Archivo etiqueta valores

Orgullo Mexicano

mexican005.jpgNo deberíamos acostumbrarnos al lenguaje bonito e idílico que manejan los medios a la hora de hablar de nuestra realidad mexicana. Con motivo de las grandes celebraciones de la Independencia y Revolución (200 y 100 años) salen en TV y Radio spots que hablan del «Orgullo de ser Mexicano» con una sonrisa enorme en los labios y el pecho bien hinchado. «Eres tantas cosas (positivas siempre), eres México…». Estos festejos en toda Latinoamérica estarán marcados, en cada país, por un sinsabor distinto y especial de acuerdo a las circunstancias. En México no nos dan mucho margen a la alegría y regocijo que podríamos tener si al menos no estuviéramos tan mal. Quiero ir mas allá del mero pesimismo, podemos celebrar con luces, bengalas, gritos, música, etc., dejando de lado este lenguaje de que somos un país mediocre y olvidándonos por un momento de todo lo que nos hace parecer así. Pero aún metiendo debajo de las cobijas toda la suciedad, apesta.

Las comparaciones siempre son nefastas pero nos ayudan palpar un poco el estado de la cuestión. En los chistes clásicos se ensalza siempre el trabajo de los cuerpos policiacos de otros países, se hace chiste de los medios y recursos que cada uno de ellos tiene y la verdad es que cuando todavía no se nos cuenta en la broma lo que sucede con nuestros compatriotas que trabajan en esos servicios ya nos lo estamos imaginando precisamente porque lo vemos en la realidad. Sin irnos demasiado lejos, en estos últimos días hemos visto como se le ha manchado un poco la campaña de su candidatura presidencial al Señor Peña Nieto por el nefasto desempeño de su ex-procurador General de Justicia, Alberto Bazbaz, que después de declarar como accidente el caso de la niña Paulette se vio obligado a renunciar. Demasiados cabos sueltos, preguntas sin respuestas, etc., y deciden declararlo como accidente. ¿Algún día nuestras televisoras harán series sobre el desempeño de los cuerpos policíacos, mostrando toda su capacidad de investigación? Ya nos daríamos por bien servidos con que se atendieran bien todas las demandas que se hacen y no se les dieran los clásicos carpetazos. En medio de la actual lucha contra la delincuencia organizada, se ha destapado demasiado la corrupción que existe en nuestros organismos del orden, las causas son innumerables (principalmente el dinero), pero la imagen del policía que comúnmente se le quiere hacer ver a los niños en los sistemas educativos se ha perdido por completo. Ya no es el héroe y con frecuencia hasta ellos mismos nos causan más miedo que los delincuentes (con todo respeto a los que si han dado su vida honestamente en este trabajo).

Leer el resto de la entrada »

, , , , , ,

No hay Comentarios

Fiesta Parroquial

parroq.jpgEstamos de fiesta en la parroquia y no porque celebremos alguna de las fechas que la Iglesia ha fijado para conmemorar a algún santo o santa o algún otro acontecimiento en particular. Estamos jubilosos, celebrando que nuestros pastores Crispín y Gerardo, cumplen años en el servicio a Dios y al prójimo. Treinta años los cumple el Padre Crispín y ocho el muy joven Padre Gerardo. A ambos, que siempre lucen joviales y activos, les deseo que cumplan más aniversarios en el servicio a la Iglesia de Dios; ojalá y que los fieles de esta parroquia sigamos gozando de su sabiduría y de su gran calidad humana.  

Debemos estar muy contentos porque la dirección de esta demarcación es acertada, hay una agenda de trabajo para todos los días que solamente puede cumplirse si nuestros sacerdotes están en óptimas condiciones físicas. Todo mundo encuentra aquí una gran variedad de servicios eclesiales, de confesión, bautizos, primeras comuniones, celebración de matrimonios, misas de difuntos, grupos bíblicos en funciones, la explicación de la Palabra y, en fin, una dinámica que muestra el nivel del compromiso que la jerarquía eclesial tiene con todos.

