ruedas, o que no recuerda que todo barrio se entero de como engañaba a mi comadre con esas viejas de la vida alegre; tantas mentiras que dijo, me hubiera gustado ver como bajaba fuego del cielo, así como usted quiere para los demás, y le quemara la boca. Dios debería empezar con usted, todas sus sugerencias y quien sabe como lo tendríamos ya de mutilado». Don Ricardo se quedó callado, se levantó del asiento y se fue a su casa. Después de aquel día ya no lucia tanto sus teorías de la culpabilidad de Dios.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , ,

No hay Comentarios

No hemos pescado nada

joven0012.jpgNo sé quien ha dicho que la enfermedad mortal de nuestro tiempo no es el sida o el cáncer, sino la obsesión por el éxito. La cultura actual fomenta el éxito material y propone como modelos a seguir a quienes han triunfado en el mundo de las finanzas, del deporte y del espectáculo. Por ello, hemos crecido con la ilusión de que es posible vivir los años de nuestra existencia sin ser golpeados por el fracaso. Se nos ha enseñado -y hemos aprendido bien la lección- a huir del fracaso, a negarlo y a temerle. En esta sociedad de «triunfadores», el fracaso nos margina, nos señala con el dedo acusador, hace que nos rechacen los demás y que nos rechacemos a nosotros mismos. El fracaso laboral, escolar, matrimonial, etc. es la fuente de nuestros mayores sufrimientos.

Tememos y rechazamos el fracaso y, sin embargo, todo el camino de nuestra vida está empedrado de fracasos: el plato quebrado que incompletó la finísima vajilla de Meissen (Alemania) o de Puebla, el examen reprobado, el noviazgo terminado, el matrimonio deshecho, la quiebra del negocio…

Son muchas las causas del fracaso. A veces, los culpables del fallo son las circunstancias y los fenómenos naturales: un terremoto, una grave devaluación, una enfermedad, un accidente. Con frecuencia notable, la causa está del interior de las personas: la imprudencia, el desconocimiento de las propias fuerzas y posibilidades; también la envidia, el egoísmo y el odio.

Hay fracasos que no afectan profundamente nuestra persona. Ninguna persona normal se hunde en la depresión el resto de su vida por no haberse sacado el premio de la rifa del Seminario o porque se le quemó la comida. Pero, hay fracasos que afectan hondamente y que dejan su marca, a veces para siempre, en nuestro ser. Por ejemplo: haber estudiado día y noche para el examen y resultar reprobado. Haberse entregado en cuerpo y alma a la tarea de construir un buen matrimonio y una estupenda familia y luego ver destruido tanto esfuerzo a causa del adulterio del marido o de la esposa. Trabajar con responsabilidad, honestidad e ilusión, para que luego, el jefe te diga que estás despedido, porque no estaban haciendo bien tu trabajo. Habías amado con sinceridad e intensidad a tu novia y ella, sin decir agua va, te ha dejado por otro. Ustedes, lectores, pueden agregar más casos a esta interminable lista de graves derrotas.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , ,

No hay Comentarios

La píldora

pildora.jpgNo sólo en nuestro país, sino en el resto del mundo desarrollado, se ha desatado una polémica que llama la atención porque tienen que ver con la salud humana: el uso de la píldora del día después, que es esencialmente abortiva según estudios científicos y que es usada ampliamente por adolescentes que no están enterados de las consecuencias que conlleva su uso. Ellos, simplemente, la toman y están felices de que ello evite, al menos en el papel, el embarazo no deseado. Pero, ¿qué hay con lo de su efectividad? ¿Tiene su uso implicaciones morales o riesgos para la vida?

Los laboratorios, que están en su negocio de vender, saben que tienen un mercado inmenso en sus manos, como todo negocio que tenga que ver con el sexo. Aquellos difunden que la píldora del día después impide la concepción de un nuevo ser y no advierten de los efectos secundarios que produce su ingesta.

Estudios científicos, decía, han comprobado que este medicamento es abortivo y que en consecuencia atenta contra la vida. El asunto es sencillo: si la píldora se toma a partir de las 12 horas de efectuado el acto sexual hace que no se de la fecundación, pero si se toma a partir de las 24 horas el óvulo ya está fecundado y por lo tanto ya hay un cigoto en el útero: en este caso, la píldora impide la fijación del óvulo en la pared del útero materno. «Si la píldora se consume pasadas las 72 horas del acto sexual, se crean unas condiciones inhóspitas para que no se implante en el endometrio y acabe siendo expulsado en la menstruación».

Leer el resto de la entrada »

, , , , ,

No hay Comentarios

Premiando lo bueno

gramm.jpgEn mi época de estudiante en el Seminario de Colima, recuerdo haber ido por algunos meses al centro de rehabilitación para menores, donde los fines de semana nos internábamos ahí, con nuestros materiales de pastoral y una guitarra, a dar temas y orientación a los muchachos que por drogas, robo u otro delito se encontraban en ese lugar. Siempre había una sección en la que cantábamos cantos juveniles religiosos y alguno que otro no tanto; a los muchachos les gustaba mucho que interpretara un tema del conocido grupo de rock Maná llamado «La puerta azul», canción que habla de las drogas y que invita principalmente a no caer en ellas. Pero en realidad me desconcertó tanto que la pidieran con mucha insistencia, cada semana terminaba cantándola hasta 5 o 6 veces. Con mi compañero de pastoral en cierta ocasión comentamos el fenómeno y nos preguntábamos si realmente captaban el mensaje de la canción o les gustaba más bien porque hablaba de las drogas y por la experiencia que muchos de esos chicos tenían con ellas.