El Padre Crispín y el Padre Gerardo son, pues, sacerdotes de lujo en nuestra parroquia y juntos son un gran equipo de trabajo. Esto se nota rápidamente. La Palabra de Dios que ellos esparcen todos los días, es una semilla que se queda en los corazones de cada uno. Las homilías, que son fundamentales para comprender mejor qué es lo que Dios quiere de nosotros, son por igual un gran regalo que el Señor nos hace llegar para que las hagamos vida y para apreciar las obligaciones que tenemos como cristianos convencidos.

Todo sacerdote ha de ser coherente en su vida ministerial. El Papa Benedicto XVI exhortó recientemente a los servidores de Cristo en el mundo a vivir en forma coherente con el sacramento recibido y examinó la generosidad con la que se entregan todos ellos para servir a Dios. Ellos son, sin duda, ejemplo para el mundo porque viven su vocación, dijo el Papa, como un don gratuito de la misericordia de Dios, con sentido de reconocimiento, amor y alegría. Los sacerdotes, además, deben enfrentar las dificultades con serenidad del espíritu, con sabiduría y entregar su vida a los demás, especialmente a los pobres, en los que está Jesucristo. Y claro, porque hace mucha falta, pidió el Papa que recemos para que nuestros sacerdotes sigan entregándose con fidelidad a la misión que se les ha confiado.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , ,

No hay Comentarios

Cuestión de valores

nicomp.jpgPor Internet está circulando un correo con una grabación de una niña alemana de nueve años de edad, donde habla vía telefónica a una empresa que se dedica a la demolición de edificios en la ciudad donde vive. Lo que me llamó la atención es la forma en que promueven dicho correo para engancharte con el fin de que lo veas. Dice: ¡buenísima grabación!

Describiré en términos generales esta famosa grabación. La criatura habla para preguntar si la compañía se dedica a demoler edificios con una esfera de acero, a lo que contestan muy seriamente que sí, y la interrogan para saber qué edificio quiere demoler. La respuesta de la niña es que quiere que derriben su escuela. En ese momento se empiezan a escuchar risas del otro lado de la línea, la niña se extraña y les pregunta por qué se ríen. No le responden y ella, muy seria, continúa con su solicitud. Los vuelve a interrogar acerca de si realmente pueden demoler su escuela y especifica que quiere que la derriben, pero con los maestros dentro del edificio, ya que éstos le dejan tarea para el fin de semana. Continúan las risas hasta que cortan la comunicación.

Para mucha gente, esto suena gracioso, dado que la solicitante es una niña de apenas nueve años de edad. En lo personal, no me pareció nada gracioso, antes bien preocupante, puesto que si a esa edad algunos niños tienen esos pensamientos, cuando crezcan y lleguen a la edad difícil de la pubertad, no hablarán a una empresa para demoliciones. Ellos, como ya ha sucedido, tomarán un arma y balearán a sus maestros y compañeros de escuela.

Leer el resto de la entrada »

, , , ,

No hay Comentarios

Humanismo y Cristianismo

movie001.jpgEn el 2005 se produjo una película en el Reino Unido y Alemania llamada «Shooting dogs» (Disparando a perros). Esta película de género dramático, basada en hechos reales, narra la historia de un joven Inglés, Joe Connor (Hugh Dancy), que después de la Universidad decide aventurarse al África con el fin de ayudar en una escuela en Ruanda dando clases. Dicha escuela es dirigida por un padre, Christopher (John Hurt) y juntos viven el drama de las guerras étnicas que se dan en esos lugares. La escuela se convierte en un refugio para muchos de los ruandeses que escapan del genocidio. Pero el momento de ser atacados ahí mismo era inminente. El punto medular de la película al que yo quiero hacer referencia es el momento en el que estos dos personajes se ven enfrentados a decidir si retirarse del lugar junto con las cobardes tropas de la ONU que no quisieron defender a los refugiados o quedarse y arriesgarse a morir con ellos. No quiero contarles el final porque quizás les pongamos ese film en alguna de las ocasiones que aquí hacemos cineforum o para que tengan la oportunidad de verla. La pregunta es quedarse con esa gente o no, cual de los dos personajes se portó como un cristiano. En eso se diferencia el Cristianismo del Humanismo. El humanista da, pero el cristiano se da.

Hoy en día podemos ver como muchas personas, artistas, personajes, organizaciones hacen mucha labor humanitaria en lugares necesitados, ya sea por pobreza, guerra o desgracias naturales, y es digna de alabarse su actitud y trabajo, pero son muy pocos los que desinteresadamente arriesgan su propia seguridad y vida en esa acción de ayudar. Recuerdo por ejemplo, en las labores humanitarias que se realizaban en Haití a raíz del terrible terremoto, una de las principales quejas que se daban era que los lugares acondicionados para atender heridos, por la noche no había ni enfermeras ni doctores ni nadie que pudiera suministrar las medicinas o ayudar alguno de los damnificados. La razón la explicaba una joven doctora respondiendo a un reportero que les habían informado de parte del ejercito que por la noche no les garantizaban la seguridad y que debían recluirse a ciertas zonas que si estaban resguardadas. No sucedía lo mismo con los lugares atendidos por monjitas, religiosos o grupos eclesiales.

Leer el resto de la entrada »

, ,

1 Comentario

Perdone Usted

asombro.jpgDe acuerdo con la real academia Española, la palabra perdón proviene del prefijo latino per y del verbo latino donare, que significan respectivamente, «pasar, cruzar, adelante» y «donar, donación, regalo, obsequio, dar».

Esta definición está sujeta a la crítica filosófica. En términos simples, el perdón sólo puede ser considerado por quien lo extiende y la persona objeto de ese regalo, en términos de familiaridad o amistad de los individuos implicados. En algunos contextos puede ser dado sin que el agraviado pida alguna compensación o algo a cambio, con o sin respuesta del ofensor, enterado o no de tal acción, como seria el caso de una persona fallecida, o como forma sicoterapeuta en ausencia del agresor. En términos prácticos, podría ser necesario que el agresor ofrezca una disculpa, restitución o aún el pedir ser perdonado, como reconocimiento de su error, para el conocimiento del agraviado el cual pueda perdonar.

Desde que somos niños, este perdón para muchos es de lo más difícil de pedir, y en algunos casos también cuesta mucho trabajo otorgarlo. Esto se complica más conforme vamos creciendo, ya que el agravio puede ser mayor y por consecuencia el pedir o el dar se dificulta cada vez más. Estas negaciones nos acompañan todo el tiempo y hacen que crezcan los resentimientos y nos aleja de las personas con las que pudiéramos tener una convivencia sana, con el solo hecho de pedir u otorgar el perdón.

Esta falta de convivencia agradable es muy notoria entre algunos hermanos, (desde el tiempo de Caín y Abel) ya que es de todos los días y a todas horas el tener que convivir en un mismo espacio con las mismas personas. Pero donde tiene más repercusión, es en los matrimonios, en los casos donde no se da ni se pide el perdón, ya que se van acumulando una serie de resentimientos y por consiguiente los hijos van aprendiendo esto con el ejemplo de los padres.

Leer el resto de la entrada »

, , , ,

No hay Comentarios

La soledad

joven0035.jpgHoy, el problema de la soledad en hombres y mujeres está creciendo alarmantemente. Causa principal: el individualismo egoísta y el materialismo. Consecuencias: el ser una sola carne, la comunión y el diálogo se han roto. Porque ahora cada quien debe rascarse con sus uñas. Cada quien debe buscar en la vida sus propios apoyos, aquello de dónde agarrarse.

Ese no necesitar del otro, se manifiesta en el aumento del número de solteros que tenemos. Y es que también ha cambiado el concepto, la idea de la soltería. Hoy, un soltero de 40 años ya no es como antes, un «sospechoso de herejía», de inclinaciones inmorales sospechosas. En parte, porque la moral actual ya no reprueba tanto esas inclinaciones, y en parte, porque, como consecuencia, porque la gente ya no sospecha de los solteros; al contrario, los ve con admiración. Nuestros jóvenes tienden a permanecer más tiempo como solteros, para prolongar una etapa de amores sin compromisos, sin frenos.