Los famosos premios Grammy’s fueron creados por una asociación norteamericana llamada «Recording Academy» con la intención de reconocer a los artistas más exitosos y destacados en la industria de la música. Para hacernos una idea, estos premios serían lo equivalente a los «Oscar» en el ámbito del cine. Sin embargo, así como en los premios Oscar se dice que no siempre hay justicia, también en los Grammy’s no siempre se premia lo que debería ser premiado. Este año por ejemplo (Grammy’s 2010), el «Álbum Norteño» se lo ganó el famoso grupo mexicano Los Tigres del Norte, respetable decisión pero quizás no muy acertada por lo que actualmente vivimos en nuestro México. Y en efecto, ese premio desató las críticas en distintos ambientes de nuestro mundo social.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , ,

No hay Comentarios

Respuesta ciudadana

reunion0010.jpgMe llegó en estos días un correo de un amigo; de esos correos que se reenvían con la intención de formar eco en lo que proponen. En lo personal no dedico mucho tiempo a leerlos, y con esto no quisiera que se ofendieran las personas que los mandan, pero en realidad un gran porcentaje de esos envíos pueden ser considerados no necesarios ni indispensables, y otro porcentaje más es basura. Me detuve en este porque decía que se trataba de un periodista extranjero que hablaba sobre México y la opinión extranjera siempre hay que evaluarla.

Quisiera aclarar unos puntos sobre este mensaje: Para empezar no vi en el texto alguna prueba, dirección web o algo que me remitiera a la publicación original de ese artículo ya que en el encabezado dice que se trata de una columna de un periódico extranjero; dicho texto está cargado de malas palabras (no creo que alguna publicación seria se anime a imprimirlo así) y ofensas hacia los mexicanos; la invitación y conclusión del mismo es un poco aventurada y arriesgada (una Guerra Civil en México) aun cuando tenga mucha razón en lo que ahí se dice; no publico aquí sus contenidos porque en realidad se trata de lo mismo que en este espacio se ha ya criticado de nuestra situación social, económica y política, lo cual podría resumir en pocas palabras: corrupción, enriquecimiento ilícito, compadrazgo empresarial, pobreza, indiferencia, partidismo absurdo, política contaminada, etc, etc, etc. Todo eso con lujo de detalle, malas palabras y con la triste realidad de que nosotros somos los culpables, la sociedad en general.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , ,

No hay Comentarios

Ya no tienen vino

casados.jpgDicen que con los años, los seres humanos van perdiendo el entusiasmo por todo aquello que los llenó de ilusión en su juventud. Que llega el día en que uno se vuelve una persona desalentada, víctima del desengaño y de la rutina, y entonces pierden color y sabor el matrimonio, el trabajo, las diversiones, el futuro…  

Además del tiempo y de la edad, carcomen las ilusiones y la alegría de vivir las pérdidas irrecuperables, las experiencias dolorosas de fracaso en la amistad y el amor y las catástrofes naturales. Es cierto que la edad y las circunstancias adversas oscurecen el gozo de la vida y pueden llegar a borrar la sonrisa de los rostros, pero es también cierto que la alegría depende de nuestra libertad. De nosotros, de nuestra libre elección, depende ser felices o desgraciados. Imagino que muchos lectores negarán esta afirmación. ¿Cómo puede depender la alegría de la libre elección de una persona que ha perdido las dos piernas en un pavoroso accidente? ¿Cómo puede decidir ser alegre cuando me han diagnosticado un cáncer terminal? ¿Tiene sentido para quien siempre ha vivido en la miseria tomar la decisión de ser un tipo alegre?

Y a pesar de todo, la alegría depende de mí y de ti. Las circunstancias pueden eclipsar la alegría, pero yo puedo decidir salir de la oscuridad y recuperar la sonrisa, aún cuando ya nada siga siendo igual. Una mujer soltera, ya fallecida, se pasó el tiempo quejándose de los hechos dolorosos de su existencia no la habían dejado vivir. Y no le faltaban razones para quejarse, pues siendo apenas una niña murió su mamá. Cuando estaba a punto de terminar el duelo, murió su papá y se vio obligada a recomenzar el luto. Enseguida, sumados a problemas económicos y enfermedades, murieron en escala, uno tras otro, diversos familiares y así la mujer llegó a los sesenta años, siempre vestida de luto, y con la impresión de no haber gozado de la vida. Nunca fue a fiestas, no viajó a ninguna parte, no pudo hacer ninguna clase de estudios, no se relacionó con la gente de su edad, ni de otras edades, no se casó. En resumidas cuentas, nunca pudo hacer nada de lo soñaba cuando era joven, y cuando llegó a la madurez, cayó en la cuenta de que era demasiado tarde y el sol se estaba ocultando. A esta mujer le faltó liberarse lo suficiente de las cadenas de las circunstancias trágicas de su existencia, para poder vivir, y vivir en la alegría.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , , ,

No hay Comentarios