Pero la juventud está sufriendo una soledad más terrible que la gente madura en edad. Y por lo visto, las mujeres se están organizando mejor en la soledad que los varones y están comprobando bastarse a sí mismas. Hoy, una mujer puede concebir y criar sola a un hijo. De ahí el gran número (en aumento) de mujeres solteras. A pesar de los avances de la ciencia, los hombres todavía no pueden lograr esto (más que en las películas) y esto los hace depender más de las mujeres.

Nuestros niños actuales están viviendo ya desde su tierna edad- la terrible soledad que hace sufrir a los adultos. Ellos pasan una gran cantidad de horas ante la t.v. o Internet. Cuando llegan de la escuela, sus papás no están. Y cuando llegan sus papás se ponen a ver la tv y por tanto, hablan poco con sus hijos. LOS NIÑOS ESTÁN SOLOS. PROBLEMA TREMENDO.

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , , ,

No hay Comentarios

La Vaca

vaca.jpgLeí hace tiempo una metáfora, «la de la vaca», que contiene gran sabiduría. Con este nombre se denomina el libro del doctor Camilo Cruz, expositor en seminarios y congresos en materia de superación personal. Esta noción gustó a los asistentes a un curso de capacitación para el desarrollo empresarial y liderazgo, al cual asistí en el año 2006.

Se cuenta que un hombre entrado en años quiso enseñar a un joven acerca del por qué muchas personas permanecen atadas a un presente mediocre sin desarrollar capacidades y confiadas solamente a recursos que tienen a sus alcance, sin visualizar que pueden hacer más por su suerte y no cambian de actitud a pesar de las dificultades.

Caminando por el campo, ambos encontraron una casa muy vieja donde vivían ocho personas, entre ellas los padres y los abuelos. Éstos tenían una vaca que los alimentaba, aunque cada vez la leche disminuía. Entonces, el hombre viejo sacó un cuchillo y mató a la vaca ante el desconcierto de su joven compañero, que protestó por este hecho tan salvaje. Pero el viejo guardó silencio.

Al paso de los años, los dos pasaron por el mismo lugar y observaron en el lugar de la casa derruida una hacienda de concreto y con corrales donde había muchos animales y movimiento de peones incesante. Al preguntarle a los dueños sobre ese progreso, dijeron que ante la muerte de la vaca habían comprado una semilla que sembraron y luego multiplicaron vendiendo después del fruto de la siembra. Al paso del tiempo, se convirtió la hacienda en una gran productora de grano forraje y leche.

La antigua familia que sólo poseía la vaca, al no contar ya con ella, tuvo que sobrevivir, pero lo hizo no por una convicción interna de sus integrantes, sino por un hecho fortuito y desgraciado para ellos. Cuando se vieron en el infortunio, comenzaron a trabajar fuertemente hasta llegar a la situación de prosperidad que tenían ahora. El viejo preguntó al joven, según el relato: ¿crees tú que si esta familia tuviera una vaca, estaría en esta etapa de progreso? Y agregó: la vaca era su única posesión, pero también la cadena que los mantenía atados a una vida mísera. La vaca significaba para ellos la sensación de poseer algo de valor y no estar en la miseria total, cuando en realidad estaban viviendo en medio de ella.

Leer el resto de la entrada »

, , , ,

No hay Comentarios

Los valores si valen

nino_0023.jpgSe escucha decir a menudo que tal o cual situación ocurre en la sociedad porque la «gente no tiene valores o vive sin valores». Si algún político comete fraude, si alguien asalta a un banco, si alguien asesina a compañeros suyos, secuestra o viola a alguna mujer, si alguien trata mal a su esposa o a sus hijos, de dice por igual que estas conductas obedecen a que las personas viven ausentes de los valores.

¿Qué hacen los valores, por qué es importante que la persona rija su vida por valores? Digamos en principio que una persona con valores tiene nociones correctas sobre la realidad circundante, tiene respeto por los demás, imprime honradez a sus actos, es leal, actúa con sobriedad y capacidad comprensiva hacia sus semejantes, no atropella, no asesina ni viola las leyes, mantiene un sólido espíritu de cooperación con su comunidad y tiene claro su destino.

Por ello, si los valores cumplen estas funciones, es obvio que serán la columna vertebral de una convivencia ordenada y sana entre las personas. Por lo contrario, si hay gente que tiene un conocimiento errado de la realidad, que tranza para avanzar, arrolla a quien se le ponga enfrente, practica la envidia o la tortuosidad en sus actitudes y sus actos son egoístas, el resultado será una comunidad desarmonizada, pragmática, sin futuro y con familias viviendo en el desastre.

Para que las familias sean fuertes se requiere que cada uno, desde el ámbito de sus responsabilidades, aporte lo mejor de sí mismo, lo bueno, para que esa suma se agregue al todo. Para que una sociedad tenga una presencia más decidida y un horizonte prometedor, debe proveerse no sólo de buenas leyes, sino de dirigentes aptos, respetuosos, trabajadores, honestos, que se rijan por valores y practiquen especialmente la justicia y la tolerancia para que las relaciones humanas sean progresistas.

Leer el resto de la entrada »

, ,

No hay Comentarios

“Déjala todavia este año”

pacient.jpgNos ha tocado vivir en una época impaciente. La cultura actual se caracteriza por la aceleración y el deseo de acercar el futuro. Por eso, buscamos resultados inmediatos y el éxito rápido y fácil. La prisa caracteriza nuestra actividad personal y social: comida rápida, fotografías al minuto, estudios de bachillerato en seis meses, información al instante por Internet, recuperación de la forma esbelta en un abrir y cerrar de ojos… Y la paciencia, que camina a paso de tortuga, es entre nosotros una virtud ignorada y también sometida de modo constante a la prueba. Todo lugar y todo momento inclinan a la impaciencia. Resulta un acto heroico mantener la paciencia después de dos horas haciendo fila para ser atendido en la ventanilla, encontrarse atrapado de pronto en un embotellamiento de tráfico, ver como un aprovechado te gana el único espacio de estacionamiento que estabas a punto de ocupar. En casa, la esposa está a punto de perder la paciencia y los estribos por los defectos de su incorregible marido y el marido, a su vez, por el modo de ser tan feo de su esposa. Se impacientan los papás por las imprudencias, terquedades y errores de sus hijos, y éstos pierden la paciencia ante sus papás cada vez más distantes y por su autoritarismo.

Perdemos la paciencia con los compañeros de trabajo, con los clientes, pero también con los amigos, con el novio o la novia, con los seres más queridos y, para colmo de males, con Dios mismo porque no atiende de manera inmediata aquello que le pedimos. Nos impacienta el clima, caluroso o frío. Una mosca o un zancudo son capaces de vencer nuestra paciencia.

Al comenzar su pontificado, el Papa Benedicto XVI dijo que «el mundo es redimido por la paciencia de Dios y destruido por la impaciencia de los hombres». Con estas palabras, además de señalar la impaciencia como una de las graves enfermedades que nos aquejan, el Papa nos llamaba a tomar la vida con paciencia, serenidad, sensatez y dominio de sí, porque como lo advierte- la impaciencia es destructiva. Por lo general, la impaciencia acaba con la armonía y la convivencia familiar, destruye amistades, noviazgos, matrimonios, grupos eclesiales y relaciones internacionales, incluso puede destruir a la persona misma. Debemos ser pacientes con nosotros mismos, si queremos progresar como personas y como discípulos de Cristo.

Todos corremos el riesgo de perder la paciencia en el momento menos pensado. Todos hemos sido impacientes muchas veces. El que se sienta libre de impaciencia que tire la primera piedra. Sin embargo, las caídas en la impaciencia no significan derrota. Siempre, desde que Dios amanece hasta la pérdida en el sueño nocturno, debemos luchar para conservar la paciencia. Como virtud que es, la paciencia tiene que ser cultivada. Hay quienes recurren a técnicas de autodominio para ejercitar y mantener esta virtud. La mayoría de mexicanos conocemos aquella que difundieron los medios de comunicación y consiste en contar hasta diez. Ha sido comprobado que muchas personas explotaron de impaciencia al llegar al número 200. Nadie consigue ser una persona paciente sólo ejercitando técnicas ni mucho menos tomando medicamentos. La paciencia se conquista ejercitando otras virtudes y valores afines como la perseverancia, la fortaleza, la humildad, la tolerancia, la responsabilidad, la generosidad, la esperanza… Si, por ejemplo, soy soberbio o no tolero que me contradigan, perderé fácilmente la paciencia.

Leer el resto de la entrada »

, , , , ,

No hay Comentarios

El amor duele

transfi.jpgEl desamor, la ausencia o la negación del amor, es la causa de los mayores sufrimientos humanos. Porque la alegría más grande que podemos experimentar los seres humanos en esta vida, es amar y ser amados. El desamor duele y abre heridas que, a veces, permanecen abiertas durante toda la vida. La biografía de Cesare Pavese, escritor italiano (1908-1950) es una amarga historia de desamor. Su padre murió de un tumor cerebral. Estando en su lecho de muerte suplicó a su esposa -mujer de carácter dominante y demasiado autoritaria- que le permitiera ver por última vez a una vecina que había sido su amante. Obviamente, la madre de Cesare se negó.

Cesare Pavese vivió una infancia desdichada bajo la influencia de su madre, a la que amaba y odiaba al mismo tiempo. Durante su adolescencia, Cesare experimentó varios pasiones amorosas que terminaron en fracaso. En una ocasión, cuando tenía quince años, esperó durante horas, bajo el frío y la lluvia, a una bailarina de teatro que, ignorando al joven enamorado, huyó de él, saliendo por la puerta de atrás. De este encuentro frustrado consiguió, para colmo de males, una bronquitis crónica. Años más tarde, a mediados de los años treinta se enamoró de «Ella», «La Señorita», «Tina». Pavese nunca se refirió a ella por su nombre completo. Se sabe que ella era estudiante de matemáticas y compañera del comunista Altiero Spinelli. Cesare se enamoró profundamente de esta mujer, hasta el grado de recibir en su casa las cartas que Altiero le mandaba desde la cárcel.

Durante un registro, la policía encontró en casa de Cesare estas cartas y por esta razón fue llevado a la cárcel y después al destierro, en el pueblito calabrés de Brancaleone. En el exilio, Pavese creía que Tina seguía siendo su amada, pero ignoraba que Tina y Altiero se habían convertido en amantes. Escribía cartas al amor de su vida, diciéndole que estaba en el exilio, con gusto, por su causa. Hacia finales de 1935 Cesare dejó de recibir noticias de Tina. El escritor sufrió horrores e impulsado por la necesidad de ver a su amada, solicitó una gracia, que le fue concedida en 1936. Cesare Pavese regresó muy feliz a Turín, en donde sus amigos le informaron que «Ella», Tina, se había casado con otro. Pavese se desplomó en plena calle. A partir de esta experiencia dolorosa, nació en su corazón un sentimiento de desprecio hacia las mujeres. Sin embargo siguió intentando intimar con varias mujeres, sin éxito alguno. A algunas de ellas les propuso matrimonio, pero todas se negaron. Hizo su última tentativa a la americana Constance Dowting quien también lo rechazó. El 27 de agosto de 1950, alquiló una habitación en el hotel Roma de Turín y se suicidó tomando una sobredosis de somníferos mezclados con veneno. Antes, escribió la siguiente nota: «Perdono a todos y a todos pido perdón. No chismorreen demasiado».

Leer el resto de la entrada »

, , , , , , , ,

No hay Comentarios